martes, 2 de agosto de 2016

el necio





Para no hacer de mi ícono pedazos,
para salvarme entre únicos e impares,
para cederme un lugar en su Parnaso,
para darme un rinconcito en sus altares.
me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
mi vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda.

Yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví.

Yo quiero seguir jugando a lo perdido,
yo quiero ser a la zurda más que diestro,
yo quiero hacer un congreso del unido,
yo quiero rezar a fondo un hijonuestro.
Dirán que pasó de moda la locura,
dirán que la gente es mala y no merece,
más yo seguiré soñando travesuras
(acaso multiplicar panes y peces).

Yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví.

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas
cuando la Revolución se venga abajo,
que machacarán mis manos y mi boca,
que me arrancarán los ojos y el badajo.
Será que la necedad parió conmigo,
la necedad de lo que hoy resulta necio,
la necedad de asumir al enemigo,
la necedad de vivir sin tener precio.

Yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví. 

lunes, 1 de agosto de 2016

las banderas, che

Detalle para la internita.
Dice Cristina ante el murmullo de la gente apenas empieza a hablar:
"¿Qué quieren, a ver? ¿Quieren que enrollen las banderas?".
La abrumadora mayoría de personas que fueron a escucharla, grita en un aullido enorme "SÍÍÍÍÍÍÍÍ".
Cristina asiente.
Y dice, firme y seria:
"Bueno, che, enrollen las banderas. No se puede sino hablar con ese "uuuh, uhhh, uhhh" atrás, enojados".
Mira a un grupo de banderas. Les dice personalmente:
"Enrollalas, dale. Después las desplegás de vuelta. Siempre hay tiempo para desplegar las banderas".
Sonríe. Sigue:
"Lo bueno es no dejarlas nunca".
Y así en cada acto: no creo que sea necesario que Cristina Fernandez de Kirchner nos tenga que decir CADA VEZ que hay que enrollar las banderas cuando ella habla.
Enrollarlas es enrollarlas, no que queden flameando apenitas.
Porque seis tacuaras quietas te bloquean toda la visión, y el pueblo bien a pata que no milita en ninguna organización desde lejos no la ve, sólo la escucha y no le dan más ganas de ir y la próxima se queda en la casa.
¿Aprendemos de una jodida vez?
Nadie nunca en la vida dijo "Caramba, qué bueno que esté este trapo aquí de veinte metros, voy a votar a éste proyecto".
Ya va a llegar el momento de medirse internamente, pero por ahora, todo tiene que ser sencillo y accesible.
Dale.


jueves, 28 de julio de 2016

Tecnópolis 2016: a una semana

Una semana y pico después del posteo que salió en todos lados, donde mostraba que no hacen mención a los 30.000, hubo algunos cambios.
El posteo anterior: http://hombremuerdeperro.blogspot.com.ar/2016/07/tecnopolis-2016-punto-de-encuentro.html

Por ejemplo:

1- Volvió Zamba.
http://www.tecnopolis.gob.ar/agenda/ver/zamba

2- En el stand de Paka Paka, que yo dije que estaba cerrado (que estaba cerrado), en ciertos horarios se daba un show de Matemáticas y Magia que se dio siempre.

3- Volvieron los micros, más de 100 por día. De momento no me contestaron de ningún ministerio cómo acceder a esos micros.



4- Volvieron las larguísimas colas para entrar en el tunel vertical naranja, como todos los años. 
Las colas en las atracciones nuevas siguen escasas y cortas.




5- De momento, sigue exactamente igual el número de desaparecidos para el gobierno.
Pero son 30.000.

viernes, 22 de julio de 2016

el negro es el otro


Cuando te enojabas mucho mucho con Cristina, te enojabas de verdad.
Y pensabas, lleno lleno o llena de furia, que te molestaba de verdad que se les de todo a "los negros".
Porque para vos, siempre, "el negro es el otro".

El negro ese al que odiaste durante tanto tiempo, lo odiabas porque tenía subsidiado el gas.
Y este año te diste cuenta que vos, nórdico héroe del Valhalla, también tenías subsidiadio al gas.
Pero igual, el negro fue el otro.

Después viste que la luz la tenías subsidiada, y te molestó bastante, pero no tanto como para entender que sos argentina. Por eso te plantaste estóica frente a las críticas y dijiste "Es que las tarifas estaban desfasadas, con el gobierno anterior no se hizo absolutamente nada y por eso hoy pagamos la mentira de los últimos doce años". Y te sentiste bien. Porque ahora también, el negro es el otro. La negra, ni hablar. Vos podés pagar la luz como en países serios que jamás conociste y si llegaste a poder viajar, no tengas ninguna duda de que fue en los últimos doce años. Pero a vos nadie te regaló nada, porque antes laburabas. Ahora también, te alcanza menos la guita, pero estás contenta. Vos, europea, vos. Porque el negro es el otro y no hay nada más hermoso que gastarte un diez por ciento de tu sueldo en la luz. Es patriótico, te diré.

Hoy también pudiste ir por primera vez a Tecnópolis: ya no es Negrópolis. Ahora es algo digno. Decente, Como la gente. Es gratis igual que antes, sí, pero ahora la gente que va, también gratis, con todas sus familias, va... cómo decirlo, de otro modo. Va más blanca. Va más linda. Ya no va con la plata que le sobra de la canaleta de la droga y el juego. Los hijos e hijas que tuvieron para cobrar la asignación (todos sabemos que los hijos de los negros y las negras son paridos para cobrar la asignación y poder comprar cerveza), por más que sigan yendo a Tecnópolis, no son cabeza. No son wachiturros. Usan zapatillas, no usan altas llantas. Se nota, cómo decirlo, un clima de unión. De alegría. Es otra cosa. Sale un poco más caro hacerlo que el Tecnópolis del año pasado, pero no importa. Porque la guita que se pone ahora no es guita de los negros. Es guita mía. Y el negro es el otro.

Después seguías despotricando, desde Mar de Ajó, habías pegado ejecutivo en una linda ubicación en el micro de ida, con dos películas en DVD estreno del cine que te pasaron entre bandejita de seis ravioles y el vaso de coca que te sirvió el mozo y por eso estabas como querías. Re cheto, eras muy vos y el negro era el otro, todo el tiempo. Te divertiste como loco con la comedia picante de ese humorista que había ganado el concurso de chistes de Tinelli en el 2006 y ahora hacía la obra de teatro, pegaste dos por uno y fuiste con la jabru y a la salida te diste un lujito: una de palmitos, papá. Al nene le compraste un cono de papas fritas y esas papas fritas tenían aceite subsidiado. Qué tul.
Andabas re parado, super piola compa y cuando llegue el próximo verano y las papas hayan aumentado un 200% pero tu sueldo no, porque aumentó el gas con la que cocinan la papa, el aceite donde se fríen y la propia papa, vas a mirar en el Facebook de tu prima cómo come papas en el Parque Sarmiento, en pleno verano. Pero el negro seguirá siendo el otro. Vos, tsk tsk, nop.
¿Qué se necesita para hacer una papa frita?

Ibas en subte rodeada de negros que te tocaban el culo y encima pagaban una miseria. Aumentando el subte, sabemos que lo que va a pasar es que va a funcionar MUCHO MEJOR porque lo hacemos JUNTOS, PORQUE ES AQUÍ, ES AHORA Y PORQUE SÍ SE PUEDE, SÍ SE PUEDE. El año pasado era otra cosa: sí, Macri también tenía a su cargo los subtes pero ahora... cómo decirlo. Se respira distinto. No, la situación económica no está mejor, ni siquiera está igual, pero ¿Cuánto aumentó el índice de inflación del optimismo? ¿No nos sentimos un poco más gente? ¿No somos un poco mejor como sociedad? Vos, que nunca fuiste negra, lo sabés mejor que nadie: antes le daban plata a los putos por ser putos, la gente quedaba presa para cobrar un sueldo, la gente no quedaba presa porque la justicia es un desastre, y si eras de La Cámpora, cobrabas fortuna, millones te diré. Y a vos nunca te gustó que se le de guita a los negros. Por eso ahora viajás en subte igual que antes, o más apretada. Pagás más. Pero sí: es distinto. No podemos ni sabemos decir por qué. Pero es distinto.
La pobreza digna, me dirás. No sé. La negra es la otra, que ya no existe.

A vos viejo bueno, abuelito que le compra diez dólares al nieto para que vaya sabiendo lo que es la especulación financiera desde chiquito. A vos, abuelita bien nacida que querés que los nenes sean nenes y las nenas sean nenas como corresponde: él trabajando y ella lavando. A ustedes, queridos viejitos, ¿No les molestaba tener que andar jubilándose? Bueno. Eso también era cosa de negros. Esos dos aumentos anuales, y a esa edad. ¿Por qué te van a hacer sentir no sólo inútil, sino también negro? Vos no querés NADA de eso. Querés seguir laburando. Hasta los 100 años si es necesario. Ocho horas por día. Porque no sos ningún negro. Y si este año no te dan dos aumentos anuales y te sacaron la tarjeta Argenta para que puedas ir en avión, MEJOR. Porque eso es de negros. Y los negros son los demás. Esos que no laburan. Hipersubsidiadios. Kukas prochavistas venezolanizadas. Cubanos rusos, ñoquis con bolsos llenos de dinero, drogadictos mujeriegos y jugadores. Vos, minga.

El negro es el otro.
Vos, argentino.






martes, 19 de julio de 2016

Tecnópolis 2016: Punto de Encuentro


Hoy decidí ir a Tecnópolis.
Quería ver con mis ojos, tocar con mis manos, oler con mi nariz.
Escuchar con mis orejas y sentir con el corazón de todos y todas, qué es lo que está pasando en ese lugar que supo ser nuestro, que tiene que ser maravilloso y hermoso, que tiene que estar lleno de gente.

Fui, también, a ver qué había de cierto y de mentira en lo que daba vueltas por la red.

Saqué 100 fotos.
Llegué a las 17 horas.

Abajo de cada foto, les cuento el contexto.

Ah: yo no miento.

Empecemos.

ACTUALIZACIÓN AL 28/7:
http://hombremuerdeperro.blogspot.com.ar/2016/07/tecnopolis-2016-una-semana.html


Llegué. El viejo simulador de avión, ahora es un avión enorme en el que te podés sacar una foto, siempre de lejos, detrás de la valla. Ojalá vuelva a funcionar como simulador, como era antes.



El dinosaurio de la puerta sigue, imponente. Apenas llegué no se movía. Al rato sí.  



Ésta es la lúgubre entrada al sector de Derechos en el Pabellón de la Industria Argentina. Acá, en otra Argentina, había autos Industria Argentina, heladeras Siam, Siambrettas y Rastrojeros. En las paredes había una línea histórica que te contaban la industrialización del país. 
El año pasado, por ejemplo, aquí estaba la muestra sobre El Eternauta, donde vivías una experiencia interactiva con un video glorioso que recreaba a la historieta. También había distintos trajes tamaño real del Eternauta, un gurbo a tamaño real y una mano de un Mano. Luego veías el video, salías y tenías en una pared enorme a toda la historieta, mezclada con fotos reales de las locaciones que se mostraban en la historieta. Más adelante, van a ver qué hay aquí adentro, ahora, hoy.



En este sector había una partecita que era una miniferia. Ahora todo un sector es para una miniferia del Libro. La gente compra. Y había precios más o menos buenos.



Desconozco si durante nuestro Tecnópolis también estaba Panacom vendiendo. Pero me parece que no.



Bien, un stand de "Mis Ladrillos". Creo que estaba durante otros Tecnópolis.




¡Qué bueno! Hicieron al CCK con "Mis Ladrillos". Una fuente confiable me cuenta que está hecho desde el año pasado. Y que lo trajeron aquí. Al lado, está recreada la Basílica de Luján. Lo sé porque tenía un cartelito que decía "Basílica de Luján". Detalle: en el CCK no decía nada. Escuché a tres madres arriesgar: "Es Retiro". "Es la Casa Rosada". "Es el Teatro Colón".
Pero es el Centro Cultural Kirchner. Gol.




Este pabellón, en otros Tecnópolis, estaba lleno de juegos, actividades y diversión. No había sectores tan vacíos. Ninguna foto está sacada con mala leche, simplemente de lejos. 
Aquí estaba el Cruce de los Andes de Zamba, el Karaoke de Zamba, la parte de Matemáticas y un sinfín de atracciones educativas y super divertidas.
Ahora están algunos dinosaurios que no se mueven, y otros que sí se mueven que son animatronics de animales de la edad de hielo. Atractivos para los niños, y más cuando se acaba de estrenar La Era de Hielo 5. A mis espaldas, la muestra de Da Vinci, imponente, igual que cuando estuvo en nuestros Tecnópolis pero más... "estirada", para que ocupe espacio.





Grandes espacios vacíos. Es lógico: no había nada para hacer.



En éste sector estaba la robótica. Aquí te enseñaban en tableros, cómo funcionaba un robot. Cómo manejarlo desde una Netbook "del gobierno". Y sus funcionalidades en la industria. Ahora es una suerte de carrerilla de autitos a control remoto, y los robots al no ser autos a control remoto, tienen poco manejo, andan lento, y así funciona: no va nadie.


Más enormes espacios vacíos y oscuros. Hay que ahorrar energía, sabés.



En éste sector había otros años, juegos de matemáticas. Ahora hay unos móviles raros que nadie controla. Los chicos se acercan, tocan y se van. No hay nada divertido ahí.



En la que supo ser la Plaza de la Memoria, ya no hay referencia alguna a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Hay en cambio, una muestra que se llama "Los 280 días", una muestra de la Fundación LED de Silvina Giudici, que ya dio vueltas el año pasado en CABA y algunas provincias, motorizada por el Ministro de Cultura de entonces, Hernán Lombardi, que nos cuenta qué fue la Conadep y su investigación. Si querés saber más, descargate la aplicación para Android o IOS en las tiendas respectivas de Android o App Store. Tal y como dice en el cartel. Si no viniste con el celu, no te bajaste la App o no tenés señal, lo lamento un montón.
Te la debo.


Nadie supo decirme qué es esa foto en la misma plaza, si son sobrevivientes, testigos, acusados, milicos, madres, abuelas o qué. Está pertinentemente tapada de plantas. 



Aquí vemos la única referencia que se hace a la cantidad de desaparecidos o muertos: 8.960 ("cifra que no puede considerarse definitiva", se aclaraba), aclaran. En absolutamente ningún otro lugar de la plaza se menciona a los y las 30.000 compañeros detenidos, asesinados o desaparecidos.
Por eso le decimos, le gritamos, y le vamos a decir siempre: 
FUERON 30.000, y gritamos PRESENTES.



Este collage pretende explicar algo, con testimonios.
No lo logra.



En el salón donde supo haber ferias, patchwork, artesanías y el enorme parque de parkour, además del mismo escenario con pantallas, sólo quedó el escenario con las pantallas. 
Se supone que aquí tocan músicos eventualmente. 
Por lo demás, no pasaba absolutamente nada, tal y como vemos en la fotografía.
Vacío. Y el eco de lo que supo ser.



Los carteles que en otro entonces nos contaban sobre palabras (heredados del Encuentro de la Palabra), sus significados y usos y etimologías, ahora nos muestran el logo de Snapchat, entre otros. 



¿Sabías?
Aquí empecé a notar que no era muy criollo el asunto. 



Imaginate sonreir por tanto tiempo.



Von Goethe, el diaguita.
Sí, también hay de Marechal y de Storni.




El pueblo puede ser un poquito estúpido, pero no tan tan tan tan estúpido.
El stand de Pampers está ubicado lejos (donde estaba la pista de hielo). 
Y no va nadie.
Sí, es un cambiador de bebés.
Pero no hay nadie.
Fracaso.



El pueblo puede ser un poquito estúpido, pero no tan tan tan tan estúpido.
Quizás atendió más temprano, pero de momento, la parte de atención primaria de la salud estaba absolutamente vacía.



La Plaza de las Banderas. A quienes nos tocó elegir ir todos los años muchas veces, llevar barrios enteros, a todos y todas nosotros y nosotras, nos duele ver algo así. Esta parte estaba llena, siempre.
No, no está siendo un éxito, por más que Lombardi mienta el número y diga que en Salta hubo 750.000 personas desmintiendo al propio Urtubey que dijo 250.000.


Orgullosamente cerrado.



Esto supo ser una plaza. NO eran las 18.



Esto funcionaba bien. Creo que es el acuario.



Esto funcionaba bien. Era una actividad 4D de transporte.



Los puestos de venta de comida "popular", vacíos.



El sector en el que podías ver por dentro una vieja formación de tren, vacía.
No había nadie para consultar, sino lo hubiera hecho.



Encuentros que cambiaron la historia: cuando se inventó la ropa punk.
Así, sí señor y señora.



Lennon y McCartney, o el crisol de razas de la Nación.
Uno era mapuche, y el otro, tehuelche.



