lunes, 10 de agosto de 2015

Victoria para el Frente





Podríamos buscar hacer análisis sobre hacia dónde migrarán los votos, de quién es cada voto si propio o castigo, si la lluvia incidió, si la gente más grande prefirió no votar en esta y votar en la grande, cómo podría impactar eso en octubre, si las operaciones de prensa más las inundaciones influyeron directamente en el voto bronca, y dos millones de variables para explicar una victoria, esta victoria del Frente para la ídem.

Pero prefiero no hacerlo, el tiempo va a acomodando las cosas y mejor si las acomodamos nosotros y nosotras: NO FUE MAGIA, no es una frase fortuita.

Entonces, volcaré aquí una batería de cosas que creo con mucha humildad, que debemos hacer:

1- No se puede hacer una campaña genérica. La campaña tiene que ir al hueso. Qué se va a hacer con la inseguridad, con la economía, con el trabajo, con el desarrollo. Qué y cómo. Los eufemismos gloriosos pueden ser sostenidos con garantías, y hechos concretos. Números, números y más números.

2- Hay que hablar de gabinetes con nombres propios. El piso duro de 27/30 ya está.

3- Las agrupaciones nacionales no pueden ser egoístas, en lo más mínimo. Todos los militantes le deben pedir definiciones concretas a sus referentes, dirigentes o responsables. La especulación se terminó, para muchos de nosotros, hace algunos meses, para todo el país, ayer domingo a las 18 horas.

4- Podemos ver, en el futuro inmediato, reuniones, declaraciones y cosas que nos afecten, desde nuestra impoluta moral de santos bajados de Sierra Maestra en el avión del General: hay que ganar.
Entendelo.

5- Los Barones del conurbano pagaron lo que no paga Roma. Otros Barones sintieron el peso de gestiones viejas y/o alejadas del contacto con el pueblo. Estos problemas se resuelven con frescura militante. Reitero: frescura militante, y no runflerío municipal. Se puede y se debe hacer. La política no es un negocio, salvo para el fabricante de carteles.

6- Muchos se llenaron, o nos llenamos, durante algunos años, de palabras en contra de La Cámpora, como si fuera una masa orgánica en la que todos piensan y hacen lo mismo. Pues bien: Kicillof, Larroque, Máximo, Julián Álvarez, y otros tantos, son también de La Cámpora. El orden de los factores no altera el producto, a saber si porque lo son tuvieron buenas performances o porque tendrían buenas performances es que lo son.
Pero por ahí, está la nueva política: no exclusivamente en la orga, sino en los pibes y pibas más jóvenes. Esto tampoco es un crédito en blanco de que por pertenecer a determinada agrupación sea garantía de absolutamente nada: tenemos que luchar a diario y en la cotidianidad de nuestras militancias contra la infección de jóvenes que creen que el poder se hereda, que el poder es para uno y que el poder es hacer lo que quiera la fuerza y no lo que quiera el pueblo. Si logramos dejar atrás en verdad a la vieja política, el pueblo va a estar de nuestro lado, siempre.

7- Basta de chantadas y de hampones fotopolíticos. Si no le creés a tu candidato zonal, es porque no es de verdad. No dejes que tu concejal o comunero sea un chanta: hablale de frente. Y hacé.

8- Con la militancia se ganan votos. Con posteos de Facebook se ganan "me gusta". La diferencia entre una y otra cosa, es determinante. Si por algún motivo (de salud, otro no hay), no podés militar, tratá de que tu acción en la red esté dirigida a captar votos, no a captar caricias de convencidos. La caricia del convencido te confunde y destruye, vas a pensar que todo está bien y el día de los porotos te vas a meter abajo de la cama con un té y una frazada a repetir "Néstor, Cristina, Néstor, Cristina" porque la política es CRUEL Y DURA. Andá a perfiles ajenos a tu ideología a tratar de convencer y persuadir, y si te hacen enojar y te insultan, sabé que hay un montón de gente, y es la mayoría, que te está leyendo en silencio sin opinar, que puede o no pensar como vos y no es mensurable en el mundo real lo que puedas haber hecho. Acordate siempre que el que se enoja, pierde. Y sé responsable en lo que decís, usando como vara absoluta a la verdad: si hay cosas malas, aceptalas. Desarrollá un pensamiento crítico que sólo así te podrás hacer mejor.

9- Sumate a una agrupación, aportá lo que puedas. Así como todo no es meterse en el barro (como en la agrupación de la que soy referente, Pingüinos), no todo es la formación (como en Pingüinos).
También hay que repartir boletas, generar conciencia, discutir, debatir, darle bola intensa a la cuestión cultural, dar la batalla, generar acciones, formar militantes, conocer a los vecinos, y caminar, caminar y caminar. Como en Agrupación Pingüinos, y en todas las agrupaciones.
Sólo vales tu peso.
Juntos, somos millones.

10- Hacé el triple de lo que hiciste hasta ahora, sea mucho o poco. Esto es ahora y tenés que conseguir, hasta octubre, un mínimo de cinco votos nuevos. ¿Te animás?



lunes, 3 de agosto de 2015

zonceras sciolistas (parte I)















"Nos va a traicionar"
Está dentro del Frente para la Victoria desde el 2003 antes de las elecciones.
Lo eligió Néstor Kirchner para ser vicepresidente. Y ganó.
Luego fue elegido por Néstor Kirchner y Cristina para que sea Gobernador. Y ganó.
Luego fue elegido por Néstor Kirchner para acompañarlo en la fórmula en una candidatura testimonial a diputado, siendo Gobernador. Aceptó. Perdió. Repito: fue como candidato junto a Néstor Kirchner, no junto a Máximo, Cristina, Kicillof, Randazzo o lo que quieras. Junto a Néstor Kirchner. Y perdió. Y siguió adentro.
Luego fue elegido otra vez para representar al Frente Para la Victoria en la provincia. Ganó otra vez.
Si este hombre nos va a traicionar, lo hubiera hecho muchísimo antes.
E invito a cualquiera a que me muestre una acción concreta de Daniel Scioli en contra de cualquier política nacional.



"En lo de Mirtha dijo que fue a Cuba pero cuando abrieron la Embajada de EEUU"
Una crítica que debería hacérsele a Fidel Castro o a Raúl Castro, encuentra asidero en un programa de televisión. ¿Nos molesta que haya ido, que lo haya dicho, que Raúl Castro le haya dicho amigo y que le haya dicho que viene a la asunción o nos molesta que Cuba le haya abierto la puerta a EEUU y viceversa?
¿Nos molesta eso o nos molesta no acordarnos que hubo brutales chispazos entre Néstor y Fidel y que por eso Néstor no fue como Presidente a Cuba, porque no liberaban en Cuba a la médica Hilda Molina, acérrima opositora de Fidel?
Es la política, pavotes.
Y Daniel tiene que buscar los votos ahí, así como vos tenés que buscar los votos acá.
Vos no hacés lo que él hace, y él hace lo que vos no hacés.
Las elecciones no se ganan sólo con el "voto bueno": una nueva voltereta dialéctica que sirve para ilustrar cierto "voto moral calificado" que no tiene absolutamente nada que ver con el mundo real.


"Fue a la apertura del verano en el Espacio Clarín"
Es el Espacio en Mar del Plata que más prensa, gente y figuras mueve.
Daniel Scioli es el gobernador de la provincia y es la persona que hizo de la costa un punto neurálgico de gestión. ¿No tenía que ir a menos de diez meses de la elección nacional?
Sí, tenía que ir, y así es que fue.
PD: Supongo que vos nunca mirás nada en Canal 13. ¿No?

