domingo, 28 de julio de 2013

Disculpas

Hoy se cumple un año desde la primera de las tapas de Clarín, tapa que ilustra esta nota. Desde ese día, hicimos todo lo posible por volver a continuar con nuestro trabajo militante. No conseguimos volver.

Desde ahora, vamos a empezar a hacer lo imposible, porque de una u otra forma, al menos queremos ir a hablar cara a cara con los compañeros privados de su libertad, al menos, para pedirles disculpas. Y de eso se trata este comunicado.

Queremos pedir disculpas.
Disculpas a todos los privados de su libertad que nos llaman por teléfono y a los que les dijimos que íbamos a volver, porque en definitiva y sin querer, les hemos mentido.

Disculpas a todos los familiares de los privados de su libertad a los que les dijimos que íbamos a volver y que todo iba a estar bien, porque sin querer, les hemos mentido.

Disculpas a todos los familiares de las víctimas de los privados de su libertad, si es que de una u otra manera, se sintieron ofendidos porque nosotros entremos a los penales a dar más de veinte talleres que tenían que ver con la cultura, y toda cultura para nuestro entender, es política, por eso dábamos teatro, música, pintura, muralismo y tango, todos los talleres con el claro objetivo de resociabilizar a ellos y ellas, buscando aportar un minúsculo granito de arena para que no vuelvan a hacer lo que sea que hayan hecho, en el caso de haberlo hecho.

Disculpas por ser una agrupación política peronista y kirchnerista y no una ONG.

Disculpas a las autoridades que se sintieron arriconadas por algo que nosotros no hicimos.

Disculpas a los medios que no fuimos a hablar cuando esos medios nos pidieron entrevistas.

Disculpas a los hombres y mujeres que vieron trunco el trabajo en cada uno de los talleres.

Disculpas a los hombres y mujeres privados de su libertad que luego sintieron el peso de ya no pertenecer a algo que les servía a todos, a los de adentro, a los de afuera, y al país.

Disculpas los compañeros que sintieron que nosotros estábamos haciendo quedar mal al kirchnerismo, haciendo peronismo.

Disculpas al Diario Clarín por haberles hecho gastar kilómetros de tinta en una mentira absurda.

Disculpas a todos los medios que publicaban y siguen publicando "Vatayón" sin aclarar que está mal escrito y disculpas a la lengua y a la cultura por haber hecho una aberración de estas características, haciendo tropezar en su exposición a un acto de terrorismo cultural que a nosotros, de todos modos, nos sigue pareciendo bellísimo.

Disculpas a los que les tocó prometernos que íbamos a volver.

Disculpas a los que soñaron que íbamos a volver.

Disculpas a todas las agrupaciones, ONG, Cooperativas, funcionarios, actores, profesionales, periodistas, deportistas y personas "comunes" que pueden entrar a trabajar a los penales luego de que a nosotros nos echaron, por no poder estar colaborando con ellos.

Disculpas a la maquinaria represiva por haber sido personas no gratas con nuestra mera presencia.

Disculpas por haber denunciado muchas cosas y disculpas por no poder denunciar más.

Disculpas por no haber podido contestar oportunamente a todos y todas, que nosotros no éramos presos, que nosotros no éramos jueces, que nosotros jamás sacamos a nadie de ningún lugar y mucho menos de un penal y disculpas por haber dejado a muchos compañeros de buena fe que preguntaban, en ascuas.

Disculpas a los hijos de los privados de su libertad que no tienen por qué pagar penitencia alguna.

Disculpas al tiempo. Disculpas a la lluvia. Disculpas al sol.

Disculpas a las paredes que seguirán grises. Disculpas a las bocas que seguirán serias. Disculpas a las miradas que seguirán firmes y duras.

Disculpas sinceras.
Viviremos, venceremos y volveremos.

¡V!




3 comentarios, viene flojo.:

claudio dijo...

Un gran abrazo compañero. Ojala puedan volver, eso es parte de la construccion de seguridad. Gracias loco!

Anónimo dijo...

perdón mi desconocimiento, no entiendo bien qué pasó...me encanta el blog, los quiero mucho. fabiana

Anónimo dijo...

ojalá no salgan nunca más, opr mi seguridad, la de uds y la de los hojos de todos.

Publicar un comentario