lunes, 22 de junio de 2015

el video ha matado a las estrellas de radio

Bueno, al final tanto hemos dicho que el candidato es el proyecto que en una de esas creímos que íbamos a meter una boleta en la urna que diga "El proyecto".
Pues bien, no: el candidato es Daniel Scioli y Carlos Zannini, esto es el Frente Para La Victoria y no hay otra fórmula a la que votar.

Con todo, seguir llorando sobre la leche derramada no hará que la leche se haga dulce sino que la agriará y la salinizará y no servirá más la leche: es de persona madura asumir que esto no es un juego, no es un programa de televisión y fundamentalmente, no son las redes. Toda la emotividad que uno puede sentir por tal o cual candidato, sería ideal que la volcara a la militancia activa, que puede ser ir y patear un barrio para acercar al Estado a los vecinos, como puede ser escribir en las redes para tratar de explicar, convencer y argumentar a todos los demás que no nos quieren ni nos votan pero que son iguales que nosotros, que comen igual, que escuchan los mismos discos y que viven bajo el mismo cielo y que fundamentalmente, votan en lo más lindo que tenemos como Nación que es la democracia.

Dicho este lineal introito, querría dejar plasmadas para la posteridad (?) algunos conceptos que necesariamente deberían habernos legado una enseñanza:

1- El Che Guevara, como Néstor, Perón y Evita, viven en el pueblo. El pueblo también somos nosotros. Para ser como estas personas (y tantas otras), hay que hacer, porque no se puede ser sin hacer, o se puede ser algo sin hacerlo, aunque ese algo del ser que no hace usualmente sea algo que no le suma absolutamente a nadie. Leelo de nuevo. Ahora sí.

2- Para que las ideas y los hechos de quienes nos precedieron tengan algún sentido más aquí que el consignismo de dos centavos o el griterío de fan del rocanrol, es menester que comprendamos que no viven estos y estas en el pueblo per sé, sino que hay que hacer que vivan. Entonces, deberíamos tratar de hacer algo, al menos una vez por día, que busque tener la altura de la altísima empresa que cada uno de ellos tuvo en su vida. No llegaremos, pero intentarlo y tropezar es parte de la construcción de esos yo que son nosotros. A mover el esqueleto.


3- Como dijo Daniel, esto está bastante clarito. A mi me conduce el FPV y la jefa del FPV va a ser Cristina hasta que ella diga lo contrario. Ella, que va a votar al FPV. Ella, que eligió a DOS y a Zannini. Ella, que en su momento y hace mucho mucho tiempo, eligió a Néstor y Néstor la eligió a ella. Ella, que eligió seguir al frente de todo esto. Ella, que no dejó pasar ni 72 horas después de que se fue Néstor, para volver a estar en su despacho. Ella, a la que operaron (del cuello y del cerebro y en los medios y en la justicia) y siempre volvió, mejor que nunca, mujer enorme. Ella, te está diciendo que es por acá. Ella, te está diciendo que no enloquezcas, que no rompas lo que hemos hecho. Ella, que te dijo que va a pasar lo que nosotros querramos que pase. Ella misma, ella tan única, nos está diciendo que hagamos esto. No le criticamos cuando nos dijo que ahora todos los niños y niñas tendrían AUH, ni nos enojamos cuando recuperó YPF, ni le dijimos que se había equivocado cuando con Néstor bajaron los cuadros, ni tampoco le planteamos ningún berrinchito cuando nos devolvió la política, y nos empoderó como militantes y actores fundamentales en el proyecto político y democrático que más quisimos en nuestras vidas.
Es un cachito injusto que te enojes con ella, sabés. Es tan injusto como cuando esos que no nos quieren, se quejan de que una madre cobre Asignación, y recibe mucha más plata en sus subsidios de colectivo, tren y sube o de impuestos, si es que viven en Buenos Aires. Es igual de injusto que todos esos que dicen que no llegan a fin de mes, y te lo dicen desde Facebook: ya le picamos el boleto y sabemos que es mentira que les va mal, muchachos y muchachas. Ya lo sabemos.

Adenda: si querés encontrar a un mejor guardián del kirchnerismo, mejor que Carlos Zannini, tenés que buscar en Máximo, Cristina o Alicia. 
Nadie más. 
Todos los demás somos elenco. No te confundas ni te dejes confundir por nadie ni nada. 



4- Por si todavía no viste a Daniel en 678, donde le preguntan peor que si fuera a un medio opositor, podés mirarlo acá:












5- Acá te dejo otro video. Es del compañero Franco Ramírez.
Se lo dedica a la Jefa, y yo le armé un video que busca mostrar que la Jefa son todas esas mujeres que nos cruzamos todos los días.
¿Dale que lo mirás y se lo pasás a alguien?





6- Otro video.
Las propuestas de Mariano Recalde.
Posiblemente no las hayas visto.
Acá está el Plan de Gobierno.
Para vos, que te gustan las TED, es más o menos lo mismo.
O exactamente lo mismo.
Miralo, tomate el rato. Punto por punto.

Necesitamos que lo hagas: la Capital queda en Buenos Aires, pero es la Capital de todo el país, del salteño, de la santiagueña, del tucumano, de todos y todas.




7- Vení a militar a La Pingüinos.
Somos un grupo de compañeros y compañeras que funcionamos como un equipo, en el que cada persona tiene un rol acorde a lo que puede y quiere dar, y desde donde tratamos de hacer política y militar por este proyecto sin medias tintas.
Estamos en Matanza y en la Comuna 15.
Y todo lo que puedas sumar, mejor si lo hacemos juntos.



8- La entrevista que me hizo en TT23 Camilo García donde tiré un par de anibaladas:
Decime qué te parece.



9- Nos vemos por ahí, como siempre, del mismo lado de la vida.

lunes, 8 de junio de 2015

EL BANQUETE TELEMACRICO (?)

Sí, ya sé, hicimos todos los juegos de palabras con Macri y todos fueron boludísimos.
Lo que no es boludísimo, es lo que te cuentan en este blog: vos también podés ser un telemarketer y no enterarte.

Entrale acá:
http://todosobremipadre.blogspot.com.ar/2015/06/mintiendo-macri.html



domingo, 7 de junio de 2015

MASSAS FINAS













martes, 2 de junio de 2015

PUTITO



Imaginate por un instante esto, en un sólo día, vos, machito heterosexual.
Imaginate que te ponés un pantalón que a vos te queda bien: te vestís para salir, tu camisa favorita, el corte de pelo de hace pocos días, la barba como más te gusta.
Las zapatillas que están de moda: hoy salís a romperla toda, perfume, algún accesorio copado, y el celular bien cargado.
Salís a la calle, y aparece uno de estos negros gigantes, de dos metros, panza medio afuera, y te dice que quiere que seas su putito, que te va a llenar la colita de leche y que si te agarra solito vas a pedir por favor por tu mamá.
No le das mucha bola, él está con una pila de amigos igual de negros, igual de grandotes, igual de sudados, igual de amenazantes. Te preguntás por ahí si no le diste bola porque estás por arriba de lo que te haya dicho o porque te dio un miedo infernal. Pero seguís caminando.
Hacés una cuadra más, aparece otro tipo, te saca dos cabezas y tiene los músculos de The Rock. Te pregunta la hora. Revisás tu celular para decirle, de onda. Cuando estás diciendo que es tal y tal hora, se te acerca a la oreja, te respira ahí, bien cerquita y te pregunta si no querés ir a la casa de él que quiere que se la chupes hasta que la tenga bien dura y acabarte en la boca.
Te da impresión, te da un poco de asco, y no te llega a dar miedo. Te enfurece. Lo mirás con cara de malo, y cuando lo hacés, aparecen otros dos tipos enormes, y uno de ellos tiene una madera con un clavo en la mano. Te hace el gesto de que te quedes calladito y sigas caminando. Y vos seguís, qué le vas a hacer.
Pasan autos por la avenida en la que vas, camino al subte.
Desde uno de ellos, se asoman dos gordos de barba y te gritan entre risas, algo borrachos quizás, que te arrancarían el pantaloncito de nenita que tenés y te violarían hasta que pierdas el conocimiento.
Qué carajos. No entendés nada.
Pero seguís.
Bajás la escalera del subte, te ponés para hacer la cola y usar tu SUBE en el molinete. Un tipo grandote te empuja y te gana tu espacio. Le preguntás qué hace, que respete. El tipo se da vuelta, martilla su puño y te dice que te calles o te rompe la nariz. Entonces te enojás y le tirás una trompada, se la pegás en la cara y no le hace nada. Se ríe, te da un manotazo que te hace ver estrellas y el dolor explota en tu cerebro. Caes al suelo. El resto de la gente sigue caminando y vos ahí, no entendés bien qué pasó. El hombre que te pegó se acerca hasta tu boca y te susurra que la próxima la pienses dos veces antes de hacerte el guapito.
Se aleja, no te podés poner de pie.

Cuando con enorme esfuerzo lo hacés, pasás la SUBE, avanzás, vas hasta la escalera mecánica y cuando empezás a bajar se te engancha el pantalón en la escalera mecánica. Casi tropezás cuando te pasa y trastabillas hasta salir de la escalera mecánica. La estación de subte esta llena de hombres: uno de ellos se acerca a darte una mano, te toma de la mano, pero también te agarra la pija, casi sin querer. ¿Qué pasó? Nada, el tipo se va algo nervioso.
Y llega el subte.
Una vez adentro del subte no lográs sentarte, está lleno, pasa una estación y milagro, un señor se para y vos te podés sentar. Qué cansancio tenés: por más que estés saliendo de gira, fue una semana agotadora, ¿Verdad? Entonces te sentás, te ponés los auriculares y ponés una canción que a vos te gusta mucho, una de Ramones. Empezás a mover los pies, y cerrás los ojos. Pero de pronto te despierta un señor a tu lado, parado, que te apoya la bragueta en el hombro. Te corrés un poco más incómodo que nunca y mirás sin mirar, cuando notás que el tipo que te pijea el hombro está al recontra palo. Con la pija bien bien dura. Levantás la mirada con bronca y el tipo sonríe y te guiña un ojo. Ves rojo. Te estás por parar y el tipo te muestra que en la mano que él tiene en el bolsillo de su campera, tiene un fierro. Un chumbo. Un bufoso. Otra pistola.
Te sentás de nuevo.
“Así me gusta, putito”, te dice.
Realmente no entendés nada, qué carajos pasó en el planeta, en tu país, qué onda.
Llegás a la estación de tu destino y bajás, dejando atrás a una horda de señores que te van diciendo trolito, te hablan de lo linda que tenés la colita y de cómo te morderían el cuello. Hay de todas las edades, jovencitos, viejos verdes, señores con traje y pibes de gorrita.
Subís la escalera mecánica contrariado y salís al aire.
Respirás.
Llegás a la puerta del boliche donde toca la banda que estabas yendo a ver.
Te fijás qué onda a ver si podés entrar gratis, y te dicen que no, pero observás cómo dejan entrar al negro que te había bardeado en la calle, al tipo que te pegó una trompada y al que te amenazó con un revólver. Totalmente gratis.
Pagás tu entrada, movido ya por un instinto de rebelión.
Entrás al lugar. La banda que fuiste a ver ya empezó. Corrés hasta llegar adelante de todo y llega el estribillo que te hace olvidar de todos tus problemas y lo cantás con todo tu corazón, hasta que sentís que el negro gordo que te había dicho de todo, te mete la mano por detrás en tu pantalón y te hunde violenta y profundamente un dedo en el culo. Gritas del dolor, te das vuelta, abusado, corrompido, penetrado y el tipo se pierde entre la multitud en un pogo zarpado. Ya no te importa más la banda. El tipo del revólver, sí, el del subte, está al lado tuyo. Te mete la mano por debajo de la remera y te aprieta fuerte una tetilla, le querés sacar la mano, y el hombre que te golpeó en el subte desde atrás, te pega un cachetazo en la oreja que te la deja toda caliente, y se acerca nuevamente y te dice “Te dije que te quedes chito, mariconcita”.
No sabés dónde tocarte del dolor, si en el culo, si en la oreja, o en tu hombría.
Salís de entre la gente, llegás a la barra, pedís un vaso de agua, te lo tomás y te vas.
Salís a la calle.
Te quedaste sin guita porque sin que te des cuenta, te chorearon en el tumulto.
Te duele la cola.
Vas a la parada del colectivo y ves ahí pequeños volantes pegados con tu número de teléfono y una foto tuya desnudo tirado en tu cama. Se lee “PUTITO” en el papel. Los arrancás desesperado.
Seguís caminando, esto es tu peor pesadilla, ¿No? Y llegás a otra parada, y ves que hay el doble de papeles pegados, todos con tu foto, todos con la palabra “PUTITO”.
Corrés hasta la esquina, hay un policía de guardia. Le contás todo lo que pasó, el policía te da un abrazo. Le describís a las personas, les decís dónde están.
El policía te mira de arriba a abajo y te dice que tendrías que haber salido vestido más formal, y reprime decirte “No con esa ropa de putito”. Lo ves en sus ojos.
Pero de su boca sale un simple “No puedo hacer nada”.

Te vas. Llegás a tu casa.

Y quizás, considerás que la próxima no tenés que salir vestido como un putito.


jueves, 14 de mayo de 2015

la recta semifinal




Desde que empezó a aclarar la situación de elecciones del FPV, y se fue polarizando de a poco hasta la polarización definitiva entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo, muchos compañeros y compañeras se han puesto en cierto tono de belicosidad para tratar de imponer su candidato sobre el candidato del otro, con ofensas, acusaciones y mucho, PERO MUCHO "tirapostismo" en términos cuasi patriarcales, como si uno entendiera algo más que otro o como si otro fuera un profesor de algo tan intangible y dinámico como es la política: ese arte de lo posible.

He leído y escuchado de un lado y del otro términos como que uno u otro, es un traidor, un tonto, un menemista, un facho, un entregador, un buchón y las relaciones de cada candidato con sus respectivos pasados.
Compañeros y compañeras: canibalizar a un candidato de tu mismo signo político, sólo encuentra comparación en que los dos delanteros de tu equipo favorito digan que el otro es un desastre.
El gol es en el arco de enfrente, y cuando se carajearon entre Román y Palermo, las cosas no terminaron del todo bien.
A saber: los dos delanteros goleadores de tu equipo no pueden ni deben no pasarse la pelota porque el otro le cae mal, si el objetivo es el mismo. Y el objetivo hoy, como en este hipótetico partido, es ganar.
Y el equipo de enfrente también es el que te quiere ganar y sacar del medio de la semifinal, porque en la final YA ESTÁ el otro equipo, esperando, con el tenedor y el cuchillo, en silencio y aguardando que las acusaciones que nos tiramos de un lado y del otro, exploten en la opinión pública y nos de una suma cero: fantasmas somos todos, antes o después, y pisarse la capa hace que te conviertas en un cadáver sin nombre.

El enemigo está mirando todo desde un televisor, en una mansión increíble, con todas las comodidades, disfrutando con una sonrisa macabra cómo nosotros hacemos el trabajo que tienen que hacer ellos. Nosotros estamos acá entregando todos los argumentos discursivos para que mañana luego de las PASO, GANE QUIEN GANE dentro del FPV todo lo que se dijo de un lado y del otro se utilice en nuestra propia contra: hemos criado a un monstruo que nadie quiere salvo el enemigo.

Más acá, el juego de relaciones o el purismo del voto me lleva a pensar que el voto calificado es algo que prende lindo entre la sociedad toda, sea gente o pueblo: "si te vota fulano, por algo será", dicen.
Eso también es triste, y un poquito pelotudo: una elección no se gana con el voto honrado, o el voto sincero, o el voto compañero o el voto bueno y nada más. Una elección se gana con el voto de todo el mundo: el garca empresario que quiere ganar un montón de guita y el que vive en un asentamiento que no tiene agua, el voto del facho que quiere que vuelvan los militares y el voto del compañero que sabe que hay banderas que no se bajan. ¿Te puede llegar a doler esto? Bueno, es la realidad. Y también votan los funcionarios, votan los militantes, votan los chorros y votan los asesinos.
No puedo creer tener que escribir esto, y no puedo creer que haya que aclarar esto.
Posta no lo puedo creer.

¿Es uno de los dos candidatos mejor por haber salido de uno u otro lado? Si jugamos al pedigreé político, mejor nos tenemos que poner un centro cultural o una ONG y no seguir jugando a que somos militantes, porque, vaya novedad, no hay candidato a la presidencia con posibilidad real (jamás lo hubo) que no tenga algún muerto en el placard, entendiendo como muerto a un problema, algo roñoso, algo sospechoso, algo con olor a caca. La política también tiene ese no sé qué que en realidad se bien qué es, pero muchos compañeros y compañeras utilizan las propias armas dialécticas que creamos en contra de... nosotros. Y la culpa es toda nuestra.

¿De verdad comprendemos la responsabilidad social que tenemos al decir una cosa absolutamente hiriente y de la que no se puede volver atrás sobre un compañero que dice que va a votar a Randazzo o que va a votar a Scioli?
¿Somos conscientes de que esto es política?
¿Somos en verdad conscientes de que el único objetivo que tenemos que tener, ahora y siempre, es sostener para luego profundizar lo ya adquirido?
¿De verdad creemos que nuestro voto vale tanto más que un avance en políticas sociales o cualquier cambio bueno que haya tenido la Argentina?
¿De verdad, hermano y hermana, crees que es mucho más importante cómo apoyás tu cabeza sobre la almohada en tanto tu conciencia, que cómo apoyás el pie en una calle que puede o no ser de asfalto?
¿De verdad?
¿De verdad te crees que sumás diciendo que el que no es tu candidato es un traidor?
Nótese que todo lo que digo acá, aplica en mayor y menor medida para cada uno de los dos candidatos que tenemos dentro del FPV.
Y no es ningún misterio que mi apoyo personal, no orgánico desde mi agrupación, sino personal, es a la candidatura de Daniel Scioli por un motivo simple: como la elección está hecha de votos y los votos están conformados por el voto de la persona de porquería y de la persona buena (parece que es así la cosa hoy por hoy), creo yo que suma mucho más por afuera Scioli que Randazzo.
Nótese también los livianos términos que elijo usar y que bueno sería que todos usemos: creo yo, es una opinión, la posta no la tiene nadie, absolutamente nadie. Y nadie es nadie.

Pero el voto es por adentro, la interna dirime cuestiones entre dos que sino iguales, tienen que ser muy parecidos. Si así no fuera, estimo, creo, prefiero suponer, que desde lo más alto del Frente Para La Victoria hubieran ya bajado una candidatura que no represente a los ideales del Frente, que no represente al proyecto o que no busque continuar el modelo: no creo que ningún compañero crea que Cristina está loca y que pone a uno de los dos, cualquiera de los dos, al frente de una lista y que cualquiera de esos dos va a atentar contra su propio equipo metiéndose un gol en contra.
Tampoco descarto la opción de que alguno o alguna se crea que entiende más de política que Cristina, pero bueno, prefiero pensar que no, que si Cristina habilita a dos candidatos, es porque gane quien gane, con todos los matices que lo diferencian, van a continuar este asunto que se llama kirchnerismo, y que es mío, tuyo, de aquella y de aquel, y que gobierna para el que nos quiere y para el que no nos quiere.

Sólo esto quería decir acá.

Sostener en la mano el corazón del fuego bueno de Néstor, puede ser una tarea mucho más simple si entendemos que la patria es el otro, y el enemigo, está enfrente: ENFRENTE.


PD: Huelga la aclaración aunque pertinente, porque flota en el aire, acerca de que "Si gana fulano, a mengano, después no lo voto".
Es una interna, hermanos y hermanas. Una interna. El que pierde acompaña.
Y si no acompaña, no participó de la interna y está jugando al "si pierdo no vale", cagándose en vos, en mi, en el puchero de los barrios, y en la democracia y la política toda. Así de breve.

domingo, 10 de mayo de 2015

una vulgar demostración de poder

Podría decirles que el título de este posteo tiene que ver con lo que voy a escribir, o que es el título de un disco de Pantera o que es una cita textual de la película El Exorcista.
Lo re dejo a tu criterio, ;) .



Ricky, uno de los personajes de la gran serie "Trailer Park Boys", es medio bruto.
Bubbles, uno de sus amigos, dice que Ricky es tonto, y que se comprueba en cosas como que escribe y lee, en puntos: 1- Levantarse, 2- Desayunar, 3- Etcétera.



Cuando vi esa humorada me pregunté si yo escribía como Ricky por ser tonto o para ordenar al texto.
También lo dejo a tu criterio.

Y este es Kylo Ren, el nuevo Sith de la nueva Star Wars. (?)

1- SANTORO
La casa no está tan en desorden como para que la tenga que ordenar un radical. Claro.
Tampoco es que pusimos de compañero de fórmula presidencial a Sanz. Ni a Morales. Ni a Ricardico Alfonsín. Pusimos a un tipo que celebramos como cosa buena, cuando CFK fue al cierre de la convención de los RadiKales. También es muy nuestro, saber quién hubiera sumado más votos, quién hubiera conseguido que le ganemos a Larreta, quién tiene la fórmula de la vida eterna y quién tiene la posta de todas las postas del mundo. Ese alguien o ese quién, quizás sea alguno de nosotros, un día, con esfuerzo, trabajo y estudio, o quizás sea el mismo Perro Verbitsky. Claro.
Convengamos que muchos de nosotros, como Verbitsky o D´elía, o cualquiera de los nuestros que dice que la elección de Santoro es mala, son (palabras más o menos) (jua), somos los que con el diario del lunes sabíamos que esto era una mala selección, e incluso somos capaces de usar el "yalodijeísmo" hasta retuiteando tuits nuestros de hace mucho tiempo.
¿Cómo se llama eso? Querer llamar la atención. Ser una miserable "Attention Whore", como le dicen en Estados Unidos. Reclamar, mostrar que lo sabíamos, para en el pináculo de nuestro orgullo, reclinarnos en nuestros sillones, sonreir y tamborilear con las manos sobre nuestras barrigas (más grandes, más chicas, qué más da)  y luego sacarnos una pelusa del ombligo.
PERO LO SABÍAMOS LO DIJIMOS. Congratulaciones, imbécil. Ahora volvé a tu trabajo.
El tirapostismo a veces toma ribetes insospechados cuando quien dice semejante realidad, es un pezzonovante como Verbitsky, que ya sabemos que le tiene bronca a unos cuántos que nosotros le tenemos bronca, y le tiene bronca a unos cuántos que nosotros no le tenemos bronca.
Entonces va, este buen señor, escribe una columna que habla de lo malo, satánico, peligroso y temible de que Santoro sea candidato, y eso suma... para que pienso, dame un toque... eso suma... eso suma, sí, un montón, porque ahora cualquier peludo pelado que esté enojado con la elección de Santoro ("Prueba, cornudo", decía Bukowski), siente como relevante también el peso de sus palabras en las redes sociales.
Pero, compañeros y compañeras, el peronismo emerge como un ave de fuego, como siempre, para demostrarles que lo que venimos haciendo, es eso, peronismo, y no kirchnerisno. Y en plena elección, considerar algo grave a Santoro, o considerarlo hasta.. sapo, es un error de interpretación y una zoncera de gordito con pullover. Santoro no es el enemigo, no está en contra del proyecto y tenemos mucho, PERO MUCHO peores, en cualquier partido político, de cualquier fuerza, esté o no gobernando, que pueden haber dicho peores cosas que las que dijo este muchacho.
¿Me cae mal a mí lo que escribió Santoro? DESDE LUEGO.
¿Voy a decirle algo el día que lo tenga cerca? SIN DUDAS.
Y LISTO. Adonde vamos es la cosa, no de dónde venimos, y si cuando decimos "vamos para allá" aparece cualquier escriba o el escriba de los escribas a decir "Bueno, vamos para allá pero me molesta", problema de él, o de cada uno de nosotros que nos enojamos tanto como para... decirlo.
¿Está mal plantear disconformidad con lo de Santoro? Ni ahí.
Lo que está mal es sugerir, como sugiere el Perro, que alguien va a votar a Lousteau: no sugiera que vaya a suceder, invita a que eso suceda para pegarle a la elección. Es un llamado directo.
Y eso, compañeros... no se hace.
El menotismo dejalo para el fóbal.
Y si me la vas a maniquear con Cobos, tomate un litro y medio de realidad y una cucharada de aceite, porque lo que se viene va a ofender a tu alma progre, blanca y suave.
Este país es peronismo o copia negativa de peronismo.
El que no lo entienda, Ezeiza.


2- LAS MASITAS
Giustozzi, Cariglino, y gran elenco que desfiló en las luces amables del massismo cuando jugaban a "Somos el kirchnerismo pero sin todo lo que Clarín dice que es malo", hasta que se convirtió en "Lo único que queremos es echar a trabajadores que sean kirchneristas y meterlos presos", pueden volver al FPV. Te guste a vos o no, pueden volver. Participar en internas. Levantar las banderas del kirchnerismo. Decir "Yo me equivoqué y pagué pero la pelota no se mancha". No participar en internas y ser elegidos candidatos únicos. Jugar por adentro hasta que pierdan una elección y dedicarse a la ebanistería fina (?). Y todas esas cosas. Porque esto es política.
Ya sé: te la pasas viendo House Of Cards, relacionás a todos los personajes con políticos vernáculos, y mirás Game Of Thrones y ves las roscas políticas y decís "¡Claro! Esto es lo que hay que hacer".
Guardás en tu corazón una pureza, maestro, una buena leche, una honradez que hacen que tu madre siente mucho orgullo por vos.
PERO: esto es política real. En castellano. En argentino.
Y lo que no podemos ser es un manojo de cobardicas que amainen su dulce y calentito plumaje ante el primer ruido de pejotismo: yo no quiero a eso, vos creo que lo sabés, pero hoy hay que ganar una elección.
Ya sé, me vas a hablar de que necesitamos que Massa sigue vivo porque el voto de la derecha que votaba a Massa, va a Macri sin Massa vivo.
La novedad: el voto grueso de ese 15% (Massa no mide más que eso te digan lo que te digan), es del kirchnerismo nestorista, de la gansada esa de que antes eramos buenos y ahora malos, y el voto del que piensa que CFK está haciendo algo apenitas diferente a lo que Néstor trazó hace más de diez años.
El voto de derecha de esta nación, siempre fue de Macri, no es de otro y la polarización entre Macri y cualquier candidato del FPV, es entre esos dos modelos, esos dos proyectos.
El resto es elenco estable. Si hasta Mussa no se la perdió (nunca lo hace).
Preocupémonos por no quedarnos en publicar cositas en el fei sobre los talleres clandestinos, y empezar a mover el culito para que ese delito tenga relevancia, que no tengamos que esperar a que salga otra noticia, y que no se muera más nadie ni nadie siga laburando en esas condiciones.
La Alameda y Gustavo Vera vienen haciendo un laburo impecable, tienen la lista, hacen lo que pueden, marchas, presentaciones y denuncias formales.
Y esa bandera es de todos.
¿Y si vamos?


3- BAILANDO
Llega Showmatch, vuelve el bailando.
Podemos hablar mucho y muy fuerte sobre la cosificación, la pelotudización, AFA, el sistema de eliminación a personas que están bailando en tanga por un acto de bien y podemos hablar de Canal 13, y otros tantos ingredientes que supimos construir.
Y Alica-Alicate.
Dicen que al Bailando va a ir Scioli, Macri y Massa.
Nos guste o no nos guste, es el programa que más mide.
Es un programa que nos guste o no nos guste, mide y condiciona al pulso popular.
No es un detalle ni un dato menor, que muchas veces ganan ahí los que "deberían bailar mal", los que tienen algún problema físico o los más descastados. Muchas veces.
Eso, nos guste o no nos guste, nos debería devolver algo relacionado a lo popular, lo querramos o no.
Sí, ya se, Canal 13 y todo eso.
Bueno.
Mientras tanto en el Planeta Buenos Aires, Tinelli sale a decir que CFK tiene una imagen de más del 40% y todos estos inesperados halagos:
http://www.lanacion.com.ar/1791624-marcelo-tinelli-cristina-es-una-muy-buena-presidenta
ESTO SIRVE, PURISTA.
SIRVE.

Néstor, el señor que sí, se las sabía todas

4- FAYT


5- FINALMENTE
El enemigo está AFUERA del FPV.
Esto debería ser un dogma hasta las elecciones.


6- BONUS TRACK
Recuerda, joven padawan:


martes, 28 de abril de 2015

el próximo colectivo no pasará hasta las 6 am, sepa disculpar las molestias ocasionadas



1- Hay que ser bien ladino, para después de la derrota que nos comimos en capital (que muchos militamos, que muchos peleamos, que muchos defendimos con la cara, el cuerpo y el tiempo), salir a decir cómo debería hacerse como si alguna vez se hubiera ganado una elección al menos de escolta de la escuelita primaria.





2- Una derrota es siempre 100% culpa del derrotado. Prueba de esto es el 54% de CFK: con todo en contra, posterior a los infiernos, cuando hacés las cosas bien, ganás.
¿Acá hicimos las cosas mal?
NO, NI EN PEDO.
¿Y entonces por qué perdimos así? Qué se yo. Si lo supiera no lo digo en un blog y menos en el mío. Y sería presidente yo, este mismo año. Pero antes edito "Cómo ganar cualquier elección".




3- Cuando decimos que fulano no viene de la política, recordemos:
Evita era actriz.
Néstor hizo de extra en La Patagonia Rebelde. (¿La sabías esa?)
Reagan era actor.
Nito Artaza es actor.
Scioli era motonauta.
Videla nunca fue actor.
Menem no participó de película alguna.
Cavallo no encarnó a ningún personaje en un escenario.
Chávez era milico.
Macri no es cantor.
Larreta tiene cara de pelotudo, pero no lo es. Aprovecho este momento de laxitud literaria para recordarlas que cada vez que decimos que Macri es un pelotudo, sube 1% su nivel de imagen positiva. Y tu posteo de Macri con cara de boludo se va al infierno de los pelotudos y te espera. Pelotudos no son, ninguno de esos. Nada se les pasa, nada es sin querer. ¿Ta?



4- Matemática electoral con la que usted puede o no estar de acuerdo:
¿Podemos hacer el esfuerzo para que un candidato (Randazzo) alcance a Scioli en la intención de voto? Quizás.
¿Luego podemos hacer que ese candidato (Randazzo) mida mejor que el que esté a mano (Macri)?
Quizás, pero el laburo es el triple y ya no hay tiempo y es bastante más... utópico.
¿Qué pasa con el voto puro y duro que TIENE Scioli si Randazzo es elegido y lo destierra de la faz política? A Randazzo no va.
¿Qué escenario tenemos si Scioli no se presenta y Randazzo sí? Uno complejo en el que podemos perder.
¿Por qué?
Porque la sangría no sirve, no sirvió y no va a servir y tenemos que apretar los cantos porque estamos a 160.000.00 de kilómetros del sol, y esto se llama Planeta Tierra.
Pero Juan, ¿No estás siendo re sciolista y re naranja? No, mi amiguito, estoy siendo re KIRCHNERISTA, escuela Néstor posgrado Cristina. Si querés medime de alto, de largo y de ancho, y fijate qué he hecho en mi vida desde la política que tenga que ver con la derecha, la represión, el neoliberalismo, la entrega del país o amistad con Clarín.
Si luego de esto, me decís que estoy muy sciolista, chupame un huevo.
Cualquier otro candidato ya no llega, ya está.

Y tengo algo de barro (nunca es suficiente) en el corazón como para saber por qué hago lo que hago, pienso lo que pienso, actúo como actúo y milito como milito. Y mi parámetro es, y siempre lo va a hacer, el termómetro del Barrio Juan Domingo Perón, en Laferrere, La Matanza, Provincia de Buenos Aires, Argentina, donde todavía no tenemos agua, donde todavía no tenemos médicos, donde todavía no tenemos gas, donde la policía o los bomberos no entran, donde todavía no tenemos nada ni parecido a una urbanización real salvo algunos gestos que (cruzo los dedos), sirven y mucho pero se quedan en el remanido "medio pollito", el casigol y el "ya va a llegar cumpa".
¿Viste? Repartí en una oración cachetazos para todos lados, incluídos cachetazos en mis regordetas mejillas calentitas de gordo con pullover que labura para el Estado.
Y sí, yo sueño como vos, ¿sabés?
Y voy a seguir siendo compañero kirchnerista y peronista, porque el peronismo es un verbo, no un adjetivo.
Ya vimos a Menem decir que era peronista, cuando era liberal. O menemista.
Ya vimos a Ishii decir que es kirchnerista de Néstor, como tantos otros, jugando al evitismo, cuando en realidad son PJ rancio.
El peronismo se hizo y el kirchnerismo se hace. Hoy, mañana y pasado.
Hay que mover el ojete, porque otra no queda y confiar un poco más en la gran masa que no tiene que estar anestesiada, sino dispuesta: dispuesta a pelear y perder y luchar y ganar si el próximo gobierno no hace lo que el pueblo pida, sea quien sea el gobernante.
¿O acaso alguno de nosotros y nosotras se enamoró del kirchnerismo porque sí?




5- ¿Todo porteño es Frankenstein, Drácula, Hijos e Hijas de Videla y la patria es ninguno?
No. NO. NO. ¿Quedó claro? Las elecciones se ganan y se pierden con el voto del zurdo, el facho y que se tatuó a Tinelli o a Néstor, le guste a quien le guste y no le guste a quien no.
Más aquí de que posiblemente, la Ciudad de Buenos Aires sea una de las peores cosas que le sucedió al país, siendo a la Argentina lo que EEUU al mundo. Ojalá un día la elección de la capital de todos y todas, se vote en todo el país.



6- Leí mucha idiotez supina sobre votar a Michetti para debilitar a Larreta. Estoy seguro que ahora leeremos que si perdemos en primera, votemos en ballotage a Lousteau. Como si el ruido pudiera molestar, mi amor... o como si Lousteau fuera menos de derecha, menos traidor, menos hijo de puta que cualquiera del PRO. Sépanlo: Lousteau es la versión de Macri, como el seitán es la versión vegana del asado. Sépanlo. Es un "lose-lose" infernal, en el distritito subterráneo.
¿Y entonces, Juan, qué hacemos? Tratamos de entrar en el ballotage, militamos para eso.





7- Massa erradicó toda posibilidad de ser alguien serio. A mi me sorprende cómo dilapidó su caudal simbólico cometiendo un error detrás de otro. Insisto: quiero que le pregunten a este señorito qué pasó con eso de la querella cuando fue lo de Nisman, en su payasada de conferencia de prensa "presidencial". A veces sospecho que estos tipos en hoteles de alcurnia, piden la habitación presidencial, también, para jugar a que son los Jefes. De notario juntafirmas a otario juntapelusas, hay un cheque de distancia.



8- ¿Ya pensaste en qué agrupación vas a militar? Apurate, el bondi se va y con subir fotos de otros militantes no sumás nada. La militancia necesita tus manos, tu corazón, tus piernas, tu salud y el tiempo que solés dedicarle a tu familia. AHORA.



9- ¿Te acordás de la UCR? No, yo tampoco.



10- Si sos compañero o compañera, si estás de este lado de la historia, lo único que te tiene que desvelar, es por tener el mejor FPV posible, antes, durante y después.
Dentro del FPV, todos.
Fuera del FPV, nada.
Y punto.