martes, 17 de diciembre de 2013

estabamos contentos



Ramon Encalada es una de las personas privadas de su libertad que participaban activamente de los talleres culturales que dabamos en los penales, hace más de un año y medio.

Ramón, estudia, dentro del penal.

Ayer, terminó el CBC y estabamos todos contentos: su familia, su hija, nosotros y todos, estabamos contentos.
Se hizo una entrega de diplomas, y Ramón, contento, fue a buscarlo.

Le entregaron el diploma a Ramón y Ramón, al que le quedan pocos meses en Ezeiza, volvía feliz a su celda.

Pero, en ese camino, lo interceptó un guardia del Servicio Penitenciario Federal y lo encerró, de castigo, en su celda, durante todo el día.

Ramón estuvo muchas horas encerrado dentro de su celda, aislado, con el diploma en la mano.
Suponemos que Ramón se preguntó por qué le hacían esto.
Suponemos que a Ramón le dio mucha bronca que lo maltraten por haber participado de Vatayón, por estar del lado del Proyecto Nacional y Popular, por publicar una revista interna en la que a veces, denuncia apremios ilegales dentro de Ezeiza, y suponemos que Ramón piensa que lo maltratan por estudiar, por estar a cargo de Computación adentro del penal y suponemos, también, que Ramón piensa que lo castigan por pensar.

Ramón preguntó por qué lo castigaban.
Los guardias no respondieron más que con una sonrisa macábra, mientras cerraban la puerta que los encierra a ellos en su porquería, más que al privado de su libertad en ese encierro del encierro.

Estabamos contentos, y estos hombres grises, abominables seres que atentan directamente con el que está afuera de la cárcel cuando castiga al que está adentro, siempre traen su basura, su carroña, su fracaso al hombro como hombres de mala fe, y hacen lo que más les gusta hacer: vigilar y castigar.

Sabemos que Ramón va a seguir estudiando.
Sabemos que Ramón se va a reinsertar a la sociedad dentro de la ley.

Sabemos que Ramón es para siempre, como para siempre los grises malos, seguirán siendo grises y malos, y grises en sus vidas, y malos en sus vidas.

V!

3 comentarios, viene flojo.:

Anónimo dijo...

Ahi viene ramon, la alegria de mi alma.
Ahi viene ramon, con la risa en su mirada.

Anónimo dijo...

siempre me pregunto cómo mierda se hace para cambiar esa vieja estructura? Conozco una sola muje que pertenece a las fuerzas y que apoya a este proyecto. Es una luchadora, porque tuvo y tiene que pelear todo el tiempo contra eso desde adentro. Incluso fue capaz de denunciar a sus propios compañeros.- No la tiene fàcil entonces pregunto: CÓMO VAMOS A HACER PARA CAMBIAR ESTO'?????? Fabiola

uno dijo...

Es imposible leer esta nota y evitar que te duela hasta el alma.....Y no es porque lo ignoráramos, solo que un mecanismo de defensa nos protege.
Que buena pregunta se hace Fabiola!.....A mi me parece que lo que nos permitirá hacer cambios (nunca se podrá con todos, Lástima!) es la democracia; y este modelo nacional y popular. Los viejos Peronistas apostamos a que lenta pero sin pausa se logrará disminuir las desigualdades y que eso podrá mejorar a las personas.......¡Son tantos años de luchas, Carajo! no vamos a aflojar ahora No?. Abrazo.

Publicar un comentario