martes, 18 de enero de 2011

AGUJAS EN LOS TACOS.


















Verás, ella dice que así no es como se hace, y ella no es Cristina, en este caso, antes que algún imbécil de tres al cuarto decida arbitrariamente llevar cualquier cosa que quien escribe publica, hacia su propia verdulería llena de tomates mustios.

Entonces claro, ella dice que no se puede hacer de este modo, que no se debe hacer de este otro, y ella puede equivocarse, y sólo el tiempo y los brazos fornidos dirán que la razón a veces, es puro tesón y por eso funciona: por la garra y las uñas.
Por eso así como quien no quiere la cosa me toca cruzarme con agujas en los tacos, barbas bien recortadas y pelitos muy modernos, mezclándose entre la buenísima voluntad y un par de telefonitos del futuro.

Entonces claro, así por ahí no era, y no sé si será que estoy metiendo la cabeza demasiado abajo al meterla demasiado arriba y descubro que estaba en el sótano, o que en realidad estabamos y estamos hechos de estiércol y a Dios gracias que la presidenta en este caso sí, es Cristina, porque si hubiera uno un cachito más jueputas estaríamos vendiendo nuestras muñecas al mejor impostor.

Ella dice y viene y mira y supone que bueno, así, no, así no se puede y así está todo mal, cuando en realidad es el acto reflejo de saber que las cuestiones que superan a la cintura, pecho y coco, a veces destruyen, o demuelen para armar, muelen las muelas y todos morirán.

Quizás no esté siendo demasiado claro, hoy y quizás tenga ganas de no serlo, así que permitame señor, disculpeme señora, pero tengo ganitas de vomitar por los dedos: lo gracioso es que no olerá como usted ya sabe.

Porque, a ver, si yo te digo que esto va por acá, pero vos vás por allá, no me queda más que alegrarme por el camino que encares: me quita la responsabilidad del tiempo y acomoda las agujas del reloj acá, justo en los tacos que nunca usaré pero que los veo.
Están hechos de carne, son la ridiculez extrema, lo paupérrimo del verse bien, la movida de cabeza veloz y el charme que nunca debería tener nada relacionado a la política.

Esto no tiene porqué ser cool, sabés, pero sin embargo, está teniendo onda.
Y musiquita afronorteamericana.
Y groove.

And a lot of shit that we don't want to our lifes.

Bye bye, honey, we are totally wasted.

And te lo dije.


0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario