jueves, 23 de febrero de 2012

Nosotros, ellos y los otros




Hablando un poco, o escribiendo algo, siempre porque es gratis y porque tengo ganas, sobre el tema del accidente del tren, creo que puedo resumir algunas cosas, ideas y bravas confusiones que son las siguientes:

1- La Propia Tropa dice a los gritos cosas como que Schiavi debería renunciar, que está mal que la Presidenta no hable y que deberíamos expropiar ya.
Y luego nos quejamos enfáticamente cuando descubrimos por primera vez que hace cuatro años se habló de soterramiento del Sarmiento y del fallo de 2005 sobre la capacidad de los trenes y otros asuntos. Nosotros, ellos y los otros.
Y entonces decimos que claro, el Gobierno no debería reaccionar cuando pasa algo, sino mucho antes. Invito a todos nosotros, y a ellos los de la vereda intermedia (ahora intermedia) a que nos preguntemos porqué somos una vez por semana expertos en algún nuevo tema, y no es que sacamos los doctorados cuando las cosas pasan.
La política no la hace una persona, la hacemos todos.
Empezamos a marchar ahora o dentro de cuándo, quejándonos sobre ocho millones de cosas que deberían ser estatales?
Empecemos por los pozos petroleros, antes de que explote alguna estación de servicio, o empecemos por los teléfonos, antes de pagar la carísima próxima boleta y no tener para los remedios.

2- Si Cristina echa o hace renunciar a Schiavi, muchos estaríamos felices, otros creeríamos que es injusto y otros diríamos que sería sólo comparable a la Obediencia Debida y Punto Final, en tanto la renuncia lo eximiría (andá a saber por qué extraño vericueto legal) de toda culpabilidad.
Si Cristina prohíbe la minería a cielo abierto, muchos estaríamos felices, otros creeríamos que está mal y que ahora todos moriremos sin celulares ni dinero, y otros diríamos que tampoco era tanto, ni tan tan, ni muy muy, qué se yo, sólo había subido una fotito en Facebook, no era cosa de que pase algo serio, eh.

Lo que me lleva a pensar: hay algo que nos venga bien? NO, no a todos y eso está bueno, porque vivimos en democracia. A muchos nos molestan muchas cosas y nos gustan otras y viceversa, nosotros, ellos y los otros.

Con respecto al tren, diré mi opinión personal y creo que está bien lo que está haciendo el gobierno, que con la querella pretende demostrar que no tiene culpa, que así ajusta la idea de apretar legalmente a la concesionaria, y que así, la estatización está más cerca y todos seremos felices, al menos hasta que haya otro accidente evitable o no, y de nuevo pretendamos echar al mismísimo infierno desértico al señor Andáasaber, que será igual de útil o inútil que Schiavi pero nosotros habremos saciado nuestra necesidad medieval de sangre y nuestro Circo Romano de pulgares para abajo.

Esto, ahora.
Antes, sí, se ha pifiado en varias cosas, pero también existe la fatalidad, lo evitable pero que termina pasando, y el sentido de la tragedia.
Pregunto: el motorman quería chocar y que se muera todo el mundo? Schiavi quería ésto? La presidenta quería ésto? Sobrero quería ésto? Pedraza quería ésto? Macri quería ésto? No, nadie quería ésto y la negligencia seguramente alguien la pague, creo que sí, creo que va a pasar eso y creo que será justo.

Lo único que entiendo que tenemos que tener, nosotros, ellos y nosotros, es confianza en que las cosas ya salieron mal, horriblemente mal y que ahora pueden salir mejores, evitarse unas cuantas cosas y afinar la puntería. O la sintonía.
Pero así como pedimos que se den cuenta de las cosas antes, empecemos nosotros por hacer un cachito de autocrítica y pensar qué hacemos nosotros hoy por tragedias que seguramente y sin lugar a dudas ocurrirán mañana.

Mientras tanto, sí, el espanto no nos abandona y todavía hay tres personas, laburantes, votantes, compañeros, que no sabemos si usaban o no la SUBE, que ni fueron identificados, que no sabemos si eran personas tan solas que nadie las busca o qué, sobre las 50 víctimas de la muerte y todos los que hicieron que ella, llegue a la estación: nosotros, ellos y los otros.

1 comentarios, viene flojo.:

AldanaFWalker dijo...

coincido, sobre todo en el tema de la autocrítica... Mucha gente opositora me (nos) pregunta, qué me decís ahora? Los K están rajando como rata por tirante... Y yo respondo que no digo nada... No es cuestión de firmar un cheque en blanco pero tampoco de jugarla de "arrepentido" o "rehabilitado"... Yo no me siento responsable moral de la tragedia por haber votado a Cristina... Quizás soy cínica, no sé, pero no ve voy a bajar de un proyecto que voté dos veces a menos de 6 meses de la reelección, y "máxime" si los que me corren por izquierda son los que votaron a Menem... Como dice el post, es un momento de reflexión y de autocrítica, y también de hacerse cargo, pero no voy a permitir que algunos pretendan que me averguence de algo, como si alguien pudiera estar exento de apoyar un proyecto (que tiene que manejar un Estado enorme y ultracomplejo) en donde se cuele la corrupción... Bueno, eso :)

Publicar un comentario en la entrada