"Casi se va con Massa"
En el discurso en River 2003 de cierre de campaña de la fórmula Kirchner-Scioli, habla, por ejemplo, Felipe Solá. En su alocución dice "Nos quieren hacer creer que hay otro peronismo, pero el peronismo está acá". Bien. Felipe Solá hizo un derrotero cambiacamisas que sonroja a Patricia Bullrich. En las banderas en ese estadio, vemos nombres que velozmente se fueron bajo cualquier otro signo político. Sin ir más lejos, Lousteau es un invento nuestro, Massa es un invento nuestro, y otros tantos son inventos nuestros. Scioli podría ser un invento nuestro, y podría haberse abierto infinidad de veces. Pero, sí, acá está. Ese "casi", dejáselo a pasquines paupérrimos que dicen que dijeron que han visto que le han dicho que habría sido de determinado modo. Pero, acá está.



"Es menemista"
Si alguien que tenga más de 15 años en política dentro del Partido Justicialista en gestión te dice que nunca tuvo que ver absolutamente nada con el menemismo, te miente.
La verticalidad a veces nos ha hecho hacer estas cosas.
PD: En las elecciones 2003, Kirchner-Scioli derrotan a Menem, y no a otro.


"Es amigo de Menem"
Aníbal Fernández suele contar que tiene aprecio con Duhalde y con Menem.
¿Aníbal no es kirchnerista? Sí, Aníbal es kirchnerista. Aníbal, es peronista.
Si Scioli hubiera hecho política menemista, otro sería el cantar.
El resto, galería, televisión y good show.


"El motonauta"
Llamar a Daniel Osvaldo Scioli "el motonauta", es tan gorila como decirle a Evita "la actriz".


"El manco"
Llamar "el manco" a Daniel Scioli, es tan mala leche como decir "el tuerto" o "la yegua".


"Defendió la dictadura"
Kibo Carlotto, hijo de Estela, es uno de los funcionarios de Derechos Humanos más importantes de Daniel Scioli. Estela Carlotto, celebró junto a Daniel Scioli que hayan convertido a una comisaría en un espacio de la memoria en Buenos Aires, hecho inédito hasta el momento. Daniel Scioli se comprometió a crear el Ministerio de Derechos Humanos.
Pero ya sé: estás mucho más comprometido vos con los DDHH que te sacás la foto de perfil de Facebook para los 24 de marzo.



domingo, 19 de julio de 2015

lo que viene



El PRO, partido nacional, ganó la elección de CABA.
ECO, partido vecinalista, quedó segundo a poquísimos puntos.
La representatividad del PRO quedó herida: la mitad de la ciudad, no quiere saber nada con todo lo que han hecho o deshecho.

Dicho esto, algunos puntos que creo, y es como siempre opinión, tenemos que considerar:

1- Los oficialismos tienen una muy buena performance en primera vuelta, pero en segunda todos se encolumnan detrás de la fuerza que perdió. Vaya como lección para lo que tenemos que hacer desde acá hasta las PASO y luego la primera vuelta: militar a Daniel Osvaldo Scioli como si se tratara de la fórmula Néstor Kirchner - Cristina Kirchner.
¿Por qué?
Porque lo es.
El candidato es el proyecto, te escuché decir un montón de veces, y entonces entendé que la persona que va a las urnas es Daniel Scioli. Entonces el candidato es Daniel Scioli. Contamos con vos.
Y si no contamos con vos, andá a votar a Macri, la izquierda, o a Massa. No chamuyes.
Todos tus chistecitos sobre "el manco", todos tus comentarios sobre lo que haya hecho, todo lo que creas que puede hacer y que no le va a gustar a la cálida baba de tu almohada de plumas, todo lo que te da miedo, guardatelo en el bolsillito.
Empezá a hacerte cargo de que Néstor te haya devuelto la política y tratala bien, hacela crecer, querela como a un hijo y sabé que si sale mal, es culpa tuya y si sale bien, es responsabilidad tuya.
Cuando Cristina te dijo que va a pasar lo que vos quieras que pase, es eso: militá, construí, ocupá espacios, enojate, planteá, debatile a tu referente, cuestioná a tu funcionario favorito, pero desde adentro y después de ganar las elecciones. Si considerás que tu espacio político, tu espacio familiar, tu espacio de amigos que se consideran "del palo" y que hacen la V y les cabe la Jefa le están pifiando, persuadilos. El apóstol sos vos que está leyendo esto. Y va a pasar lo que vos quieras que pase.
La entrega tiene que ser total y absoluta, hablá con tus amigos, tu familia, revisá tus obligaciones, reordená tus prioridades. Esto es ahora. Y tiene que suceder ya. Porque las cosas no suceden, las cosas se hacen.
Una ley se propone.
Un proyecto se discute.
Una propuesta se hace en el lugar exacto a la persona indicada.
Nada pasa, nada sucede, no es una eventualidad, un fenómeno natural.
Las cosas que se hacen. La única verdad es la realidad. Y la realidad se hace.
Por eso, no fue magia. Fue gestión. Fue dolor. Fueron los que se fueron. Fueron los desaparecidos. Fueron los asesinados. Fueron los equivocados. Fueron los malos. Fueron los buenos. Fue Néstor. Fue Cristina. Fuiste vos.
Y hacelo siempre con felicidad y alegría, pasala bien haciéndolo, que te guste tener dolor de espalda de noche, dolor de cabeza todo el día. Ama dormir mal o no dormir, desesperarte por el Proyecto, llorar cuando ves la injusticia, temblar.
Será felicidad o no será nada. No hay otra.






2- Hoy Macri podría haber perdido la elección y estaríamos hablando de un hombre que quiere ser presidente sin tener una sola ciudad en todo el país bajo su mando, o el de su signo político.
Si todavía crees que aquello de la alianza nacional tiene algo que ver, por ahí podrías revisar si en verdad la alianza de Macri con partidos chicos no es en verdad centrifugar a fuerzas díscolas, consumirlas y destruirlas. Podés analizarlo o podés esperar a un día después de las PASO para ver con tus propios ojos cómo la propia entropía destroza al espacio: Sanz hablando mal de Macri, Macri hablando mal de Carrió, Carrió denunciando en TN un pacto entre Macri, la sonda en Plutón, los chinos iraníes y Carlos Tévez con Cristina y Zannini, creador de ISIS.
Pero no sucedió. El porcentaje de votos en blanco y nulos, más el ausentismo, hizo que no gane un partido vecinal que NO se referencia en Macri, sino en Sanz y Carrió. Y ganó el partido del único candidato que representa a las antípodas del FPV, que lo encarna Daniel Osvaldo Scioli y Carlos Zannini. Podríamos haberlo hecho. Lo tuvimos en nuestras manos. Eran las armas del pueblo y decidimos que siga gobernando Larreta.
¿Que son lo mismo Lousteau y Larreta? Muy posiblemente sí.
Pero uno es ECO y el otro es PRO.
Y el PRO es Macri, no Sanz, no Carrió, no Lousteau.
Estoy casi seguro que jamás lo aprenderemos: es mucho más práctica la dignidad silenciosa, íntima.
Es mucho más placido el terreno firme de la ideologización no pragmática y el almohadón de plumas de una progresía inerte y estéril. Pero el tren pasa y la oportunidad también.
Si el PRO perdía, la oposición en CABA era ECO en adelante.
Ahora es PRO y ECO.
¿Qué tal?
Se llama lose-lose.





3- Sumate a militar en alguna agrupación.
En cualquiera.
En la que tengas más cerca de tu casa.
Militar es divertido. Y puede ser que vayas a un barrio a hablar con un vecino, como puede ser que vayas a una básica a tomar mate con dos o tres compañeros de tu edad, mucho más grandes o muchísimo más jovenes. Entre todos se van a enseñar muchas más cosas que en la red o que cuando hablás con ese verdulero de la esquina.
Buscá una básica amiga, tiene que haber, estamos en todo el país. Andá y preguntá cuándo se reúnen. Puede que te cambie la vida para siempre. Probá, al menos probá unas semanas. Probá una reunión.
Juntante con dos o tres, decile a cuatro o cinco. Vayan juntos. Hay decenas de agrupaciones en todo el país. Pude ayudarte tanto a aclarar las ideas, como que vos ayudes a alguien a aclararlas.
Tenemos en frente algo que como compañeros, kirchneristas, en honor a Néstor, no podemos esquivar.
No podemos decir que si perdemos vamos a esperar cuatro años.
No podemos decir que si perdemos, no fue culpa nuestra.
No podemos decir que si perdemos, nos vamos del país.
No podemos decir, porque tenemos muchísimo por hacer.
Todos los días tenemos que tratar de hacer algo por la patria, y hacer algo por tu país es en primera instancia, hacer algo por el otro. Porque la patria, es el otro.
Podemos hacer.
Y vamos a hacer. Desde el lunes. YA.

