viernes, 12 de diciembre de 2014

13D





Mañana sábado, en Plaza de Mayo, tenemos la última Plaza de Mayo por el día de la democracia de Cristina Fernandez de Kirchner como Presidenta de la Nación Argentina.
Esa, la presidenta de todos, y todas.
Esa, la Presidenta, con A.
La cabezadura, la que se pelea con todos, la que se enoja.
La que le dice "sofuor" al "Software" y se acomoda el pelo del costado con una mano.
Esa, la que cada vez que habla todos estamos escuchando lo que dice, porque por más que te lo hayan querido hacer creer, jamás repitió lo mismo, y siempre trató de que vos si hiciste las cosas bien, te pongas contento, y si hiciste las cosas mal, sientas terror.
¿Le molesta la Presidenta a mucha gente?
Claro que sí.
Pero no le molesta la Presidenta: en realidad, salvo por el detalle de ser peronista, es una mujer de clase alta, elegante, bonita, cultivada, que por su trabajo conoce cada rincón del planeta y que se codea con los poderosos.
Le molesta que esta mujer, peronista, de clase alta, tan linda, sea la que se mezcla con el pueblo en un susurro de corazón. 
Les molesta (y les duele), que sea la Presidenta que se preocupó por los que menos tienen y que nunca tuvieron nada: no tenían salud ni vacunas, no tenían que ir a la escuela ni tenían una compu, no tenían para darles un vaso de leche y tenían las tetas vacías de leche real. Todas cosas que ahora, tienen y que no me extrañaría que el año que viene las tengan por ley. Ajá.

Mañana sábado, sale la Jefa en un diciembre como tantos otros diciembres hicimos, por última vez.
Por todas las plazas que hicimos.
Por todas las plazas que hacemos.
Por todas las plazas que haremos.

Esta vez y te lo digo como recontra Peronista, esta vez es por Néstor y por Cristina.
Porque el kirchnerismo es para SIEMPRE, siempre y cuando, todos nosotros nos encarguemos de que así sea: en las calles, en los barrios, en el mundo real.

Esto no termina. 
Vamos a vivir, vamos a vencer, y cuando nos llegue la hora, tenemos que mirar al pasado, al presente, y al futuro, con el mismo respeto que lo hacemos ahora: somos testigos privilegiados de la historia de amor más grande que esta patria haya dado, y nos toca dar el paso al frente final y darnos cuenta que el kirchnerismo, somos nosotros y nosotras.
Cada uno de nuestros hermanos y hermanas, de nuestros compañeros y compañeras, cada uno de nuestros hijos e hijas, de nuestros nietos y nietas, nuestras abuelas y abuelos, nuestros vecinos, nuestros padres y nuestras madres.
Somos cada uno de los que se fueron algún día al silencio.
Somos cada una de esas mujeres de fuego.

Somos los que resistimos los rumores que maliciosamente brotaron desde las cloacas mediáticas de los odiadores, que decían que la Jefa estaba mal, que no respondía, que estaba enferma, que renunciaba, que iba a caminar para atrás, que decía que Cristina no llegaba y que nos iba a dejar tirados.
Que salga Cristina, carajo.
Que venga otra vez.

¡Viva el pueblo!


viernes, 10 de octubre de 2014

Esta semana, en tu país

Esto sucedió esta semana en tu país.
Y tiene música del Indio Solari, un spot de Presidencia.

¿Qué tal?


martes, 23 de septiembre de 2014

Sobre el Motochorro y Vatayón: poniendo los puntos


Ayer irrumpió como siempre irrumpe, un posteo en el blog "SEPRIN" que "denuncia" (SIC) que el tristemente celebérrimo delincuente que le roba a un turista en plena vía pública y este lo filma, sería parte de Vatayón.

e pasquín de los ex servicios ya no tan secretos: no caeremos en la rayana chabacanería de contar aquí quién es Héctor Alderete, "director" de SEPRIN, o quién se cree que es, e invitaremos a cualquiera a que en un vistazo de Google, utilice esa herramienta para descubrirlo por sí mismo, o misma.
Más aquí, la lombrosianísima nota que escribe ese personaje (nefasto y peligroso, pero personaje al fin) reviste un sinfin de obviedades y lacias falacias de individuo que quizás vestido con sus ropas íntimas, un revólver y un whisky, navega las profundidades cloaqueando internet encontrando perfiles que han de ser privados, y los hace públicos: he aquí el meollo de esa cuestión.

El link a la nota: http://seprin.info/2014/09/21/el-vatayon-militante-detras-del-motochorro/

Podríamos hacer un punto por punto de esa escena de pugilato entre la verdad y la mentira, y entre el lenguaje y el horror ortográfico y semántico, pero dejaremos ese caldo para quien lo advierta y se divierta.
Simplemente, contaremos la única verdad, que es la realidad, mediante la sistemática de los "puntos":


  • Vatayón no está en los penales hace más de dos años.  
  • Cuando Vatayón estaba en los penales, realizaba actividades para todos y todas las y los privados de su libertad ambulatoria que desearan y pudieran participar de dichas actividades. No huelga repetirlo: nosotros hacíamos actividades ADENTRO del penal y le dimos el marco a una SALIDA CULTURAL, no transitoria, sí, una sola, y en esa salida cada privado o privada de su libertad ambulatoria tenía el permiso de cada juez que entiende cada causa, persona por persona, como se demostró sobradamente por las vías correspondientes.  
  • Vatayón estuvo en los penales durante nueve meses, y sólo nueve meses.  
  • Ninguna persona que haya participado, dentro del penal, en actividades internas de Vatayón en los penales, era considerado ni miembro de Vatayón, ni militante. Nosotros eramos una agrupación política, así como había ONG, iglesias y otros. Dudamos que alguien diga que los privados de su libertad ambulatoria a quien el Papa Francisco (Bergoglio para nosotros) les lava los pies, los llama por teléfono y los iba a visitar, son parte del papado.  
  • Vatayón tenía más de 25 talleres brindados en los penales de Ezeiza, Marcos Paz, Devoto y el penal de mujeres de Ezeiza. Los talleres eran de música, muralismo, teatro, formación política y tango. El día que salió la noticia de Clarín construída con la misma metódica que SEPRIN ("vamo al fei y revisemo que si sale algo garpa"), no pudimos volver a hacer los talleres que veníamos haciendo.  
  • Nuestros talleres tenían el objetivo de bajar los altísimos niveles de violencia interna, y generaban un intercambio entre privados de su libertad ambulatoria, que servían para la comprensión tangible de la construcción colectiva, con un objetivo sano.  
  • Que una persona se saque una foto delante de una bandera de Vatayón, no implica que sea parte de la agrupación. Puede el "señor" Alderete revisar nuestro muro, siempre abierto. No podemos invitarlo a la básica porque la tenemos clausurada desde el domingo pasado por los agentes de control del macrismo que insisten con que "el baile no es cultura". Tampoco queremos invitarlo a ningún lado, así que usaremos esta casualidad para argumentar.  
  • En la paupérrima publicación de dicho nicho de bronca zombie y añoranza por lo que NUNCA MÁS volverá, se muestra una foto, y luego una corte o una horda enorme de republicadores miran una foto, ven a un muchacho con pelo negro, rostro opaco, marcados por la vida con ropa deportiva y enseguidita dicen "mirá, es el mismo". Como si todos los chinos fueran el mismo chino en China.  
  • El asombro aterriza en la frialdad de Base Marambio cuando se "descubre" que los privados de su libertad, muchas veces tienen familiares, amigos, vecinos o conocidos, que también están privados de su libertad. Tenemos otra novedad para contarles: las personas que están en las cárceles, muchas veces cometieron delitos, y por eso están ahí. ¿Sorprendidos? Las clases sociales son así.  
  • El motochorro que fue filmado, no era parte de Vatayón (tampoco lo es). No sabemos si estuvo detenido, no lo conocemos, y tampoco lo conoceremos, puesto que ya no estamos en los penales. Si hubiera estado detenido, posiblemente hubiera participado de las actividades que hacíamos nosotros en los penales: siempre insistíamos con una frase, que dice que nosotros nunca le preguntamos a un preso por qué estaba ahí, pero ellos tenían que necesariamente preguntarnos a nosotros por qué estabamos ahí.  
  • En Vatayón no hay ninguna persona privada de su libertad. Vatayón es una agrupación que milita en el Barrio Juan Domingo Perón, en La Matanza, y en el Barrio La Carbonilla, en la comuna 15. No somos más de 30 personas, que muchos y muchas tienen trabajo, otros no, pero todos gozan de libertad y nunca han estado presos. Nuestra unidad básica es en Heredia 840, Villa Ortúzar, CABA.  
  • Cada cosa que hicimos dentro de los penales, fue en pos de que los privados y las privadas de su libertad ambulatoria, no salgan con resentimiento, y que crean con hechos que una vida distinta a la que los encerró, sin ilegalidades ni delitos, era y es posible. 

Dicho esto, esperamos que esta comunicación se viralice con la misma fuerza e inmediatez que se viralizó la publicación de Alderete.

Toda cultura es política.

Vatayón 


lunes, 15 de septiembre de 2014

Sobre Máximo Kirchner

¡Hola!
Cuánto hacía que no usaba esta herramienta que antes fue un arma.
Bah, en realidad muchos creíamos que era un arma (también nos hicieron creer eso, eh), pero eran bombuchas con poca agua.
La cosa es que me puse vintage, me levante retro y entonces me dieron ganas de escribir acá.

Veamos.

Hacer un análisis más o menos serio sobre el acto de La Cámpora del sábado, y el discurso de su lider, el compañero Máximo Kirchner, requiere de un análisis interno y externo, porque si no nos separamos un cachito del espejo vamos a seguir creyendo que somos tan grandes como el todo, y lamentablemente, no es así.
Hay un mundo allí afuera.
Y como estoy cansado de escribir y escribir, voy a pasar a la dinámica de los "bullet points" y chau.
Así:




1- Muchos compañeros y no compañeros, plantearon que hubo una carencia de definiciones políticas en el acto, cargándole esa ausencia a Máximo Kirchner. Pues bien: la definición política más grande posible, como dijo el compañero Iván Eliosoff (militante de Vatayón, 21 años, hace changas armando pallets con otro compañero de Vatayón, Mauro Lapa, 30 años, que tiene un camión que a veces anda y la mayoría de las veces no y a veces hace fletes, cuando arranca eso) es el enorme hecho política de que haya hablado y dado la cara públicamente.
Eso es una definición política en sí misma.




2- Se le acusa desde la oposición, al compañero Máximo, que haya dicho algo inconstitucional. Queridos y queridas, eso, justamente, es lo que dijo: que le tienen o tendrían terror a que CFK se postule. Más de una vez yo soñé con que desde el Gobierno Nacional se salga a instalar una reforma constitucional para que CFK se pueda postular, sin necesidad alguna de que esto termine siendo cierto, pero para retomar la posta y volver a poner en la marquesina esa posibilidad que le aterra a tantos señores de buen traje y limpio cabello. Todos esos que se juntaron desesperados a firmar para que no suceda, tiraron un bonito fuego de artificio al hacerlo, ante escribano público, porque saben y tienen muy en claro que si CFK se presentara, arrasa. Le guste a quien le guste y le moleste a quien le moleste. A mi me encanta, claro. Este Gobierno ha demostrado que sabe perder, que además pierde y que se reinventa en las derrotas. Otro día discutiremos si esa reinvenciones son siempre las adecuadas o si a veces se nos escapa un palazo por ahí, pero perder, sabemos perder. Y asumimos las derrotas aún cuando son por poquísima diferencia, como pasó con Néstor, como lo comentó Máximo.
He ahí otra definición: no tengan miedo a competir, que hemos sabido perder, aunque estemos tan acostumbrados a ganar.





3- Internamente, para nosotros los kirchneristas, este discurso tuvo otra carga enorme, que es el enorme parecido del compañero Máximo en lo que dice y cómo lo dice (jé), que suena tan pero tan Néstor que muchos de nosotros jugamos mirando a otro lado mientras hablaba y nos permitimos soñar despiertos. Para afuera, eso es motivo de mucho odio: pensaron que el kirchnerismo estaba acabado, pero acá hay un Kirchner, y Néstor vuelve. Bueno, no sé si para tanto, pero acá hay un Kirchner más, que encima, viene y te dice que no es el apellido la cosa. Y tiene razón: para muchos y muchas de nosotros, ellos son nosotros y todos somos Kirchner porque a veces, los Kirchner son todos nosotros.
Es claro que a veces me gustaría mucho ser un Kirchner, para poder cambiar junto a Vatayón, una realidad tangible como la del Barrio Juan Perón, mal conocido como "la palangana", en Laferrere, La Matanza, Provincia de Buenos Aires, República Argentina, Nuestramérica, Planeta Tierra, pero no es mi apellido ese, sino que es Soriano, y un Soriano no tiene la llegada de un Kirchner, y tampoco a un Kirchner. Ya llegará ese día en el que juntos nos abracemos mirando al sol y podamos decir que estamos absolutamente orgullosos, y no muy pero muy orgullosos de lo que hicimos.

Dale click al video, dale.

 



4- Necesariamente el compañero Máximo no puede ahora volver al discurso privado, porque ahora se ha hecho público. Ahora, esa gota de agua cayó del cielo y se hizo mar, entonces empezó el juego. ¿Necesariamente tiene que ir por alguna candidatura? No necesariamente, pero no estaría nada mal.
¿Necesariamente tiene que ir por las básicas? Ojalá. Me encantaría que lo haga. Que no lo avise. Que aparezca ahí un día de reunión. Que no lo sepa nadie. Que todos se sorprendan. Que lo vean humano y cercano, tal y como (me consta), es. Eso encendería las llamas de todos los que nunca apagamos ningún fuego, pero que vemos como a veces, aunque soplemos y quisiéramos que prenda de nuevo, a muchos compañeros y compañeras lo que los acercó los aleja. Y tratamos los que tenemos alguna responsabilidad militante de decirles que ese sujeto social por el que militamos sigue ahí, y a veces no quieren seguir haciendo. Y nos duele, y nos mata, y nos parte, y quizás el gran error que muchos cometimos, o no, es creer que militabamos POR Cristina, y no al Proyecto que ella encabeza: comprender que ella es la líder absoluta, debería venir acompañado de comprender algo que ella siempre dice, y que es que el Proyecto es más grande. Aquellos que hemos nacido peronistas, sabemos de qué se trata, porque el peronismo excedió a Perón y a Evita, y haremos que el kirchnerismo exceda a Néstor y a Cristina: ambos movimientos que son casi lo mismo, son ideologías, maneras de ser y vivir, maneras de vivir y morir, maneras de reír y llorar. Esas cosas tan de todos, tan para todos y todas, no pueden ni deben estar sujetas a personas, porque ahí perdimos, y no habremos hecho honor a nuestros padres.
Esto es para siempre, como siempre decimos en Vatayón, y sino, vení y preguntale a Diana, 65 años, conducción de Vatayón y responsable del Barrio Juan Perón, Montonera para siempre, si la lucha tiene fecha de vencimiento o está atada a un DNI y a un montón de carne con huesos.
No. la cosa dura mucho más: comprender ese protagonismo, y hacerlo comprender, es empoderar de verdad, y no jugar a empoderar.



