miércoles, 25 de julio de 2012

ATRÁS



Atrás está todo,
el olvido, la memoria, los besos fingidos y los ojos cerrados.

Atrás está todo,
la muerte antes que la vida, los silencios, los colectivos que dejamos pasar.

Atrás está todo,
la juventud feroz, las curvas a 120, la primera caricia lasciva.

Atrás está todo,
vos, ella, él y los que quedaron en la cima de la montaña.

Atrás está todo,
la mejor canción, el primer desahogo, la dulzura del error, la brillantina del ensayo.

Atrás está todo,
la amante a escondidas, el mareo del tener, el deseo de desear, las migas.

Atrás está todo,
lo que pensamos fortuito, lo que compartiste con ella, lo que ella compartió con aquél y lo que aquel compartió conmigo.

Atrás está todo,
los vasos rotos, los besos rojos, los amaneceres sorprendentes, los velorios, las pelusas.

Atrás está todo,
los cuentos, los cuentistas, los cuenteros, las verdades absolutas, la miserable certeza.

Atrás está todo,
el juego, la carne, las plantas, los bichos, las bichas, los perros, los gatos, lo que no se dice.

Atrás está todo,
una oreja mordida, un vómito de risas, una laguna al mediodía, una boya, un pez, un pescado.

Atrás está todo,
un juguete ajeno, una vela, el azúcar, la sal, el aceite, el agua inquieta y la torpe ebullición.

Atrás está todo,
lo que se llamaba vida, lo que aterraba como muerte, un grito pelado, el cuero y el sol.

Atrás está todo,
un pucho, el pan rallado, la bolsa del almacén, las monedas que suenan, la gloria cortita.

Atrás está todo,
la macabra infancia, el reloj que anda bien, una muñeca nueva, una mano blanca.

Atrás está todo,
los bigotes, las victorias, las ayudas, los desagradecidos, los arboles sanos, las ramas maltrechas.

Atrás está todo,
un anteojo para el sol, otro para la luna, los ojos cerrados a la tarde, el olor de la comida al mediodía.

Atrás está todo,
los ojos que miran, las deudas, la basura en el ojo, las bicicletas, insectos gigantes y preciosos.

Atrás está todo,
una foto brillante, un pantalón con remiendos, un saludo vecinal, un mate auténticamente feo.

Atrás está todo.

Atrás está todo,
deberías estar vos.

4 comentarios, viene flojo.:

M. dijo...

Buenísimo, Hank.
"Si es error es consecuencia de lo que no debió haber sido"
Hay veces que nos damos cuenta tarde y si las cosas no están donde deberían, es, quizas, porque nunca debieron estar.

Comandante Cansado dijo...

No sabía que eras poeta. Me gustó.

Julia Barrio dijo...

Me encantó, Hank. Muy bueno.

carolina galarza dijo...

HANK POESIA POESIA ME GUSTA MUCHO.Y ME HACES RECORRER MI VIDA CUANDO TE VOY LEYENDO

Publicar un comentario