sábado, 22 de octubre de 2011

LLEGÓ


Hace un año, un día como éste podíamos ver a Néstor en la tele.
Podíamos esperar que tenga alguna salida nueva rara, divertida, de las de él.
Era el presidente de latinoamerica y sabíamos que podía serlo del mundo.

Hace un año, a esta altura del partido, estábamos levantándonos de peleas, derrotas, sabíamos que se venía el censo, sabíamos que teníamos que pelear para que ese acto salga bien, y mirabamos con espanto al caso de Mariano Ferreyra y el festín que hacían los medios con la foto de Favale, el acusado, con Boudou en una fiesta compañera cualquiera.
Como si los funcionarios, preguntaran demasiado con quién se sacan la foto, jé.
Y esa era una muestra de humanidad de parte de los nuestros, porque los nuestros son tangibles, reales, como nosotros, tipos y tipas, y no andan con oropeles majestuosos como quizás, y sólo quizás, anden los CEO de las grandes corporaciones.

Hace un año, más o menos para esta fecha, nosotros no eramos los mismos.
Sabíamos que teníamos que laburar, Cristina era una bestia sagrada, ya, pero no había develado sus superpoderes mágicos de emoción arrasadora ni su carisma estupendo que la diferencia y diferenciará varios cielos de cualquier otro ser humano, político, o no.

Hace un año, sospechabamos de una fórmula Kirchner-Kirchner, y nos deleitabamos pensando en cómo ibamos a festejar a eso, mientras los diarios del monopolio relacionaban al matrimonio mandante con otros matrimonios, siempre lo más nefastos posibles y compraban la perpetuidad, la bla bla bla y todo lo que siguen diciendo hasta hoy, ya sin éxito.

Hace un año, faltaba muchísimo para este año, y no sabíamos qué iba a pasar sólo cuatro días después, el día que, como dijo Chávez (el lider, no el actor que hace de puntero) o Taty Almeida, que a Néstor lo "habían sembrado", mientras nosotros no salíamos
del asombro ni la emoción.
Asombro que ya se nos fué, emoción que nos durará para siempre.

Hace un año, no sabíamos que seríamos víctimas de la historia, aliados del tiempo y afortunadísimos de vivir todo este compañerismo peronista que a muchos de nosotros, nos cambió, resignificó, validó, resucitó y enardeció nuestras vidas.

Hace un año, no sabíamos que ibamos a llegar a la tarde de hoy domingo 23 con la gloria entre las manos y la boca llena de Patria, y tampoco creíamos que la enorme mayoría electora iba a comprender, de una jodida vez, que estaban haciendo las cosas bien, que nosotros defendíamos porque creíamos y que el Peronismo, finalmente y como cada vez que fue sincero (esta sería la segunda vez y la primera sin Perón) era bendito.

Hace un año, eramos menos.
Hace un año, eramos otros y otras.
Hace un año, los libros de historia no temblaban de temor por el trabajo que tuvieron, que tienen y que obligatoriamente tendrán que hacer.

Hace un año.

Hace sólo un año.




p
V



2 comentarios, viene flojo.:

Anónimo dijo...

Cuantos sentimientos se mezclan estos dias, la alegria por saber que todas las "cachetas" que nos ligamos durante dos años no fueron en vano, la tristeza infita en solo pensar que Néstor no estará en los festejos de mañana, la emocion de ser parte de este momento histórico, del saber que somos los que les contaremos a nuestros nietos que nosotros defendimos a Cristina y a Nestor siempre...

Malena Joplin dijo...

Felicidad Hank, orgullo completo de la persona que nos representa como país, que nos alienta a la evolución, a la igualdad, a la justicia, a la empatía, a ser mejores personas, a la positividad, a la militancia. Hoy se marca el triunfo de un modelo de bien, de un modelo a imitar, carente de intereses propios, volcado al bienestar de todos y todas! viva la patria, viva Nestor, Viva Cristina!

Publicar un comentario