jueves, 4 de febrero de 2016

BOSSIO AL BAILANDO





Algunas cositas que se me ocurren, "escribiendo en voz alta", el posteo más sincero del mundo:


1- El movimiento plazista compañero resiliente empieza hoy a convertirse en una agrupación, vía convocatoria de Cerruti. La idea es crear una suerte de "Podemos". Algunos estarán de acuerdo, otros no y seguirán planeando armar un RCA potente y poderoso por fuera de las estructuras de aquellos y aquellas que ya participaron en procesos eleccionarios y perdieron a lo loco.
Se van a abrir dos caminos de esa voluntad que nació con veganeadas como "Amor Sí, Macri No" y otros grandes éxitos de la apolítica, o de la política sin nombre (El Candidato es el Proyecto (?) ) y todas esas cosas inventadas para no asumir que es Cristina o mierda. Como dijo el General en su momento "Primero la Patria, luego el Movimiento, y luego los hombres", toda vez que ese hombre sea él o esa mujer sea Cristina.
Así son los inviernos en cualquier lugar del mundo. Fríos, largos y con poca ropa.
Entonces uno será el "Podemos" (ojalá podamos) y el otro será un disfraz que rápidamente se va a convertir en alguna agrupación que ya venía, ora Nuevo Encuentro, ora La Cámpora, ora cualquier otra.
La mini rencilla seguro de excelentes resultados y la formación de nuevas figuras políticas.
En 2022.
2- El PJ puro y duro, si lo encabeza el Coki, es como un FPV disfrazado de peronismo puro. Yo querría que sea así, pero un PJ sin todos los hampones que hoy se dicen peronistas pero son PJ (no sea mono y comprenda que no es lo mismo el PJ que el peronismo porque el peronismo se hace), es un FPV y entonces ese PJ al que no queremos se constituye en otra cosa, como fue todos éstos años. Y ahí se van intendentes, armadores, operadores, lobbistas, gobernadores, concejales y otras salsas. Vuelve la rencilla y todo queda igual que hoy, donde Julio Bárbaro sigue presentándose como "dirigente" pero no sabemos bien a quién dirige ese hermoso dinosaurio del tren fantasma. El camino, aunque nos duela, es estar a la testa del PJ, provocando con acción que el PJ sea Perón. Alto versito. El que me salió, digo, no que es un verso. Che.


3- Si Parrilli en la reunión del PJ dice que el único problema es que la elección la ganó Magnetto (quedate quieto) y que hicimos una gran elección, o estamos en el fondo del mar y este es el limbo o nos están tomando por boludos, como diría el gracioso operador y mago del histrionismo Roberto Navarro que a veces va para un lado (los domingos) y a veces va para otro (durante la semana). Cualquiera de las dos opciones demuestra una negación de la realidad papanuélica: hemos sido derrotados en las elecciones y ni a Scioli lo siguen todos los que lo votaron ni a Macri lo mismo.
"La gente" salió a favor de "el proyecto" o en contra de "el proyecto". Y "el proyecto" puede no gustarle a todo el mundo, o puede gustarle el proyecto pero no las enormes cagadas que nos mandamos que en la mayoría de los casos tiene que ver con lo odiosos y cancheros que fuimos, en casos que no era tan necesario ser un pistola bárbaro. ¿Aprendimos? No. Parrili dice eso, y Moreno dice que el error de su mandato fue que un día no hubo aceite.
¿Tenés frío? Abrigate ameu. Yo sigo escribiendo como si tuviera alguna posta, así que aprender no ha aprendido naides.


4- Este "durante" va a ser larguísimo. La agenda la va a marcar el gobierno, del mismo modo que la marcamos nosotros durante tanto tiempo y por ahora lo que vemos es la misma inacción pasiva y el mismo modo de operar de enero cuando "nos estamos preparando para volver": la nada total, el apoyo de algunos pocos buenos válidos y el silencio de la mayoría.
Imaginate que una marcha por los despedidos o cesanteados sea encabezada por los diputados y senadores brazo con brazo al frente y una bandera grande "allA" Nisman con una consigna clara.


5- Nos enojamos más con Macri que gobierna como sabíamos que lo haría que con los nuestros que actúan como jamás imaginamos que lo harían. Probaría invertir esa carga: el adversario es clarísimo en su objetivo y su acción. Nosotros somos una ensalada y seguimos en la jugarreta de decir que cuando nos peleamos nos estamos reproduciendo y todo un montón de frases que si las pensamos un rato en el aquí y ahora, no tienen más sentido que el del sosiego personal que nos haga los días un poco menos hijos de puta. Pero no es así. Los días serán hijos de puta y no podemos seguir mirando para otro lado pensando que "ya vas a ver".


6- Muchos militantes no tenemos la más remota idea de cómo caminar un barrio sin programas del Estado, aparato o apoyo ministerial x o y. Pero los barrios siguen ahí con las mismas penurias que el año pasado (y que durante doce hermosos años). Pídale a su referente amigo que empiece a mover el orto, porque los barrios no pueden esperar como nosotros esperamos. Los barrios siempre esperaron, esperaron aún con nosotros presentes ahí, esperaron y van a seguir esperando y van a seguir perdiendo y van a seguir teniendo razón cuando dicen que es mentira. Vuelva al barrio, a cualquier barrio. Cuide a los chicos y chicas, ellos no tienen la culpa del terror. Haga una copa de leche, genere recreación, explique los derechos que tienen los seres humanos, brinde atención, apoyo, acompañe, esté ahí en el barro del barrio borrado porque ahora es cuando más más más más te necesitan. Genere acciones en conjunto con los vecinos, acciones reales, de espacio público, cosas concretas, tangibles, "tocables", mejorele la vida a esos y esas que gane quien gane van a estar o un poquito mejor o mucho peor, pero que nacieron mal y siguen mal. Interactúe con los niños y las niñas, dialogue con los vecinos y las vecinas, genere compañerismo y apoyo entre ellos, proponga actividades mixtas entre varones y mujeres, rompa la cultura preestablecida siempre bajo la orden y el mando del barrio, jamás sobre ellos. Usted no la tiene tan clara ni ellos son idiotas. Y si del barrio lo expulsan, váyase a su casa. Empiece hoy, la semana que viene es tarde.



7- Pídale al que tenga para los que no tengan. Dinero, manos o cosas. El que tiene es usted, yo, los nosotros tan blanquitos y algo gorditos. Otros y otras tienen mucho más: a por ellos, a por ellos, a por ellos. No existe no poder hacer nada. Es MENTIRA.



viernes, 29 de enero de 2016

NO TE ROMPAS

No te rompas ni si te despiden.
No te rompas ni si te persiguen.
No te rompas ni si te maltratan.
No te rompas.

Que no te rompa el escarnio público.
Que no te rompa lo que te quieren hacer creer de vos mismo.
Que no te rompa el miedo.
Que no te rompa NADA.

No dejes que te conviertan en lo que no sos.
No dejes que escondan lo que en realidad sos.
No dejes que el pánico se coma al amor.
No te dejes.

No permitas que te mientan sobre vos misma.
No permitas que te pase por arriba la pena.
No permitas que te ahogue la desesperación.
No permitas lo que nunca permitiste.

Se paciente porque en la paciencia está la vuelta.
Se paciente porque en la esperanza está la posta.
Se paciente aunque tu heladera esté impaciente.
Se paciente aunque no tengas ninguna enfermedad.

Que no te borren la cara, la historia, la alegría.
Que no te borren la mirada.
Que no te borren lo que supimos conseguir.
Que no borren lo que vos hiciste con vos.

Cuidá a los niños y las niñas.
Cuidá a los viejos y las viejas.
Cuidá a tu memoria.
Cuidá lo feliz que fuiste.

No dejes que se rompa tu alma.
No dejes que se rompa tu tesón.
No dejes que se rompa tu amor.
No dejes que se rompa tu pasión.

Refugiate en tus amigos, tu familia, tus compañeros y compañeras.
Refugiate en la militancia, en acercarte a los que están peor que vos, siempre.
Refugiate en el refugio moral, ético, político, social y emocional que construiste.
Es un castillo, un enorme castillo, un castillo de roca y sangre y es tu castillo.

Organizate en tu enorno.
Organizate en tu barrio.
Organizá tu cariño y todas las cosas buenas.
Organizá tu semana con islas que te permitan sonreir.

Escuchá tus mejores discos.
Escuchá a tus vecinos.
Escuchá a la gente en la calle, lo que anda diciendo.
Escuchá a los que no piensan como vos.

No desesperes , aunque suene desesperante, se puede.
No desesperes, aunque te desespere saber qué va a pasar el mes que viene.
No desesperes, ni que estés tirado en el suelo.
No desesperes porque todavía quedás vos y los tuyos y tuyas.

Gritá, cantá, corré, jugá.
Saltá, bailá, abrazá, besá.
Amá, cogé, cociná, bebé.
Leé, escribí, filmá, sacá fotos.

No permitas que se metan adentro de tu cabeza.
No permitas que se metan adentro de tu pecho.
No permitas que se metan adentro de tu historia.
No permitas que se metan en tu noche, tus sueños y tus pesadillas.

Explicale al que se ríe de vos, que vos sos igual que él.
Explicale a la que te dice que te jodas, que sos igual que ella.
Explicale al que te quiere explicar a vos sobre tu dolor, que tu dolor es tuyo.
Explicale a los demás que ellos son vos y vos sos ellos y ellas.

Caminá, salí a la calle, andá a visitar a gente que no ves hace mucho.
Recorré tu pasado cara a cara, ese pasado lejano.
Revisá tus fotos, tus juguetes, tu ropa vieja, tu historia anterior.
Encontrate con vos y no esperes más.

No dejes que te ganen el cerebro inyectándote causas y motivos para el dolor.
No dejes que te ganen las manos para aplaudir la tristeza.
No dejes que te moderen tu comodidad para que encuentres razones a la pena.
No te dejes.

Andá a ver bandas, mirá películas, desconectá sin desenchufarte.
Date un gusto, comé con amigos, saludá a tu vecino.
Acariciá a tus animales, y encontrate con tu propio animal.
Disfrutá todo lo que se pueda disfrutar.

No creas que estuvo mal haber hecho todo lo que hiciste, si no estuvo mal.
No creas que estuvo mal ser todo lo que fuiste, si no estuvo mal.
No creas que estuvo mal todo lo que diste, si no estuvo mal.
No creas que estuvo mal toda la causa que abrazaste, si no estuvo mal.

No permitas que te hagan creer que éste es un país de mierda.
No permitas que te hagan creer que éste es un país de chantas.
No permitas que te hagan creer que éste es un país de garcas.
No permitas que este país deje de ser tu país.

No te quiebres, no te calles, no te escondas.
No llores, otros te necesitan.
No te duermas, otras te quieren despierto.
No dejes que te alquilen la moral.

Organizate, juntate con gente: no estás solo.
Pensate, crea, tené ideas: no estás sola.
Luchá, sin violencia, sin estar enojado o enojada.
No nos cansemos, no nos gastemos, no nos rompamos.

Vamos a volver.
Vas a volver.
Tarde o temprano vamos a ganar.
Tarde o temprano no vas a tener que esforzarte para estar feliz.

Lo que fuimos, lo que seremos.
Lo que nos quieren hacer esconder que somos.
Lo que no quieren que seamos.
Es por eso por lo que están yendo.

Y nunca ganan los malos.
Nunca.
Nunca más.


martes, 19 de enero de 2016

análisis, diagnóstico y propuestas para la construcción de poder popular

Este texto no pretende ser una verdad revelada ni un iluminismo que tenga que ver con nada más que decir algunas cosas en "letra alta" y finalmente, comenzar el largo camino de la reconstrucción.
Es, nada más, que una opinión vertida por mí.





Mucho se habló y se habla, mientras lamemos nuestras heridas, (las de la derrota), acerca de los motivos que nos llevaron a esta instancia.
Pues bien: mi análisis es el siguiente y es el por qué perdimos a mi humilde entender.

- Jamás se pensó en ganar. Cuando Sergio Massa sepultó la chance de una re-reelección y el pueblo nos dio la espalda, fuimos directamente a una entropía que derivó en el caos de 2015. Ese caos, fue inventar un supuesto candidato puro como Florencio Randazzo que jamás fue tal cosa, para condicionar a un candidato no puro pero popular, como Daniel Scioli. Ese condicionamiento, realizado por el propio pre candidato, la Presidenta, compañeros y compañeras y los medios "amigos" terminaron por erosionar no sólo la candidatura, sino al propio Daniel Scioli, que trabajó tres cuartas partes del año en demostrar que lo que decía el pre candidato, la Presidenta, compañeros y compañeras y los medios "amigos", era falso. Cuando logró demostrarlo, se optó por el pre candidato menos puro, ya ultra condicionado y encadenado al kirchnerismo puro y duro. El kirchnerismo puro y duro es algo que sólo pudo hacer Néstor y sólo pudo hacer Cristina, y nadie más podría hacerlo, al menos de momento, y obviando que gran parte de la sociedad, justamente votó contra el kirchnerismo, y no contra Daniel Scioli. Otro amplio sector votó contra todo lo popular. Otro contra todo lo peronista. Otro contra Daniel Scioli: La Plata no fue gratis y los servicios públicos funcionando de manera muy deficiente también tuvo su considerable costo.
El objetivo de "no pensar en ganar" fue una estrategia que apuntó a un clamor popular de desorden para que venga un ordenador: desconfiando de Daniel Scioli, el "escarmiento" para el pueblo por "no saber elegir" sería el punto medio previo al clamor. De esa instancia se desprende el "esperar a marzo" y la falta de rumbo concreto y carencia de conducción de la hora. De ello se desprenden también las voluntades desordenadas de los compañeros en funciones que se lanzan a diferentes convocatorias con mayor o menor éxito, entendiendo hoy al éxito como cantidad de espectadores en una charla abierta, una marcha, o una mateada. No mucho más que eso. Contener para evitar la dispersión sería la estrategia de la hora.
A mi entender, la intención de "no pensar en ganar" guarda un objetivo a muy largo plazo (como fue el kirchnerismo): un retorno en un caballo blanco que haga que jamás vuelva a haber en el país la posibilidad de que triunfen las derechas.
Esta intención, en mi opinión, es una falacia si fuera cierta. Por que pasamos por una dictadura salvaje y asesina, y la derecha, el capitalismo y el liberalismo triunfó nuevamente enmascarando su objetivo en una efectiva y poderosa herramienta de marketing, marketing del que carecimos tomándolo como mala palabra, cuando podríamos haber comunicado absolutamente todo lo que hicimos de mejor manera, para llegar a esos que no nos eligieron, que en el diferencial global de una elección nacional fueron muy pocos, apenas menos de un millón de personas, aproximadamente.


Luego:
- Diagnóstico. En este momento nos encontramos frente al ataque masivo de todas las políticas de derecha y liberales que triunfaron en la elección. Lo que están haciendo se asemeja bastante a lo que dijeron que harían, entendiendo que cuando lo plantearon fue suavizado y muchas personas votaron esperando que haga el Gobierno lo que está haciendo y otros lo votaron pensando que el objetivo del ataque masivo sería siempre "el kirchnerismo", sin comprender que esa mitad del país es "el kirchnerismo" y sin comprender que las medidas económicas no revisan los Facebook de las personas para ver si son o no kirchneristas, y que las medidas económicas regresivas no preguntan por los votos: la democracia es y seguirá siendo la mejor herramienta, pero es un compendio de errores con escasa representatividad real de los deseos de la población. El verdadero poder, desde que se acuñó la primera moneda como fiducia tramposa, lo tiene el dinero, en cualquier lugar del mundo y los dueños del dinero son los dueños del verdadero poder. No hablamos aquí de escandalosas sumas de millones de dólares en cuentas bancarias con orígenes espurios o no legítimos. Hablamos aquí del poder real del dinero, el que maneja los hilos del planeta, el que requiere de una enorme cantidad de pobres para poder hacer funcionar al Capital como ente ordenador de la vida de todas las personas, sus sueños, sus deseos y su progreso o fracaso.
Con éste diagnóstico en el que nos encontramos con el avance del capital sobre el bienestar del pueblo, el único objetivo a corto y mediano plazo, es la construcción de poder popular que nada tiene que ver con la violencia o los actos enmarcados por fuera de la otra falacia, que es la justicia de los hombres: siempre falible, siempre ajustada a derecho de otros hombres con más poder, siempre aplicada de acuerdo a interpretaciones personalísimas y sujeta a los designios del poder de turno.
La construcción de poder debe ser por dentro del marco legal, por dentro de la institución, con un fuerte apoyo popular, piedra fundamental y primaria para que el poder sea nominalmente del pueblo y representativamente de aquellos hombres y mujeres dispuestos a dar todos sus días por el bien común y la felicidad de las mayorías.


Finalmente:
- Propuestas. 
Es el momento de las asambleas permanentes y el orden general democrático de las bases trabajando en conjunto con la dirigencia que esté dispuesta a interactuar y compartir opiniones y asumir fracasos. Mientras realizamos variadas marchas semanales, el desgaste es enorme, el peso específico y de agente de cambio de las mismas se diluye en el día a día, y miles de compañeros y compañeras pierden su trabajo. Al perder su trabajo pierden su moral y amor propio, y nada peor que un compatriota sin moral y sin amor propio: ese es el nido de los actos de arrojo y locura en el que pierden la vida los pobres, o pierden la libertad los luchadores.

- Organizarse barrialmente para la subsistencia, aún sonando apocalíptico, es lo que a mi humilde entender deberíamos estar haciendo en éste preciso instante. La organización no es únicamente para el debate o para saber a qué hora y cómo vamos a la marcha que decidamos, sino que la organización, en la urgencia de la carencia de la fiducia, debe ser, hoy, el alimento, la utilidad y el inflamamiento moral que nos permitirá recuperar espacios y poder popular de aquí a dos años.

- Organizarse económica y prácticamente para hacer compras en lugares como el Mercado Central y ofrecerle tal cosa al lugar donde estén nuestros espacios de militancia.

- Organizarse para conocer el alcance legal o no de cada medida que se toma para reconocer y conocer nuestros derechos como ciudadanos.

- Asesorarse legalmente con doctores de la ley que se aboquen y entreguen a la causa.

- Evitar bravuconadas y exceso de ego y personalismos; escuchar más, dialogar más, entender que el que no piensa como nosotros y nosotras no está necesariamente equivocado, no es necesariamente un enemigo, no es necesariamente malo. Entender que somos falibles, que nos equivocamos y que cuando tenemos razón, la razón se tiene de manera humilde.
El Arte de la Guerra es una herramienta gloriosa cuando se tienen soldados y cierto poder, pero El Arte de la Paz es una herramienta que en la paz y desde allí, construye al elemento necesario para poder construir de manera unida y organizada: uno mismo.

(Click en el texto azul para bajar cada libro).

- Lograr que los niños y las niñas no pierdan la felicidad y morigerar el sufrimiento y el dolor de los más excluidos, seguros pagadores urgentes de una crisis que se avecina más temprano que tarde, puesto que los niños y las niñas de una nación son los que forjarán los destinos históricos de la Patria.
Los niños y las niñas deben ser protegidos frente a cualquier embate, cuidados, corridos del eje de la lucha. Los niños y las niñas merecen ser felices, tener su alimento, salud y escolaridad, porque en ellos y ellas está la semilla que mañana nos hará mejores. Perder de vista el valor intrínseco de la niñez como agente de cambio real del futuro es perder el amor por la bandera. Todos debemos obrar como padres y madres de ellos y ellas, con meriendas, con recreación, con valores, con compañerismo, con amor y con igualdad. Ellos y ellas, los niños y las niñas, son quienes asegurarán o no un futuro a largo plazo en el que triunfe la paz sobre la guerra, el amor sobre el odio, la justicia sobre la injusticia, la equidad sobre la desigualdad.

jueves, 14 de enero de 2016

lo que queremos

Queremos que nuestros queridos compañeros y compañeras representantes ungidos por el voto popular y de confianza que le dimos en una sana democracia a la que militamos dejando absolutamente todo, hagan algo más que posteos.
Queremos que ellos nos digan qué podrían hacer, haciéndolo y contando con nosotros y nosotras.

Quizás pueda salir de nosotros y nosotras, las bases de la política, una propuesta, aún entendiendo que no estaría siendo el mejor camino.

Queremos que nuestros representantes no nos digan que hay que esperar o que ya vamos a ver o que nos comenten la realidad que estamos padeciendo: queremos que actúen en consecuencia y sabemos que hay muchos mecanismos para pasar de la declaración a la acción legítima, institucional, política y legal.

Esto es lo que creo, queremos muchos y muchas.
Si seguimos esperando el ensayo y error, en cada error hay consecuencias directas sobre miles de familias a lo largo y a lo ancho del país.

Me resisto a creer que no hay escapatoria a las decisiones que toma el gobierno que afectan a la población en su conjunto, tarde o temprano.
Me resisto a que le pidamos a Macri que actúe como nosotros y no a los nuestros y nuestras que lo hagan.

Macri ganó: fue elegido por la mayoría para que haga lo que está haciendo y no podemos esperar que actúe ni parecido a lo que creemos "correcto".

Sin poner "palos en la rueda" (figura retórica igual de vaga que "la herencia", esa que usufructuamos durante diez años), podemos ser una oposición buena y por el bien común, una oposición real que exceda a la consigna de señalar lo que consideramos malo.

Es ahora, es la hora y no "en marzo".


jueves, 31 de diciembre de 2015

2016 nos encontrará unidos pero nada organizados


A las patadas, revoleándonos responsabilidades para actuar el "fue un poco más culpa tuya que mía" en un sinfin de errores que hemos cometido todos y todas, sin excepción honrada.

Claro que hay quien tiene más o menos responsabilidad que otros y otras, pero así como nada fue magia, con la leche derramada en la tapa del diario del lunes y los enanos crecidos dos metros somos todos arquitectos del amor, la vida, la tecnología, la comunicación, la política, la gestión, la militancia y un montón de otras cosas.

Lo que no puede pasar, nunca más, es quedarnos callados, esperar, guardarnos las cosas, ver qué pasa o someternos a interlocutores sin escrúpulos que no interlocutaban nada.
Bajar el nivel de misterio, de runa antigua, de lectura de signos solares y gestos.
Hablar de frente manteca, no hacer el espía versus espía en un tráfico de influencias que termina haciendo quedar como un boludo al que recibe como al que lleva y trae.
Si todo hubiera sido más claro, posiblemente el resultado... hubiera sido el mismo, pero al menos no estaríamos ahora acusando de que esa boca es mía, que no lo es, que aquella y que corre, ve y dile, dile, dile y dile de nuevo.

Todo a la luz, todo.
Nada en el oscurantismo iluminado de espaldas al pueblo.

Vamos a necesitar autoridad para corrernos, autoridad para proponernos y autoridad para correr o proponer.
Autoridad que nos tiene que dar la moral y la verdad, la justicia y la igualdad, las ideas y el futuro.

Vaciar los placards de esqueletos y tirarlos arriba de la mesa y entender que todo el mundo al menos un poco, tiene razón en ciertas cosas y está equivocado en otro montón de cosas.

Complementarse entendiendo que lo que importa es el pueblo y ahí la urgencia es urgente.
No puede ser tan difícil.
Ni podemos ser tan mezquinos.
A este paso, romperemos la máxima de que nos estamos reproduciendo; tan fanáticos de las frases hechas y de perogrullo, jamás comprendimos que la actualización doctrinaria, de políticas y de acción, contextualizadas y con la dinámica del hoy y mañana, es lo que demanda la hora, a cada hora.

Y el 2015, estuvo buenísimo por necesario.
La derrota forjará victorias o quedará para siempre en una derrota.


jueves, 17 de diciembre de 2015

Star Wars: Episode 7.5 The Force Awakens en el Congreso

Porque en cualquier otra red sería demasiado SPOILER, acá dejo mi crítica, llena de los mismos, y bastante más abajo del afiche.
Entonces, si lo lees es responsabilidad tuya, al 100%.
Vamos.





















Hola, qué tal.
¿Sabías que hoy desde la oposición en la que estoy yo (sí, la resistencia rebelde, por eso el Starbird arriba en el blog desde hace bastante, je), hicimos un acto en el Congreso al que fueron miles y miles de personas? Por ahí no te lo contaron.
No sé bien cuán representativo de las mayorías es, pero tampoco es algo para no ver.
¿No?






























Sigamos.








Yo creo que en realidad, sería muy maravilloso que entendamos que a los actos nuestros de celebración u homenaje tenemos que ir con todos los trapos y las banderas y las remeras, pero a actos a los que queremos convocar a las masas populares, tenemos que hacerlo sin eso.
¿A qué jugamos?
¿A medirnos la fuerza entre nosotros?
¿A ver quién se queda con el kirchnerismo?
¿A mostrar que somos más que el PJ o algo así?
¿Cuántos votos suma entrar abrazados como si fuéramos contra algo?
¿Cuántas voluntades suma tirar bombas de estruendo? ¿Enamora mucho eso y no me enteré?
¿A quién le sirve ver una bandera gigantesca que tapa la visión desde cualquier lado?
¿Quién se siente orgulloso de tocar el bombo todo el tiempo mientras hablamos de Ley de Medios y comunicación?
¿Quién se cree recontra vivo cantando que Macri es la Dictadura cuando la ínfima mayoría votó a eso y la mayoría de las medidas que están tomando fueron avaladas por el voto popular?

Hay que hacer actos, hay que hacer marchas.
Pero no dejamos de ser militantes, compañeros, defensores del proyecto, peronistas, evitistas, kirchneristas, nestoristas o cristinistas por no regalarle la foto pava a los medios de "marcha kirchnerista".
La masa que fue hoy, enorme y hermosa, no era en su mayoría gente de ninguna agrupación.
Pero ahí vamos, torpes, ciegos y arrebatados a mostrar nuestras remeritas como si no hubiera pasado un tornado político y nos hubiera quebrado las patas.
Ahí vamos, revoloteando canciones a diestra y siniestras que hablan de los traidores de Massa en una suerte de situación vintage de "grandes éxitos de la década pasada".
En cierto momento nos debemos una revisión de qué hacemos, cómo, cuándo y qué decimos.
Porque mientras hablamos de la hoy "tía de todas las batallas" ya no la madre, nos entra una devaluación histórica del 40%, jueces por decreto y la emergencia en seguridad que le abre la horrenda puerta de la portación de cara lombrosiana a cualquier fuerza de seguridad que nos tenga ganas hace no 12 años, sino mucho más.
Pero seguimos hablando de 678 y otros tantos éxitos.
Consejo: si todo sale mal, 678 se puede filmar desde cualquier lado, subirlo a Internet y que sea para todos y todas. Si en éstos cuatro años que vienen no logramos generar medios alternativos 2.0 y 3.0, la batalla fue una derrota enorme y seguiremos abrazados hasta que vuelva JESÚS de donde sea.













Seguimos con la crítica.


















Mirá qué lindo es Kylo Ren.




Pues bien, aquí estamos.
En breve empiezan los spoilers.




















¿Ya?
Qué alegría ver a Daniel reunirse con todos los diputados y acordar ideas.
Qué maravilloso sería que se arme una gran mesa militante en donde nadie se desnude sobre la mesa con teléfonos rojos y se puedan aportar ideas que sean votadas, sin caer en el asambleísmo berreta trosko.
Qué lindo sería que nos den bola a los locos que seguimos y seguimos y seguimos sin red, sin apoyo, sin nada, con las ideas que son a pruebas de balas, con la militancia que tiene piernas cansadas.
Qué lindo sería.


Quizás algún día pase.
Quizás algún día la fuerza despierte.











Pero acá estamos para escribir una crítica.
De cine.
Eso.


Vamos.
Vamos.
Vamos.

















Ya.



A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS.

































Star Wars The Force Awakens es un extraño reboot maravilloso y lleno de dulce de leche.
Con ciertas escenas o situaciones calcadas del episodio 4, destroza en mil pedazos a las porquerías de las tres precuelas y no cae en el error de ninguna de ellas.
El desarrollo de los personajes, con mayor o menor profundidad, invita a que amemos sin restricciones a un concepto, a una idea global como lo fue siempre Star Wars: no caeremos aquí en los personalismos que tanto mal nos han hecho, querido compañero.
Porque la fuerza ahora somos nosotros.

Entonces: una introducción que nos deja sin aliento, con la presentación del mejor villano hasta la fecha luego de Darth Vader. Kylo Ren.
Ese ser desagradable, odioso, nervioso, con tanta fuerza oscura como de luz, con tanto empuje hacia sus pulsiones que lo pueden dejar, conforme avancen los episodios, en una redención "allá" Vader o en algo mucho más violento, peligroso y disfrazado de pasión. Kylo Ren es pasión pura, es furia, es desesperación, es tristeza y es abandono. Es la incomprensión de la modernidad hecha carne en un hombre que por ahora, es parte de la peor oscuridad, más aquí de que Star Wars siempre tiene espacio para la redención total, plena y absoluta, sea cuando sea. Así de cristiana siempre fue la saga, así de cristiana lo seguirá siendo.
En esta segunda venida de un salvador, el pase de antorchas queda intacto. Rey es un personaje impecable actuado con una fe ciega en convertirse en clásico, y siendo mujer. Pocas películas más amplias en términos de igualdad que la gran saga.

El despliegue técnico de la película explota en cada rincón del metraje: dinámica, divertida, con efectos prácticos que maridan con el CGI como no se veía hace mucho, o como se vio en asuntos como "Jurassic World", en el que en efecto, volvimos a ver ahí a los dinosaurios vivos.
El gordo que compra y vende chatarra, es inmundo como siempre fue inmundo cada mercader de la saga.
Maz Kanata, la especie extraña que tiene el mítico sable, es sólo comparable al viejo y querido Gollum, ese portento tecnológico inigualable hasta ahora.

Y seguimos con las buenas noticias: con Kylo Ren no hay misterios a priori. Es todo reacción, pura furia, una mezcla entre todos los malos, pero sin la truchada aburrida de Grievous pero con su torpeza, sin la lamentable muerte de Darth Maul (podría haber hecho historia) pero con su oscuridad absoluta, sin la exageración de Palpatine pero la maldad de Sidious.
El Cónde Dooku no entra en mi memoria, fue extraído.
Y con el poder heredado y sin control de Lord Vader: bajo ningún concepto por ahora, Kylo Ren es "mejor que Vader", pero sí mejor que todos los demás, en fila, pegados y vengan de a uno.

BB8 es otro de los grandísimos aciertos.
Es divertido, con finas dósis de humor y con una robusticidad robótica (eeeepa) que no se veía, sí, desde el viejo R2D2. Carece de un amigo imbécil como es C3PO, y eso lo hace, de momentos, algo naif, porque tiene que encarar a dos "dramatis persona" en un sólo personaje.
Me he reído y lo he aplaudido y hubiera apostado que iba a ser lo que menos me gustaría de semejante peliculón hermoso y ultra dinámico.

Finn, por su parte, aporta un misterio infantil que invoca a sus orígenes y a su poco conocimiento de la sociedad. Por ahora, de cualquier modo, sigue siendo todo misterio alrededor de éste personaje que ocupa un lugar que hasta ahora, no tenía nadie: el del buddy que no es sólo eso, no es un Chewie, es... algo que con esperanza, aguardaremos sonrientes mirando Rogue Scuadron o lo que quiera que este multiverso nos quiera regalar de aquí en adelante.

Graves errores la película tiene.
La Capitana Phasma es absolutamente orillera, sin sentido ni objetivos, profunidad o relato.
Está ahí sólo para demostrar que se pueden vender más juguetes aún cuando el personaje es igual a una Kangoo plateada, apagada, estacionada y barnizada.
Una pena.

La situación "nazi" es también lamentable, puesto que mucho se habló ya al respecto con los diseños de indumentaria del episodio IV, con lo cual seguir en esa línea hasta exponer en una obviedad un saludo o un tono o una formación, sobra y sobra mucho: esto no es el mundo real, esto es magia.

Poe Dameron también es explorado con una escaséz desesperante: ¿Así que es el mejor? ¿Así que lo secuestra Kylo? ¿Y? Contame más, papi.

Han Solo y Chewbacca sólo cumplen con el rol del autohomenaje y tampoco se explota como esperábamos al Milennium Falcon. Porque si lo va a manejar otro, ya no es lo que uno quería ver.
Leia es aburrida como lo fue siempre, así que no sorprende nada, más acá de apreciar su presencia y celebrar a Carrie Fisher como la tía loca que ninguno de nosotros tiene, y si la tenemos, NO FUE NUNCA LEIA.

La "situación de Han Solo" no me animo ni a escribirla, pero me pareció absolutamente inesperada aunque deseable e inevitable: signo de estos tiempos como toda la película, la ultra violencia y la edición por corte directo sin transición fue una arriesgada decisión del director que desde aquí celebramos con albricias y fuegos de artificio.

Y luego está Luke.
Luke y todo lo que Luke significa.
Que sí, podría haber sido más.
Que sí, no vamos a poder esperar tantos años.
Que sí, hubiera pedido 12 pesos de mi entrada de nuevo, al menos 12 pesos.
Pero era Luke.
Estaba ahí.
Y la decisión autoral de que suceda lo que sucede, o que no sucede, es otro riesgo que también celebro: Star Wars es algo nuevo, hijo de lo viejo, hijo directo, pero algo nuevo y con dolor despedimos a las exequias más hermosas que nos han hecho crecer. Pero crecimos.

¿Estoy dejando afuera las escenas de acción?
No.
No te las cuento porque eso tenés que vivirlo.
Tenés que sentirlo.
Es una obra de arte.

Mi calificación si tuviera que ponerle un puntaje de Jar Jar siendo lo mínimo y "Soy tu padre" siendo lo máximo, es un irónico "dos menos" que el máximo, al que le pondremos "Bobba Fett".
Intensa, divertida, hermosa, la quiero ver todas las veces que pueda.

Y no, no podría haber sido mejor, porque es brillante.
Pero definitivamente y la historia lo ha dicho y hecho, podría haber sido peor.


Por miles de generaciones y versiones más, Viva Star Wars.
Y viva George Lucas.
Y viva JJ Abrams.

Y Viva Perón. Always.



PD: ¿Viste? Al final no spoileé tanto y estoy seguro que no expresé lo que sentí con ésta hermosura, ni a la mitad de lo que viví anoche y que viviré muchos días más cada vez que la vaya a ver de nuevo.

Que la fuerza esté con nosotros.


miércoles, 16 de diciembre de 2015

la herencia


12 años te dijeron que la cosa estaba por explotar desde el 2003 pero cada fin de año, tenías tu subsidio en la energía, te cuidaban el precio del dólar para que nada te salgo tanto más caro y tenías la seguridad de tener laburo en enero.

Primero lo llamaron viento de cola.

Después lo llamaron pacto con Venezuela.

Después te dijeron que era "la plata de los jubilados" (y jamás un jubilado o jubilada dejó de cobrar ni dejó de recibir aumentos todos los años).

Te dijeron que todo se sostenía con China y te dijeron que China venía a comprar Argentina, y caramba, ahora los acuerdos son con China, la misma China.

Te dijeron que había que abrirse al mundo, y ahora te enteraste que esa apertura al mundo era para poder pedirle OCHO MIL MILLONES DE DÓLARES AL BID y a la banca yankee, cosa que no hubo que hacer en DOCE años.

Durante 12 años pudiste comprar la carne que quisiste y no te dijeron que eras un enfermo si querías lomo, pero también sabé que lomo no va a haber más, por esa pavada kirchnerista del abastecimiento y con la pinza de poder exportar, se va a exportar y cobrar en frescos dolarcitos.
Entonces si no hay lomo, por la oferta/demanda, también vas a tener que pagar más cara la milanesita de nalga, el peceto, el vacío, la entraña, la arañita y lo que quieras comer.

Pero bueno, ya cambiamos.
Y sin embargo, quiero decirte: no fue magia.

No fue magia tampoco que se decida devaluar con el dólar empezando en un piso de 14 y con los 8.000 millones de dólares comprados carísimos con el único objetivo de regular al dólar: lo mismo que hicimos nosotros, pero con recursos genuinos sin deberle además a la banca.

No fue magia que se decida aumentar todo ni que queden menos productos en "precios cuidados" y se bajen tantas marcas.

No fue magia que no haya certeza sobre los trabajos atados a lo social, porque hay prórrogas pero nada firme. Y cuando un trabajo está atado a un programa social, no se puede evaluar como un trabajo privado, sabés.

Tampoco fue magia que decidan hacer cortes programados de luz, ni la quita de subsidios que a vos, a vos, a vos y a vos les va a llegar, como a mí, lo hayamos votado o no.

¿Qué tal?

Nunca es magia, compañeros y compañeras.
Siempre es decisión política.

Y nosotros seremos el subsuelo de la patria devaluada y sublevada, o no seremos nada.