jueves, 28 de febrero de 2013

Para robarte el corazón


Palabras, es todo lo que tengo para robarte el corazón.
Palabras, que corren como trompadas en la mandíbula.
Palabras, que pueden hacerte llorar o pueden hacerte reír.
Palabras, para tirarte por elevación un tiro que le pegue en el pecho al mejor de los tuyos.

Palabras, para poder poner en palabras a los hechos ya hechos.
Palabras, porque si no me voy, te echo y entonces, quedamos desechos y tocamos el techo.
Palabras, para acariciar a la luna cuando se masturba y te llueve de día, justo.
Palabras, para poder romperte el alma a patadas, mi querido.

Palabras, que cierres o abras tu billetera, se va a ver como un abrazo:
perdón, pero esa oración, debió haber sido al revés.
Palabras, para que cuando nos veamos en un tren que yo conozco,
no nos tengamos que pedir perdón, sino dar gracias.

Palabras, más o menos, y esas cosas, já.

Entonces sí, te digo lo que quiero y opino sobre lo que se me canta la espalda: porque es una espalda enorme y tiene cara de espada, y una cruz negra bastante más buena onda que lo que puede parecer, y esa cruz, mi amor, esa cruz es toda para vos.
Así las cosas:

1- ARGO es una película impecable que si se invertían las patrias de los malos por los buenos o le poníamos cualquier otra nacionalidad a cada una de las partes, seguís siendo tan impecable como lo es y será. Es un guión al que casi no le sobran palabras y se habla mucho, que está actuada del carajo y que es efectiva, también, en sentar el precedente falso de que con la diplomacia y los trucos publicitarios, se pueden evitar conflictos mayores como si se tratara de una batalla de dos chiquilines por un caramelo. Funciona en ambos niveles, y por eso, es brillante. Ojalá tuvieramos nosotros una película así de digna y que referencie lo que sea que seamos o vayamos a ser y podamos tener el honor de que nuestra presidenta nos entregue uno de esos premios. Pero no, por ahora no. Cuando tengamos la Ley de Medios, seguramente que sí. TI.

TI TI TI TEGUDO. Mientras tanto, ahora todos sabemos sobre relaciones internacionales y de qué se trata este país Irán al que odiamos o amamos (SIC) y nunca menos que eso. Ni un caso atrás.

2- Estoy un poco cansado de que Vatayón y en muchos casos yo, Juan Soriano, conocido como Hank, también llamado Hans a veces, seamos las ovejas negras de muchas cosas. Lo digo así, abierto y con comas, y lo digo así también en cuanto a "muchas cosas" porque son muchas, chicos y chicas, muchísimas. Nos meten el dedo en el culo no invitándonos a cosas porque "estamos lejos" (10 cuadras), y después vamos y hacemos cosha golda y nos quieren de nuevo. Nos pegan codazos por todo el cuerpo en muchos escenarios, y después nos dicen que "nos van a necesitar" y a veces se piensan que somos pelotudos y quería dejar acá, por escrito, que no lo somos. Del mismo modo que abiertamente todos los que nos palmean la espalda y la boquean (compañeros, referentes, funcionarios, enemigos, periodistas), a Vatayón o a mí, sería bueno que sepan que lo sé y lo sabemos y que tengo la memoria de un elefante malo y que tardísimo, la van a garpar, no pronto, no ahora, no después de muertos, sino en un tiempo. La van a pagar por acción, no por omisión, la van a pagar porque se las voy a hacer pagar y porque a veces, cuando me enojo, te dejo caminar, correr y volar y te pego al rato. 
Es pertinente que lo sepan. Y que sepan que me acuerdo de todos y cada uno de ustedes y que sé que me leen y que el doble de lo que nos hacen, van a recibir de mi fría, fría, fría mano.
Y es pertinente también que sepan todos aquellos que nos abren las puertas, que nos abren las confidencias, que nos abren los despachos, que nos abren el corazón, que nos cuentan lo que no se debe contar, que tanto Vatayón como yo también los recordamos con el mejor de los amores, con el máximo de los laburos y que vamos a estar ahí el doble de lo que estén. Ustedes saben quienes son, compañeros y compañeras.
Y esto, dista mucho de ser una amenaza: es más bien una cuestión fáctica de que tarde, pero la van a garpar o la van a cobrar. La justicia es la justicia, y la justicia es de los hombres y de cada uno de ellos.
Quería que lo sepan, y quería que nunca se olviden: somos personas, y venimos de la calle de los dolores.

3- Hoy fuimos con algunos de Vatayón a hacer compras al Mercado Central para el "Domingo Perón", una comida que hacemos un domingo por mes que es a la gorra y con barra reeee barata.
Este domingo vamos a hacer fideos.
No me asombró ni un poco, pero me dio asco y bronca, ver estos precios. 
Fijate. Y fijate también nuestros aspectos, incluído el aspecto de la compañera Diana Pinasco, con la cual conducimos Vatayón, que che, les cuento, no tiene laburo y es una diseñadora del carajo y ella cuando lea esto se va a re enojar, pero bueh, la posta es que no tiene laburo y lo he pedido en mil oficinas, en mil despachos, a mil funcionarios, a todos lo mismo, laburo, ir, diseñar, hacer.
Diana tiene 64 años, entonces a veces es complejo que un inglesito de mierda de una agencia de publicidad que se dedica a los tampones para hombres la contrate, pero tiene alto portfolio y lo que es más importante, una voluntad y unas ganas de vivir que las trae desde mucho antes que los setentas, babys.
Diana, como podrán ver en la foto, tuvo un grave accidente doméstico (que si fuera una película sería gracioso porque se cayó solita) y se rompió la cabeza y un ojo se le lastimó mucho y claro, todo esto no estaría saliendo en Clarín, no estaría saliendo en los medios amigos ni estaría siendo atendido por ningún compañero con posibilidades de darle un laburo. Y eso que muchos compañeros me dijeron que la quieren laburando con ellos! Y saben por qué dicen esto algunos compañeros? Porque la conocen y saben lo que puede hacer laburando, que es mucho y es bueno.
Ay, me fui por las ramas, hola Diana, vas a leer esto y me vas a odiar, pero sabés qué? Me cansé las pelotas. Y esto no lo digo para que le de lástima a nadie, porque si le da lástima a alguien se puede ir al puto carajo o decirmelo en la cara: lo digo para que compartamos el asquito.

Acá las fotos de los precios y de nosotros.


Mirá. 4 kilos 10p. Media bolsa de papas a 25p. Tu verdulero te está tocando los genitales cada vez que le pedís medio kilo de cualquier cosa. Mientras tanto, nosotros como kirchneristas seguimos sin proponer que se genere un Mercado Central, centralizado, coordinado y manejado por nosotros, kirchneritas. Precios así, o apenitas más arriba, miles de puestos de laburo, miles de personas consumiendo buena mercadería a precio lógico y el control de precios andá a hacerselo a los LCD, aspiradoras y celulares "Smart".



Los tomates más grandes, tiernos, redondos y contundentes. 3 kilos por 10p. Con estos tomates haremos parte de la salsa de los fideos con pollo a la gorra que brindaremos este domingo en nuestro hermoso local de Heredia 840, en Villa Ortúzar, casi Chacarita aunque algunos runfla digan lo contrario. Local que nos cuesta y sale mantenerlo, 6.200 pesos mensuales sólo de alquiler, y no recibimos dinero de absolutamente nadie más que los compañeros que consumen bebidas o comida o compran cosas en nuestras tiendas los días que hacemos algún evento, o del dinero que nos entra por los cuadros de 1 metro por 1,50 que hacemos con imaginería peronista, kirchnerista o nacional y popular y a los que vendemos a tan sólo 400 pesos y los pintamos todos, a mano, con amor y con un grito de corazón.



Mirá. ¿Te da bronca? Hablá con tu funcionario amigo y decile que tenemos que tener Mercados Centrales, uno por comuna y varios por provincia porque ey, este país no se termina ni en las arboledas de 9 de Julio y no mucha gente en no sé, Formosa, (uh justo esa no que ahí están los Qom), ponele, en, ay, Salta, no saben quién carajo es Macri y no les importa mucho que saque, ponga o se convierta en árbol.



La fiesta de su hijo o de su hija, o su propia fiesta, puede ser resuelta con la velocidad y la economía de cualquier hijo negro pobre de vecino. Dele. Acérquese al central. Vibre con lo popular. Y vea ahí, de fondo, como dice el Oso, que se puede jugar un Metal Slug nacional y popular mientras espera que le corten el fiambre en deliciosas fetas sangucheras.


Aquí quién les escribe, enojado por la foto idiota y Diana, sonriendo, con un sombrero blanco simil Bombita Rodriguez en el exilio, pero en este caso es porque tiene lleno de cicatrices el balero.



Eh, alto Homero, ranchito.




Diana y Josecito. Josecito es uno de esos malditos que siempre están exactamente cuando tienen que estar, ni un rato después ni un rato antes. Siempre ahí.



Acá, sana diversión peronista: jugamos a que tenemos mucho dinero. 
No, ese no soy yo, babiecas,  basta de confundirme, ese señor es el Oso Reynoso, mi compañero de militancia y otro que te sostiene el local, la moral, el laburo, los gritos y bueno, los vasos cuando es pertinente y ni se sabe qué hora es. 
Un compañero.


4- Acá arriba está el volante, afiche, flyer o como quieras llamarlo del "Domingo Perón". Aw, traé tu plato, me olvidé de ponerlo en el cartel, mñé! Compartilo. Vení, avisá, dale que sí!

5- Acá abajo, el afiche de un lugar donde estaré leyendo totalmente sacado y furioso este viernes:


Espero hacer sentir ezpezial a mucha gente, para bien o para mal. :D

6- Acá abajo una foto de un gorro que me regaló mi compañera Alicia Flotta, una de las que hace esos cuadros tan lindos que voy a subir también en este posteo. Es el gorro de Eric Thedore Cartman!



7- Acá los cuadros que vendemos, con una agradable y sonriente señora que descubrimos que también puede ser funcional a la referencia de tamaño de los cuadros y por eso también la queremos, además de tener algo que ver con Silvina Crespo que sacó esa foto:



8- Sí, le pongo muchas fotos a un posteo Y CUÁL ES? Si anda mal tu 3G, ponele vaya a quejarse a ARSAT.

Y listo, esto es todo, es ahora o nunca y nunca te olvides que mejor si es ahora.
Besuchis; los quiero mucho.

1 comentarios, viene flojo.:

Angel dijo...

Me gustó

Publicar un comentario