viernes, 21 de octubre de 2011

:)


Hemos llegado a la instancia casi final.

Hemos perdido mucho y ganado mucho más.

Hemos hecho lo que supimos hacer, algunos mejor, otros peor, la mayoría con buena espina, otro tanto se equivocó.

Hemos alzado las banderas del amor, las banderas de la igualdad, las banderas de la alegría, las banderas del heroísmo, las banderas de dar vuelta un tres a cero, las banderas de Perón, las banderas sudamericanas, las banderas argentinas.

Hemos jugado un pleno a lo loco, hemos apostado, hemos sentido en el pecho una espada salir y sentimos al instante, que seguíamos así de tan vivos como hoy.

Hemos sonreído, hemos bailado, hemos amado o tenido relaciones sin amor pero con cariño.

Hemos mordido el polvo mágico de la victoria, de la derrota, y de todas las cosas.

Hemos llegado cansados, al final de la batalla, al principio de la historia que empieza todos los días de nuevo y todos los días termina la historia.

Hemos conocido a Néstor, hemos aprendido de él muy poco porque todo no se puede.

Hemos adorado a la adoración dorada.

Hemos sido o intentamos ser, un sostén de paz para Ella.

Hemos puesto tiempo, cuerpo, alma, armas, cuentos y sentimientos.

Hemos sido lo que pudimos ser, cuando pudimos serlo.

Y acá estamos.
Acá nos quedamos.

Y acá seguiremos mientras quede un rastro visible y tangible, minúsculo pero perceptible de todo lo que han hecho.

0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario