sábado, 5 de junio de 2010

CONFESIÓN.

















“¿Cómo les voy a creer a la familia que me reclama y a los organismos de Derechos Humanos si nunca hicieron un intento por contactarme? Nunca, y eso que saben dónde vivo, dónde trabajo, saben todo y nunca hicieron nada para acercarse, para preguntarme qué pienso, quién soy, cómo es mi vida. Si dicen que les importo tanto, me podrían haber llamado por teléfono al menos”
Revista Noticias

1- TE ESTÁN BUSCANDO.
2- ASUMISTE TODO.

5 comentarios, viene flojo.:

Raul Gaido dijo...

Las cosas se cuentan solas, solo hay que saber mirar

Ricardo dijo...

A confesión de parte...

Y lo de la "vejación" no fue otra cosa que una opereta de prensa. Estaban listos para victimizarse.

Saludos.

Pía dijo...

Muy triste. Lamentable.

La Condesa Sangrienta dijo...

Es lo mismo que pensé esta mañana cuando lo leí... demasiado triste para ser cierto. Demasiado triste.

Almita dijo...

Es una reflexión esperable de esta persona.
Una negación totalmente esperable, una proyección. Invertilo:
"¿Cómo me va a creer la familia que me reclama y los organismos de Derechos Humanos si nunca hice un intento por contactarme? Nunca, y eso que sé dónde viven, donde trabajan, sé todo, y nunca hice nada para acercarme, para preguntarles qué piensan, quienes son, cómo es su vida. Si a mi me importaran, los podría haber llamado por teléfono al menos”

Publicar un comentario