martes, 18 de octubre de 2011

CELEBRA


Celebra en los brazos de la vida una promesa hecha en secreto: jugar el mismo juego que jugó él, con la misma seriedad y la misma polenta, con el tiempo en contra y el viento también.

Festeja una vida hecha canción, grito, palomas y aire, baila sin moverse haciéndole honor a la lealtad cumplida, al partido ganado y a la batalla de las batallas, la que seguro perdemos, la del Gran Silencio que un poco entre todos, arruinamos haciendo tanto ruido.

Cumple la noche con su promesa de dejarnos dormir; cumple el frío su promesa de arroparnos, cumple el calor dejándonos más cómodos, cumple Perón al no morir, cumple Evita al volver, cumple Él al ser mil flores y ella la flor más bella.

Alienta la boca de la vida un destello de esperanza nuevo cada día, fragmentado tanto hecho en mucho trecho, relevando nuevos horizontes todo el tiempo, abriendo las puertas del suelo para que de ahí, recibamos a tanto trabajador, tanto trabajo, y tanta camisa sucia.

Despierta un día y se encuentra con millones de abrazos y besos, de una catarata de amor que se hace río, y yo me río, ella se ríe, todos nos reímos y volvemos a cantar siempre, la misma canción.

Muestra el futuro un camino ya no sinuoso y vemos, en la recta final, al gentío aplaudiendo, siendo feliz, dándonos la razón, soplando nuestro viento de cola a cada hora, nuestro efecto andá a saber qué y nos obliga a ser un poquito orgullosos y a decir: vieron?

Y mientras tanto, la Bella Señora encarna nuestro tiempo, hace un tajo en la historia y la sangre derramada es ahora todo esto, todo eso, y todo lo que vendrá.

Celebremos.

1 comentarios, viene flojo.:

Inaaaasioooo dijo...

¡Qué bueno, Hank! ¡Estás especialmente inspirado! Sos un huachito que me hacés emocionar y, sin olvidar a Perón y Evita, me hacés aumentar y galvanizar más aún (si es eso posible) mi amor por Néstor y Cristina y el Proyecto Nacional y Popular, enraizao en la Patria Grande, que ellos revivieron y que nos impulsa a todos, como Pueblo, con convicciones profundas y sin seguidismos falaces.
¡Gracias de nuevo y vamos con el Vatayón Militante, no "con", sino "en" el Pueblo!

Publicar un comentario