Charlie Parker y Dizzy Gillespie.
Esos encuentros que cambiaron la historia.
De otros países.



Bueno.



"Cacho, acá va el cartel vocacional".



Me imagino al compañero y sus dos hijos, que casualmente salen en la foto, disfrutando de ese encuentro que les cambió la vida: cuando Warhol se cruzó con Lou Reed.



Vacíos por todos lados.


Twitter. Empresa familiar cooperativa que surgió en Ramos Mejía.



Acá estaba AJEDRECEAR, el programa nacional en el que te enseñaban a jugar ajedrez, se iba a los barrios y se hacía popular este juego. Todavía dejaron algunos carteles de AJEDRECEAR que deben haber sobrevivido porque nadie los vio. Antes había aquí decenas de mesas para jugar con sus fichas (y nadie se las choreaba) y un ajedrez gigante, con rueditas. Ahora quedaron estas cuatro mesitas con un ñato que mira con las manos en los bolsillos.


Milicos siempre hubo, pero no me quise perder la foto de los dinosaurios y el muñeco gigante del animal prehistórico.


El pueblo puede ser estúpido, pero no tan tan tan tan tan estúpido.
La gente sigue de largo en el stand de P&G.
En la foto: un compañero trabajador de Tecnópolis, con campera y el parche que les pegaron MUY así nomás con "la nueva estética". 



Otro ángulo de la Plaza de las Banderas. Ya eran las 18. Poca gente. 
Dato: este suele ser el lugar al que decís "si nos perdemos nos encontramos ahí" o "Nos juntamos a tal hora en la Plaza de las Banderas".
Sí, era el Punto de Encuentro habitual.
Vacío.



La salida de los dinosaurios.
¿Tuviste oportunidad de ir durante los años anteriores?
Entonces vas a saber de qué te estoy hablando.
VACÍO.


Vacío.
¿Qué había acá antes?
Cientos de chicos y chicas que salían del Parque de Zamba.
Ahí vamos.



La entrada a lo que supo ser el Parque de Zamba.
Tapado de blanco.
Así, tan sin amor.
Así.



¿Te acordás que había que empujar para poder ver a los dinosaurios?
No eran ni las 19.
Hacía frío, eso sí.
¿Será eso?


La fila cortita para entrar a ver a los dinosaurios.
Sí, es más grande del otro lado.
Sí, está sacada con mala leche para mostrar una valla.
Mala mía. Perdón.
Soy peronista, viste.



Donde estaba el Parque de Zamba, ahora están estos maravillosos laberintos.
Qué intriga, quiero verlos ya mismo.



Pucha, este laberinto es igual al de Zamba.
Sólo que antes estaba Zamba gigante montando un dinosaurio también gigante, en el medio.
Ahora está ésto.
Qué bien.

Atrás: el estacionamiento.
Durante "nuestra época", los ministerios les facilitaban micros a escuelas, ONGs, comedores.
Ahora había, y los conté, DIEZ MICROS (400 chicos) y nada más.



Este es uno de los maravillosos laberintos.
Un inflable de goma.
En la foto, no más de 20 nenes queriendo entrar para luego salir con cara de "papá, qué onda".



Otro de los maravillosos laberintos.
Otro inflable.
En la foto, no más de diez niños y niñas.


Esta duele.
Este era el Cruce de los Andes exterior en el que los nenes y las nenas subían y bajaban del otro lado por un tobogán gigante y hermoso, con los dibujos de nuestros queridos Zamba y Niña.
¿Viste que te dijeron que seguía Zamba y que estaba el musical?
Esperá un cachito y seguí leyendo.



El Cruce de los Andes, abandonado y mal cerrado precariamente.
Sí, así como dijo Lombardi del CCK: "Parece que lo hubieran abierto antes de terminarlo".



Otro alucinante laberinto lleno de intrigas y maravillas para los niños.
Un inflable.
Cuatro nenes.



El plato fuerte: esta estructura era parte del Parque de Zamba.
Es la misma estructura que te muestran en los videos de promoción de Tecnópolis de este año, de la semana pasada, en todas sus redes.
¿Estará funcionando tan bien como otros años?
¿Pasará eso que pasaba, que los chicos hacían fila para trepar a sus sueños y sus alegrías?
¿Pasará como pasaba, que podían entrar niños y niñas hasta determinada altura, y que muchos chicos más grandes hacían la picardía de achicarse para entrar?
¿Será tan lindo como fue?
Veamos.



Cerrado con unas cintas colgando.



Otra de las entradas que seguramente un chico salvaje, futuro peronista, hermoso grasita, futura kukita preciosa, rompió para entrar igual.



Otra entrada precaria.
¿Y si esa hermosa kukita se subía y se lastimaba?
¿A quién le reclamamos?
¿A La Pesada Herencia?
¡Qué descuido, Lombardi!
Personalmente le dije a un niño que no suba. 


La misma salida por la que nuestros hijos e hijas, nuestros compañeros y compañeras, los hijos e hijas de los y las demás, se supieron tirar con la boca repleta de sonrisas.
Esto es así.
Esto es ahora.


El sector de los "no tan populares" FOODTRUCKS, como en el Lollapalooza o cualquier feria en la Rural. Vacío. Las caritas de los vendedores y vendedoras apretadas en las manos acodadas en los mostradores vendiendo sanguches de cordero a 80 pesos.
Una pena.


Foto muy oscura.
¿Qué funciona en verdad?
Las plazas.
Los juegos al aire libre.
Si mirás bien, vas a ver que los chicos sólo quieren divertirse.
Tal y como lo hicieron todos los años.



Una feria de comidas artesanales que estaba barata, salvo el agua para el mate a veinte pesos.
Funciona. 


Empieza a caer la noche.


El stand de Samsung. REPLETO. Colas larguísimas.
Te dejan jugar a una Realidad Virtual con un celular que no te podés comprar, con un periférico de Realidad Virtual para el que no tenés plata, durante cinco minutos.
Buenísimo como experiencia, si no fuera que te vas de ahí con la frustración en tu celular.
Funciona.


En éste Pabellón supo haber música.
Ahora es el de la Muntref.
Cerrado. 



Área de artesanías.
Mayormente vacío.



Acá te enseñan a hacer máscaras.
Recontra funciona y es un golazo.



La gente empieza a mandarse a mudar.
¿Ya la noche no es algo divertido en Tecnópolis?
Por ahí soy yo, que estoy muy politizado.
Por ahí es la realidad.



La clásica postal de salida.
No es por ser muy KUKA pero me tuve que acercar bastante para poder sacar una foto igual a otros años, donde a esta hora, había una marea infernal de personas.


La Reciclería, ahí donde antes lo llamé "de artesanías vista desde afuera.
Sí, funciona lo de las máscaras.
El resto...


Foto similar a la de "postal de salida".
Esto cualquier día otros años es un infierno.
No ayudó el clima, poca gente.



El pabellón de Paka Paka.
No sólo está cerrado, sino que en la programación no está Zamba.
No está el Asombroso Musical.
Ni nada que se le parezca.
Se supone que la semana que viene "volvería", pero eso tampoco está confirmado.
Pude ver y escuchar a madres preguntar por Zamba.
A niños nombrar a Niña.
Lo juro.

Y esta es la verdad.
Las notas de diarios de esta semana decían que estaría el musical de Zamba y que estaría Zamba.
Al menos hoy, no, no está.
En ningún lado.
Arrancado de raíz.
Podrido por dentro.
¿Se dará cuenta Lombardi, que haciendo esto está estafando al corazón de decenas de miles de niños y niñas? ¿Sabe que es un éxito en Netflix y en Youtube?



El círculo raro que se ve entre las luces era la Luna.
Dios al menos no falló.



La hermosa y popular escultura de Martín Di Girolamo, ahora ahí, como letanía de lo que fuimos.
Sola.



Chicanita de globología y afines.



Estas eran las proyecciones que te muestran en la parte de Derechos para Todos.
Derechos que no muchos conocen, y está bien que esto esté acá.
Es un mimo que va recreando cada uno de los derechos.
Derecho a la salud, a la educación, a la identidad de género, etc.
Medio fofo el asunto pero está bien.
Muy muy muy agradable el guía (como todos los años), que lo activó sólo para mí porque eso funciona cada vez que entra gente: yo entré y no había nadie, pidió el video y te va contando.
Después apareció una familia y se sumó a la vuelta con sus niños.


Pared al final de ver los videos: todos pueden poner sus derechos.



Otro sector donde podemos leer más derechos.