5- Otra gran definición política, también se da en el hacer: en Vatayón decimos que el Kirchnerismo Salvaje, es decir haciendo y luego decir lo hecho. Entonces, quizás ya no como "Unidos Y Organizados", pero sí como Frente Para la Victoria, o sí como Kirchnerismo y luego le pondremos un nombre, somos la única fuerza política que hasta ahora llenó tres estadios, con el Evita y Taiana, con Urribarri y ahora con La Cámpora.
¿Somos todos compañeros? No tengo la menor duda sobre esto.
¿Somos todos lo mismo? No tengo la menor duda de que no lo somos. Ni un poco. Todos tenemos estilos diferentes, planteamos luchas en diferentes espacios, pero todos queremos lo mismo.
¿Me gusta a mí cómo se manejan en ciertos temas el resto de las agrupaciones que no son Vatayón? En muchas cosas sí y en muchas cosas para nada (existe un acopio y distribución de recursos que si estás o no estás en determinado espacio se complica mucho, y es desesperante, y por eso luchamos también desde nuestra agrupación) pero en lo que buscamos filosófica y pragmáticamente, no hay duda alguna: equidad, inclusión y desarrollo.
Muchos (no tantos, somos una de las agrupaciones más chicas del país y con más capital simbólico gracias a las múltiples operaciones de prensa de las que fuimos víctimas) odian cómo hacemos las cosas nosotros en Vatayón.
A veces acertamos, a veces no y no siempre vamos a estar de acuerdo en todo.
Pero la trinchera es la misma y el enemigo es el mismo y cuando apuntamos, jamás apuntamos para otro lado que no sea al que apuntamos todos.
Igual, si te tengo que recomendar, no lo dudo: vení a militar con nosotros.
Ya.
No hay más tiempo y queda mucho.


6- Con el Oso, responsable por Vatayón de La Carbonilla, discutíamos bastante el sábado sobre la reacción de los compañeros respecto al discurso. Palabras más o menos (je), llegamos a la conclusión que para hacer un análisis político, no se puede quitar del medio la cosa emocional. Y la verdad es que con tanta emotividad ahí, en ese escenario de un acto al que no fuimos (era un acto de una agrupación, no de Unidos y Organizados por más que los afiches digan otra cosa), todo lo que vimos fue una pasión que se diferencia años luz de cualquier otro escenario pantagruélico de los candidatos opositores: nosotros hablamos de hacer más, de crear más, de seguir sumando, cuando todos los otros "candaditos" hablan de hacer menos, de sumar menos y de acotar lo que venimos haciendo.
¿Querés que discutamos lo malo del kirchnerismo? Yo prefiero corregir eso, y celebrar lo bueno.
Los Otros, lo que hacen es repetir y repetir qué cosa harían mejor que nosotros, usando de metro patrón a las medidas de este gobierno, por la positiva o por la negativa. Así que le guste a quien le guste y le moleste a quien le moleste, la Jefa es la Jefa de todos y de todas.




7- Quizás lo que menos impacto tuvo en los compañeros y no compañeros que escucharon ese discurso, fueron las referencias a escenarios y discursos que ya escuchamos muchas veces: señoras, señores, señoritas y señoritos, quien estaba hablando arriba del escenario es quien sugiere por dónde ir, quien delinea las estrategias comunicacionales y muchas veces políticas de este Gobierno.
A nadie debería asombrarle entonces estar escuchando al autor de lo que venimos escuchando y diciendo, desde 2010 en adelante.
Lamentamos contarles a todos que ese hombre que habló ahí, el compañero Máximo, es un asesor del re carajo que entiende bastante de política, y entonces no es el gordito boludo que juega al play que te quiso vender el pasquín Noticias.
Es posible también que en un acto de sinceridad extrema, Máximo haya hablado como habla, porque así es como habla: arriba de un escenario o abajo de un escenario.
¿Les duele?
Sí. Como este proyecto, que a tantos les duele y a tantos nos enamoró y seguimos casados con esta idea.
Estas zanjas que ves en esta foto, las estamos haciendo con Vatayón todos los sábados para que no se inunde el Barrio Juan Perón. Esto es kirchnerismo, por supuesto que no el único, y no es, me animo a decir aunque muchos se ofendan, ni peronismo ni socialismo ni guevarismo. Esto es ahora.

Perdón todos, pero a mi me tocó morir a Néstor y por eso vivo.



8- El sábado pasado, también, mientras hablaba Máximo, en La Carbonilla terminábamos una pintada de Unidos Y Organizados, en el Playón que hicimos desde esta fuerza política (Vatayón, Kolina, La Cámpora, Militancia Popular, Nuevo Encuentro y muchas más) y no de otra. Claro que ahora aparecieron punteros de Massa en el barrio diciendo que eso lo hicieron ellos, pero el barrio sabe que no es real. En ese barrio, también y desde Vatayón, hicimos un montón de esterilizaciones de animalitos con nuestras compañeras Bea y Gimena. Eso también es kirchnerismo. Te guste o no.
Y todos los días damos la merienda ahí.
Si sabés de alguien que nos pueda donar galletitas, azúcar, leche en polvo y yerba, nos harías un gran favor: tanto en ese barrio como en Matanza, las cosas que servimos y preparamos las garpamos nosotros de nuestro bolsillo o con donaciones de la gente que dona, y cada vez nos cuesta más.



9- Este sábado, Juan José Campanella nos abre el Village Recoleta para pasar Metegol para 200 chicos de ambos barrios. En 3D. Muchos de esos niños y niñas nunca fueron a capital, muchos nunca fueron a Recoleta (mejor) y muchos nunca fueron al cine, menos a una función 3D, gratis y exclusiva para ellos.
¿Qué contradicción encontramos en hacer algo con alguien abiertamente opositor como Campanella?
Ninguna.
Campanella tampoco encuentra contradicción en hacer algo vía nosotros para esos niños y niñas: la semana pasada fuimos a ver "Parque Lezama", su obra de teatro, invitados por él, con los vecinos de los barrios.
Y eso que nosotros fuimos acusados de sacar presos para actos kirchneristas. No es joda.



10- Una vez hablando con Claudio Quero, me decía que al Diego no lo odian por haberse mandado mocos en su vida, por declaraciones explosivas o por las cosas que hace. Me decía Quero (que es muy parecido a Bulat), que al Diego lo odian por esto. Por esa foto. Por haber sido eso. Por seguir siendo ese chico con una mochilla llena de garra y sangre. Por haberle ganado a lo que "la gente" decía que tenía que ser. Por haber esquivado a un predestino al que empuja la sociedad a cada pibe o piba pobre, en todo el mundo. Tenía y tiene razón, Quero.
Ojalá un día podamos torcer todos esos predestinos que tienen muchos hermanitos y hermanitas.
Sí o sí, necesitamos que nos des una mano.
¿Jugás?



11- El discurso:


viernes, 25 de julio de 2014

carta abierta a todos los funcionarios de gobierno

Esta misiva, esta carta redactada un día cualquiera en un lugar cualquiera, buscará por los medios más básicos (los de la palabra escrita), arrojar algunos interrogantes que difícilmente puedan tener una respuesta que exceda un decir.
Está dirigida a todas las personas que tienen un cargo en todos los gobiernos a lo largo y a lo ancho del país, y quizás a todo lo largo y a lo ancho del mundo.
Sin excepciones ni restricciones partidarias.

A todos y todas los que han hecho cosas buenas y malas, y a todos y todas los que no han hecho absolutamente nada.
A los que cobran buen dinero, y a los que cobran mal dinero.
A los que buscan y no encuentran, y a los que no buscan pero encuentran.Y a todos los y las que todavía pueden hacer cosas: buenas o malas. 

No puedo yo. como difícilmente pueda nadie, hacer míos los reclamos de un país, del mismo modo que todos ustedes tienen que necesariamente hacerse ecos de todos los reclamos de un país, evaluando siempre qué es lo mejor y qué lo peor para una gran nación.
Por eso, sepan disculpar si en mis palabras hay un leve dejo de encono: será porque los días tienen 24 horas, será porque la luna se esconde todos los días o será porque le deja paso al sol.

¿Qué pensaban, ustedes funcionarios, cuando se dieron cuenta que querían dedicarse a la política?
¿Para qué lo hacían?
¿Fue casual o fue intencional?
¿Se hereda la pasión, se dona o se forja?
¿Qué es dedicarse a la política?
¿Es una carrera como ser herrero, artesano, kiosquero o cantor?
¿O es acaso, la política, la herramienta que necesariamente tiene que generar cambios en las vidas de las personas, muchos, todos los días?
¿Cuál es el peso de lo simbólico si queda meramente allí, sin convertirse en un plato seguro de sopa, o un vaso de agua potable?
¿La conciencia acerca de que muchas individualidades generan un colectivo, se hace escuchar en las almohadas?

Reventado de dolor, encuentro en mi minúscula participación política (todas las participaciones han de ser minúsculas y necesariamente deben amalgamarse con otras para generar una fuerza) un derrotero de burocracias, alineaciones, términos medios, pausas y especulaciones que nada tienen que ver con el objetivo real de la función pública, que es la de cambiar, cuando no salvar, vidas.

Todas esas trampas dialécticas, encuentran siempre salvaguarda en esperas indeterminadas, en amagues generados por escenarios posibles y en encuestas que violentamente, cambian de un día para el otro.
Todas las fuerzas políticas, se enajenan en sinsentidos y las personas que formamos y conformamos esas fuerzas políticas, nos enrredamos a perpetuidad en un léxico anónimo que alimenta permanentemente ciertas posibilidades con enemigos concretos, que jamás terminan de tirar el sarpazo y jamás terminan de morder con toda la fuerza, hundiendo esas fauces en la carne tibia de un pueblo que recibe como recibe a la lluvia, al sol y a la luna.

Estos enajenamientos discursivos, son hijos directos del buen pasar: no conozco funcionario o candidato pobre, que no llegue a fin de mes, que le duela la panza, que no tenga baño adentro de su casa, que no tenga agua potable, que tenga educación insuficiente y que no tenga alguna de las cosas que le faltan al pueblo.
Hay una parte del pueblo, siempre minoritaria (perpetuamente minoritaria, desde la creación del cielo), que tiene dolor de panza, que no tiene baño, que no tiene agua, que no tiene educación y que no tiene casi nada de eso que tiene cualquier funcionario.
En ambos lugares, siempre, hay delincuentes y no será causa mía justificar a otros y condenar a unos, pero sin lugar a dudas, puedo asegurar que los funcionarios tienen que resolverle cosas a ese pueblo que sigue esperando, de modo urgente y pertinente, antes que cualquier otra cosa.

¿Le duele el alma a cada uno de los funcionarios al saber que no alcanzó todo el día para poder resolver todo?
¿Se le acurruca el hígado a cada director, secretario, subsecretario, diputado, legislador, asesor o runfla, al saber que ese día que pasó se avanzó un paso y se retrocedió cincuenta?

¿Tiene el funcionario político en su corazón, la voraz vergüenza que le carcome el estómago y le impide comer, al saber que todos los días, hay pueblo al que todavía no se llegó y que quizás le tengamos que mentir a diario al decirle que ya llegará?

La política no puede ser bajo ningún punto de vista un medio de vida, sino un medio de mejorar la vida del pueblo.
Jamás condenaré al dinero, en ninguna escala: ojalá el eco de la montaña devuelva el grito de cualquier protesta en una sabia e inoportuna tormenta de billetes para que todos tengan lo que pocos consiguen.

¿Estamos hablando de dinero? Por supuesto. Eso, es una administración.

¿Cómo se redistribuye el dolor?
Las miasmas de lo que está y de lo que vendrá, dejan a veces al fantasma de todos los sueños postergados por todos los que se permiten soñar con que sus vidas son pesadillas.

Mientras tanto, en algún lugar, en muchos lugares, muchas almohadas aguardan cabellos asesorados para regalarle lo mejor de su repertorio.


Barrio Juan Domingo Perón, Laferrere, La Matanza, Buenos Aires.

miércoles, 23 de julio de 2014

AYUDA

Voy a usar una comparación odiosa.
Voy a hacer lo que no quiero hacer.
Voy a decir lo que no quiero decir.
Y voy a aprovecharme de tu velocidad para condenar conflictos en otro continente: que yo también condeno, que casi todo el mundo condena.

Y te voy a decir esto: estos chicos no reciben bombas que les caen en la cabeza.
Estos chicos no están siendo atacados por terroristas.
Estos chicos no son escudos humanos.
Estos chicos no saben de religión.

PERO: estos chicos son tan chicos como los muertos de Palestina, como los muertos de Afganistán, como los muertos de Irak, como los muertos de Ucrania, como los muertos de Israel, como los muertos de Argentina.
PERO: están vivos.

¿Vos, qué hacés por los chicos y chicas de tu cuadra, de tu barrio, de tu distrito, de tu país?
Entiendo que sea muchísimo más fácil publicar, analizar, postear y enojarse con algo que te queda lejos.
Pero acá te pido que hagas algo.
No necesariamente con Vatayón o en el Barrio Juan Domingo Perón aunque yo prefiera que sí: lo podés hacer en cualquier lugar del país: el hambre crece y la guerra de la panza es tremenda.
El terrorismo del corazón roto, de la enfermedad en el agua, de la calle inundada y de toda esa falta de dignidad en cada uno de estos barrios, es culpa nuestra.

¿Qué vas a hacer?
¿Vas a compartir esto?
¿Vas a condenar la falta de apoyo de las agrupaciones, estado municipal, estado provincial y estado nacional en lugares que quedan a 20 minutos de tu casa, una distancia mucho menor que la que alcanza un misil?

Tenemos que rogar para que nos den mercadería para los merenderos y aún así, no nos dan.
Tenemos que rogar para que nos mande alguien un artista, un payaso, un cantor y aún así, no nos dan.
Tenemos que rogar que nos presten atención cuando todo se inunda (y siempre está inundado) y prácticamente nunca nos prestan atención.
Tenemos que rogar para que alguien nos atienda, y no nos atienden.
Tenemos que rogar para que los chicos y las chicas de ese barrio tengan un poco de dignidad.
Tenemos que rogar y seguiremos rogando, hasta que nos enojemos.
Tenemos que rogar para que los Ministerios den por sentado que estos chicos y chicas, existen.

Y nadie quiere enojarse: yo, mucho menos.

De Gaza, estás lejos.
Esto, lo tenés adelante de tu preciosa cara.
Y te está esperando.

¿Qué vas a hacer?
¿Vas a seguir diciendo que la patria es el otro, para no darte cuenta que la patria sos vos también?



lunes, 30 de junio de 2014

irresponsabilidad editorial



Haciendo un repaso veloz pero intenso en cualquier programa periodístico o paginucha de internet en la que las infulas analistas devuelven la gratuidad de poder decir cualquier cosa (como aquí), vemos, al día de hoy, que se chilla y macanea con la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad hasta de vivir.
No es de hoy que se acusa a este Gobierno, mi Gobierno al que defiendo, de coartar cosas.
Que coartamos la posibilidad de comprar cosas.
Que coartamos la posibilidad de ver otros canales.
Que coartamos la posibilidad de que se sepa la verdad.
Que coartamos, cortamos y cooptamos.
Siempre así.

Cada opinador que se cruza con un teclado y una conexión a internet que no sea dial-up, puede y va a decir cada una de las cosas que tenga ganas con la autoridad que le corresponde: la de esa persona, sólo frente a un teclado, sólo frente a un camarógrafo, sólo frente al mundo al que quiere llegar, y que usualmente, no llega.

Estos dicientes, escribas del ego, buscan el gol por el gol mismo, y del gol al golpe hay dos letras de diferencia y los hechos que los separan de decir algo, a que ese algo suceda.
En una lotería intransigente y tórrida, apuestan por diversos escenarios que pueden o no darse, siempre hablando de política, y cuando hablamos de política, sería bueno que comprendiéramos que hablamos de absolutamente todo cuanto yace o subyace bajo el único cielo que tenemos: que artistas k o no, que periodistas k o no k, que juicios y procesos con distinta vara, que está mal pasarlo por televisión y que está bien pasarlo por televisión, que qué está bien pasar y qué está mal pasar, que lo supe y no lo dije pero lo digo ahora para desmarcarme de la sombra de mi compromiso, que acuso o defiendo, que digo o que no digo, que miento o digo la verdad.
Y así, todo el tiempo, a favor de la corriente del bolsillo o el ego, más nunca, pero nunca, de la responsabilidad.

Clarín se harta de poner en potencial cosas que no tengan que ver con el Gobierno Nacional y de poner en firme, afirmando, cosas que atenten contra este Gobierno Elegido por amplia mayoría: el concepto de golpismo, no es ajeno a la realidad cuando se busca instalar que ahora el Gobierno Nacional no tiene el mismo cariño o apoyo del pueblo que tuvo en 2011. Esto, puede ser real, más cuando uno vota lo hace por cuatro años y la democracia y las elecciones tienen sus plazos y sus casos a los que hay que aguardar con sesuda institucionalidad.
Me resulta abrumadoramente torpe leer desde lejos pedidos de renunciar, entregas, expulsiones, y me parece tristemente inconstitucional: esto que digo, no es un parecer, sino una cuestión fáctica.

Majul afirma datos presuntos, una claque de noteros lo rodea para ajustar lo que se quiere decir, y cualquier persona que no esté atenta, puede confundir a Laura Alonso con una panelista de ese programa: termina siendo más político el análisis que puede hacer María Julia Oliván, que el histérico grito berreta de despecho político de la antes mencionada funcionaria.
En los zócalos, no te pone ningún programa quién está hablando, y si lo ponen, cuando van a otro plano y vuelven no sabés ya quién es quién en esos análisis.
Así, la señora de buena fe que está mirando la televisión en su casa, puede creer que quien está diciendo tal o cual cosa es alguien respetable, por el simple hecho de estar diciendo lo que dicen todos los que lo rodean en la mesa, y todos muy bien vestidos, con cuatro o seis palabras raras en su discurso, por discurso.
En 678 dan por sentado que todo lo que rumia bajo la estratósfera es culpa de Magneto: a veces, también, es culpa nuestra, pero la particularidad del caso, hace que el análisis no pueda ser igual que con los canales y los programas opositores. La relación de fuerzas es desproporcionada: tenés seis programas por canal tirando en contra del Gobierno, contra un programa de un canal a favor. En términos diarios, claro está.
Y quien no mira con buen ojo al Gobierno, sabe que 678 es absolutamente parcial, mientras que a los periodistas como Majul, Lanata, Nélson Castro, los conoce desde siempre como periodistas críticos y el análisis que podemos hacer los que más o menos estamos en la política, dista mucho del análisis que puede hacer cualquier tele espectador o internauta en páginas de "noticias", que hará una revisión mucho más superficial de cada cosa que se diga: el uso del potencial para referirse a determinados temas (o la carencia del uso del potencial) es letal cuando se quiere instalar una idea.

Veamos un ejercicio de fantasía.
Si el periodista conductor AFIRMA una cosa, ejemplo: "Boudou se reunió con Vandenbroele", y luego la panelista Laura Alonso dice "Se reunió el jueves" y un "abogado invitado" (clásico en cualquier programa) remata con qué delito cometió al hacer esa reunión, quien mira el programa no tiene por qué dudar, porque se escala en la instalación de dicha verdad relativa.
En cambio si el periodista conductor SUGIERE una cosa, ejemplo: "Campagnoli habría cometido un delito a sacarle fotos a menores vía su fiscalía" y luego el panelista ex funcionario de este gobierno construye desde "Las denuncias dicen que fue en Marzo" y un funcionario en funciones (SIC) remacha con "Es el mismo caso que ya vimos otras veces", el uso del potencial deja que la persona que está mirando pueda sacar su propia conclusión.

En los dos casos se busca instalar una opinión por encima de la única verdad que es la realidad, que en este caso, mis queridos, la dictamina la justicia: si Boudou es inocente, los periodistas que ahora creen que la Justicia funciona y que el Juez Lijo es Papá Noel y los Cinco Latinos, no podrán decir que nadie fue cooptado.
Es una gripe artera y letal, en todos los medios, afines y no afines a mi Gobierno, (y al Gobierno de quienes no son afines al mismo), hablar de que tal o cual fue comprado.
Si Victor Hugo dice algo bueno del Gobierno, es porque el Gobierno le paga.
Si Lanata dice algo malo del Gobierno, es porque Magneto le paga.
Si Página 12 dice algo bueno del Gobierno, es porque el Gobierno le paga.
Si Majul dice algo malo del Gobierno, es porque Manzano le paga.
Pero Victor Hugo supo decir cosas malas del Gobierno, y Lanata supo decir cosas pésimas de Magneto y Página 12 nunca habló mal del Gobierno y Majul siempre habló mal de cuanto gobierno exista.
El ejercicio, entonces, opino yo, no es más que una gimnasia de ego y poder, cosa que le sobra en el primer caso a los periodistas, y de la que carecen, al menos de forma institucional, los periodistas.

Tenemos desde hoy, la noticia de que a Zulma Lobato la violaron.
Lo dijo su manager, quien aseguró que Zulma Lobato radicó la denuncia en la comisaría y que mañana la verían los forenses.
Dice que dos hombres la atacaron y la llevaron a una remisería abandonada, donde la golpearon salvajemente y luego la violaron.
La noticia no está en ningún portal de noticias, sino, y por ahora, en portales de chimentos.
¿Por qué?
Porque se supone que es mentira.
Porque es Zulma Lobato.
Porque la construcción mediática siempre está por encima de cualquier tipo de verdad.
Así, para la opinión pública hoy Boudou es un ladrón y el juez Lijo un héroe.
Tanto como Campagnoli es un héroe y el juez de ese caso un ladrón.
Pero si mañana Boudou no va preso y Campagnoli no deja de ser fiscal, el juez Lijo será un ladrón y el de Campagnoli un héroe.

Otros ejemplos:


  • Clarín dice que Cristina "todavía no le soltó la mano a Boudou", lo cual indica que eventualmente, Cristina le va a soltar la mano que ahora, según el diario, lo sostiene. Te cuentan la noticia y te dicen qué quiere que pase, para que si no pasa, digan que no pasó y que tenía que pasar. ¿Y por qué Porque ellos lo dijeron.
  • En todos los medios dicen que determinadas cosas, "complican más" a Boudou. No se puede ser más culpable o más inocente: los hechos son hechos y no existen novedades probatorias que hagan que el caso vaya para un lado o para el otro. Lo único que está sucediendo, es el correcto acontecer de las instancias. Pero decir que algo lo "complica más", es tratar de generar cierta inevitabilidad de algo para que suceda y que si no sucede... bueno, ya lo dije antes.
  • En todos los medios opositores, dicen que "Cristina no habló de Boudou". Hace algunas semanas, decían que Cristina no habló de inseguridad, antes decían que no habló de la deuda, o que no se refirió a la inflación o lo que sea que cualquiera de estos medios quiere que CFK diga.
  • Las preguntas conducidas: cada uno de los periodistas de la oposición (cualquiera del Grupo Clarín más Majul), esconde su respuesta en la pregunta. Dicen, por ejemplo "¿Cree que la Presidenta le pedirá la renuncia a Boudou", cuando la pregunta, si se busca saber qué opina el entrevistado, debería ser "¿Qué cree que hará la Presidenta?". Y esta dinámica se repite. 




La indignación estará fomentada con absoluta libertad por Majul, quien dirá, como dice Lanata o Nélson Castro todo lo que quiera decir cuando y como quiera, acusándonos a todos nosotros de querer coartar esa libertad por el simple hecho de considerar que lo que dicen ellos, no es cierto.
Y dirán que amenazamos, que somos nazis, que somos dictadores.
Que somos ladrones, hijos de putas, asesinos o cómplices.
Que somos malos, vagos y atorrantes.
Libremente.
Qué linda es la democracia.