Yo te invito a Pingüinos.



viernes, 17 de julio de 2015

un día y muchas vidas




Hoy jueves tuvimos la fortuna de poder vivir el kirchnerismo a través del tiempo.
No usaré, como otras veces, eufemismos, figuras poéticas o vuelo literario (que puede ser raso, de acuerdo a quién lo lea), sino que iré al hueso.

Empezamos al mediodía en Plaza de Mayo: acto de la agrupación 18J, donde pidiendo justicia, los compañeros de esta agrupación recordaron con enorme afecto y respeto a Néstor Kirchner, entendiendo que tanto él como Cristina luego, fueron los únicos que buscaron avanzar en la causa, con aciertos y errores, pero con algo fundamental como es la voluntad política de avanzar.
Imposible en Argentina, antes de Néstor y Cristina.

Al rato fuimos al Museo del Bicentenario.
Nos llamó la atención ver tanta gente en la instancia en la que está el saco de Néstor, sus mocasines y su birome, su remera de Racing y su gorrita.
Y toda la patria que se había roto antes que ahora está sanando.
Imposible en Argentina, antes de Néstor y Cristina.

Luego, pasamos por el monumento a Juana Azurduy.
Todos estuvimos de acuerdo al sorprendernos (siempre nos vamos a sorprender), con la cantidad de personas que había un mediodía de un día hábil, en esa plaza, comiendo, viendo espectáculos, y disfrutando de la igualdad, bajo la enorme espada amenazante de Juana, que nos pide y nos recuerda que no olvidemos que ella está ahí, atenta y vigilante.
Imposible en Argentina, antes de Néstor y Cristina.

Al rato, entramos al CCK por primera vez.
Y nos quedamos estupefactos.
Llenos.
Locos.
Alegres.
Kirchneristas.
Vivir la "Experiencia Néstor Kirchner" es algo único, ver de cerca a la Ballena Azul es un hito, e interactuar con la Sala Eva Perón nos hace ver... pequeños. Lisa y llanamente, pequeños ante la inmensidad política de estos monstruos que nos precedieron.
Imposible en Argentina, antes de Néstor y Cristina.

Al rato fuimos a ver el documental "Se puso lindo Tres Lagos", idea de Martín Marcou y dirigida por Gonzalo Tomás Pérez, en el anexo del Senado.
En este documental, vimos la historia de Nayla Fernández, su búsqueda para lograr ser Nayla, y su reasignación de sexo.
Imposible en Argentina, antes de Néstor y Cristina.

Esto que se llama kirchnerismo, es para siempre si nosotros seguimos peleando para que así sea, para que todo esto perdure, dure y engorde y mejore.
No fue magia, dijo la Jefa.
Y tiene razón.

El amor, siempre, siempre, siempre, si es amor, vence al odio.
De abajo hacia arriba.

lunes, 6 de julio de 2015

monstruos



Luego de las elecciones del domingo, quiero decirles qué creo y es una opinión nomás, íntima e inconsulta.

Yo votaría a Lousteau, sin dudarlo un instante.
Sí, dijimos que eran lo mismo o peor.
Sí, dijimos que es un corrupto y sí, sabemos todo eso.
Pero si me das a elegir a malo conocido (con candidato nacional y estructura de caja directa) y MALO por conocer (sin candidato nacional y sin caja directa estatal), elijo al malo por conocer (aunque después tenga la caja estatal directa).

El planteo de mínima no es ni ganarle a Larreta, (porque no se lo votaría desde el FPV en masa ni aunque lo pida CFK, y aún si todos lo votáramos, no se llega a ganar), sino que no gane por una cantidad infernal y el PRO cancherée con la marquesina citadina a todo un país, meta bailecito loco.

Entonces el escenario 1:
PRO recontra debilitado ganando CABA por menos de diez puntos, proyectando a nación que ni en su pago chico donde juega de local pudo ganar tranquilamente, generando en tiempo real y de modo tangible que la mitad o más de la mitad de CABA no lo quiere.

El escenario 2:
ECO ganándole al PRO por medio voto.
Si sucediera, ECO no es plataforma de nada y menos para candidatos cualunques o muertos políticos como el impresentable de Sánz o la extraviada ridícula de Carrió que NO TIENEN VOTOS PROPIOS QUE DEBAN TOMARSE EN SERIO.
Son testimoniales y negociados a punta de "derrota cara": esto es, van a las PASO con Macri para poder seguir viviendo de algo y rompiendo los huevos desde bancas, no porque en efecto vayan a creer o suponer que podrían tener alguna chance de ganar la elección grande, porque en efecto no la tienen.
Todos estos, Lousteau, Larreta, Macri, Carrió, Sánz, Massa, tontos no son.

Y la verdad es que perder ya perdimos en CABA, y ahora hay que empezar a mirar con extrema atención a la elección grande.
En esa no podemos, creo yo, darnos el lujo de jipearla o de hacer el “voto hipster”, el de la conciencia, el suave.

Es también la hora de no pensar ni un ratito en si nos da asco, si nos da cosa, si nos cortaríamos la mano antes de votar a X o Y: la realidad dista mucho de lo que podamos hablar con nuestra almohada (y nos importa nada más que a nosotros) y la elección grande no está ganada ni por las tapas, aunque se busque generar esa "sensación".
Valga la novedad: no importa quién vote, o pensando en qué cosa lo haga. 
Nosotros no buscamos voto calificado o el voto del puro y casto.
A vuelo de portadas de diarios, entrevistas y noticias, de gestos y decisiones, no va a ser fácil ya no gobernar entre sciolismo y kirchnerismo puro y duro, sino llegar enteros y amables hasta la elección en primera instancia.

Muchos votantes siguen sin decidir si apoyan abiertamente al candidato del FPV, al candidato de Cristina, al candidato kirchernista, o si se van a lanzar a la aventura de quitar del medio al más kirchnerista de todos nosotros, que es Zannini, en nombre de una pureza de espíritu que bastante tiene más que ver con no arriesgar y quedar bien con el primo que con el poroteo de verdad y la política en toda su macábra palidez: esa parte de la política en la que se cocina todo lo hermoso que después hacemos canción, bandera y es dueña de nuestras lágrimas de orgullo militante.
Pero, pero, pero: no hay más opción aquí para los que fuimos, somos y hacemos al FPV y al movimiento.

Así las cosas, entre Drácula, Lousteau, Frankenstein y Larreta ya sabemos que son monstruos, pero no quiero que ese monstruo alimente al monstruo mayor en la elección grande: marche un mimoso “jodete porteño” por aquí, sin ánimo de fitopaizar a la política, por favor, faltaba menos.

La intención de lo que expreso ni es que gane Lousteau (es la matemática, estúpido), sino que no gane Larreta por un margen que le sirva de marquesina, como le viene sirviendo a Macri: lo hizo con Boca y se convirtió en alcalde, y ahora va por Nación sin más plataforma REAL que CABA y una campaña bastante efectiva.

La chance de que Lousteau sea el Capriles (ojalá, no ganó nunca), o la mítica "esperanza blanca del establishment", también debería ser responsabilidad nuestra: no elijo tenerle miedo a un arribista, ni elijo tenerle miedo a un tipo al que se lo tiene que encorcetar y que, gane quien gane, va a tener a dos fuerzas pujantes en las cámaras con hambre de 2019. Más la militancia.

Como sea, esto es una opinión, discutible, engordable y adelgazable, llena de matices y que debe ser tomada con extrema prudencia porque es sólo eso: la opinión de una persona con un voto tan válido como el de cualquiera de ustedes, de nosotros y de aquellos.
PD: que nadie descarte que Lousteau arregle con Larreta y se baje, eh. :)

viernes, 3 de julio de 2015

horacio

Estos afiches tuvieron más de mil "compartidos" en Facebook.
Los hice yo.

Una pena para Horacio tener esa cara y que un fotógrafo le haya sacado la foto que NO tiene retoques como vemos en este link de la foto original:

http://www.gettyimages.es/detail/fotograf%C3%ADa-de-noticias/pre-city-mayor-candidate-for-pro-horacio-fotograf%C3%ADa-de-noticias/468278192








miércoles, 1 de julio de 2015

quienes odian a Cristina

Los y las que son morochos o morochas pero se creen nacidos en Suecia.

Los y las que tienen cabello rubio y se creen mejores que los morochos.

Los y las que tienen problemas en la vida y deciden echarle la culpa a algo más grande, que si no puede ser Dios porque le temen, eligen a la Presidenta porque permite que cualquiera la insulte.

Los y las que tenían destino de pobre y se acomodaron en ésta década.

Las personas que tienen mucho tiempo en vano y saben que es más fácil destruir que construir: no pudieron hacer nada trascendente con su vida y deciden enojarse contra la presidenta, porque no se quieren enojar con lo que tienen en casa que puede ser una pareja, o uno mismo.

Los y las que creen que la pobreza es sinónimo de delincuencia.

Los y las que creen que el que más te roba está adentro de una villa.

Los y las que odian al peronismo por defecto, por herencia y por piel.

Los y las que odian a los “negros”.

Los y las que si les das a elegir, se sientan al lado de un rubio que de un morocho.

Los y las que prefieren pagarle a sus empleados en negro.

Los y las que si pudieran, tendrían “muchacha” en su casa y les pagaría en negro.

Los y las que no devuelven lo que sobra cuando les dan el vuelto mal.

Los y las que dicen que en Argentina a fines de los setenta “Hubo una guerra”.

Los y las que no tienen poder con sus propias vidas y deciden tirarle trompadas a un poder real y tangible, que nunca le va a devolver el golpe.

Los y las que se creen que perdieron pero te escriben desde una computadora sentados en sus casas.

Los y las que prefieren los modos y las formas al contenido.

Los y las que jamás escucharon a la Presidenta.

Los y las que están enojados con sus propias vidas.

Los y las que se odian a sí mismos porque las cosas no salieron como lo soñaron.

Los y las que donan cosas usadas que ya no usan.

Los y las que una vez le dieron plata a un linyera y lo recuerdan. Y lo cuentan.

Los y las que creen que por discutir al poder, tienen poder.

Los y las que no hacen nada para cambiar al poder de turno.

Los y las que quieren que la juventud sea obediente a los más viejos, sólo por ser jovenes y ellos viejos.

Los y las que no se llevan quinientos, sino cuatrocientos cincuenta y durante otros gobiernos no llegaron a llevarse ni doscientos.

Los y las que dan dos pesos de propina.

Los y las que se hacen los dormidos o dormidas en los colectivos para no ver si le tienen que dejar el asiento a alguien.

Quienes se cuelan en las filas.

Los y las que caminan una cuadra delante del que está esperando el taxi para tomárselo ellos.

Los y las que le dicen a su esposa “La jabru”.

Los y las que creen que ser pobre es por voluntad de serlo.

Los y las que reniegan de los extranjeros teniendo apellidos extranjeros.

Los y las arribistas.

Los y las que piensan que si no la hacen ellos o ellas la hace otro u otra. La guita.

Todos ellos y ellas, odian a la Presidenta.
Ojalá se den cuenta que ella, no los ni las odia.

Nosotros tampoco.