Mi derecho.
El derecho de tantos y tantas.
El derecho que nos ganamos.
Yo quiero tener ese derecho.
Yo quiero seguir siendo kirchnerista.
Hasta que me muera.



¿Qué pasa?
Se escucha una música muy fuerte.
Es tecno.
Punchpunchpunchwaketwaketpunchpunch.
Tengo que acercarme.



A la mierda.
La música suena muy muy fuerte.
¿Y esta valla?
Lo sé, seguro entre los músicos ahí a veinte metros y nosotros detrás de la valla, sucederá algo fabuloso. No puedo esperar. 
¿Qué veo ahí?
Grandes tachos con fuego.
¿Será algo de Fuerza Bruta?
¿Harán la Pared de Fuego como otros años?
¡Qué intriga!



Emmm... no está pasando nada.
Qué onda.
Escucho a la gente.
"¿No van a bailar, ni nada?".
Se ríen y se van.



Esta exigua cantidad de gente sigue esperando.
Vamos, DJ.
Hacé algo.



La valla y la gente.



Y los DJ que se miran entre sí y empiezan a moverse, algo incómodos.
Al carajo, yo me voy.
Muchos y muchas también.


El stand de INADI.
Pelao.
Tengo entendido que durante nuestros Tecnópolis, no hubo stand de INADI. 


En esta parte estaba el pabellón gigante del Ministerio de Desarrollo Social.
Había actividades interactivas, el área de Juventud donde jugabas fútbol y cantabas karaoke.
El sector de agricultura.
¿Y qué hay ahora, Juan?
El Club de Estilos.
Un lugar con mesas, sillas y luces "como las de la tele" adonde vas con tu hija, o vas vos, y te maquillan y peinan como en la tele.
¿Qué tal?


Próximamente.
No sabemos bien cuándo.



El Estado en tu barrio.
Acá te hacen el DNI, te dan la clave fiscal, la SUBE, etc.
ABARROTADO DE GENTE.
Porque la gente puede ser estúpida, pero siempre quiere más Estado, y no menos Estado.


El simulador de pozo petrolero de YPF.
Igual de efectivo que cuando lo hicimos nosotros.
Igual de pesada la herencia: no es joda heredar YPF.



El cartel que supo decir "Tecnopólis" con acento en la o de POLI, ahora corregido.
Chequeé en video que apenas abrieron decía eso y es cierto.
Van aprendiendo sobre la marcha.


Vaya casualidad, señor cartel.


Volantes muy políticos.


Volantes más políticos.


Volante HIPERPOLÍTICO.
Y bastante versero, la verdad.


Frente y dorso del "programa".
Así de sin amor.



¿Te acordás de esa era en la que la "Tarifa Social" era la de todos y todas?


Cambiemos es una banda de covers del Kirchnerismo en la que quieren hacer sonar los mejores temas mejor que en el Kirchnerismo.
Y en la que el resto del recital, no saben qué hacer.



Sí, imprimieron folletería con el "PAMI" al revés.
SÍ.


EL VEREDICTO

Tecnópolis sigue siendo un lugar maravilloso.
No, no va a ser nunca lo que fue: no somos más gobierno, querido.
Está vaciado, intencionalmente vaciado.
ESTÁ EMPEORADO POR DONDE SE LO MIRE.

Estimo que la idea es seguir metiendo empresas que fracasen, que no genere guita y que se convierta en "gasto" para luego dejarlo como predio ferial.

La intención de "despolitizar" al predio no sólo es poco clara, sino que es falsa: es ultra político, entendiendo a la política como la consecuencia de ensayos económicos y de flagrante provecho que hacen los muchachos que nos gobiernan.

Hay cosas muy efectivas pero que de tan efectivas están mal hechas: todo el sector de gamers y youtubers está permanentemente por encima de su capacidad y muchos jóvenes quedan afuera: otra vez, porque está hecho sin sensibilidad, sin amor, sin cariño.

El skatepark funciona bien.
La cancha de basquet sigue estando ahí.

Si nunca fuiste, andá.
Si ya fuiste, también andá.
No vas a ver el progreso de un país, tu propio progreso, como fue antes.
Vas a ver entretenimiento vacío, fofo, aplomado, elitista.

Y no te enojes.
Nunca te enojes.
Porque a todos lados vamos a volver.
A Tecnópolis también.

Mirá lo que fuimos, mirá lo que somos.

Subí el volúmen: