sábado, 30 de abril de 2011

BASTA DE DIVERSIDAD DE MENTIRA





















Leemos en Infocielo:
Ah no, perdón, pensé que era el Inge!

Cierto que soy yo, bueh, esta es la cosa: hoy no escribo sobre política (mentira).
Hoy escribo porque es sábado, porque vomito acá el runrún de varios meses, y es esa meticulosa monserga de la falsa diversidad.
Aw, sé! Somos abiertos!

Che, imaginemos estos ejemplos claros y concretos:


1- Cualquiera de nosotros saliendo en todas las fotos con los calzones un cachito bajos, mostrando el pubis.

Si esto pasara, seríamos ridículos, chabacanos, pajeros, idiotas, perdedores y no la ponemos nunca más, muchachos.
Seríamos el hazmevomitardelarisa de todo el mundo, y sin que sea necesario tener un cuerpo ovalado o cuasi antropomorfo como el mío, eh.
No, incluso si uno flaco y/o musculoso se pone una foto encalzonado, le van a decir gato, le van a decir bala y alguna señora, bueno, le va a mandar un mensaje privado proponiéndole ir a tomar un café o alguna cosa horrenda así.
Un café.
Basta de café.
A culear.
Pero si lo hace una mina, está re buena, eh.

2- Cualquiera de nosotros diciendo "TE ODIO PUTA" o algo similar.
Imaginate eso, en algún lado, en algún muro virtual, o en la vida real. Todas las chicas dirían "qué poco hombre" y todos los varones enseguida agregarán a la chica a sus contactos, porque si la odia es que hubo cariño y si le dijo "puta" es porque en la cama volaban.
Si lo hace una piba, es una crá, tiene "pelotas" o tiene "ovarios".
Monstruos del género discursivo.

3- Cualquiera de nosotros diciéndole a una piba que está para recontra dársela, que sí, que no, que caiga un chaparrón y corriendo por la tangente como cobardes.
Si pasa eso, nunca más tendremos chances de colocársela.
Digo, si nosotros titubeáramos.
Está bien dicho titubeáramos?
Msé.

Pero nosotros, podemos ir una y otra vez a chocarnos los cuernos contra la pared hasta que la piba, finalmente, asuma algo tácito y que se sabe desde un principio: esa charla, ese mail, ese contacto, empezó para que termine todo en una revolcada artera.

4- Fui y puse en un par de lugares 2.0 que estaba podrido de la histeriqueada.
El porcentaje elevadísimo, no diré nombres, de mujeres que se hicieron cargo, fue total y diametralmente opuesto a la realidad efectiva que debemos al calzón. Es decir: dijeron LO DECÍS POR MÍ?
Pero ninguna dijo "tenés razón vamos a darnos".
Ergo, yo desde hoy, seré la puta más histérica y caprichosa del barrio.
Sépanlo, perras hermosas, sépanlo.
Y puedo haberlo dicho por todas las que se hicieron cargo, por ninguna o por cuatro o cinco.

3- SI YO DIJO QUE VOY A SER UNA PUTA HISTÉRICA, NADIE ME HACE HISTORIA CON EL INADI. SI LO DICE UNA PIBA, SE LE TIRAN ENCIMA.
Todos putos.
Sí, putos.
Putos en el sentido este de que "ay cómo vas a decir eso".
Ahora, si yo le digo puta histérica a una mujer, soy BARREDA.
Vamos.
Es el oximoron más lindo del mundo: PUTA HISTÉRICA.
Te doy y no te doy.
Y así.

Continuará.
Después del roquito de hoy.
Mañana.
Salú.
Nos vemos en la fiesta de Militancia Kreativa.

Y sí, todo es política.
Incluso este temazo que te pego acá abajo:






0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario