miércoles, 16 de diciembre de 2015

la herencia


12 años te dijeron que la cosa estaba por explotar desde el 2003 pero cada fin de año, tenías tu subsidio en la energía, te cuidaban el precio del dólar para que nada te salgo tanto más caro y tenías la seguridad de tener laburo en enero.

Primero lo llamaron viento de cola.

Después lo llamaron pacto con Venezuela.

Después te dijeron que era "la plata de los jubilados" (y jamás un jubilado o jubilada dejó de cobrar ni dejó de recibir aumentos todos los años).

Te dijeron que todo se sostenía con China y te dijeron que China venía a comprar Argentina, y caramba, ahora los acuerdos son con China, la misma China.

Te dijeron que había que abrirse al mundo, y ahora te enteraste que esa apertura al mundo era para poder pedirle OCHO MIL MILLONES DE DÓLARES AL BID y a la banca yankee, cosa que no hubo que hacer en DOCE años.

Durante 12 años pudiste comprar la carne que quisiste y no te dijeron que eras un enfermo si querías lomo, pero también sabé que lomo no va a haber más, por esa pavada kirchnerista del abastecimiento y con la pinza de poder exportar, se va a exportar y cobrar en frescos dolarcitos.
Entonces si no hay lomo, por la oferta/demanda, también vas a tener que pagar más cara la milanesita de nalga, el peceto, el vacío, la entraña, la arañita y lo que quieras comer.

Pero bueno, ya cambiamos.
Y sin embargo, quiero decirte: no fue magia.

No fue magia tampoco que se decida devaluar con el dólar empezando en un piso de 14 y con los 8.000 millones de dólares comprados carísimos con el único objetivo de regular al dólar: lo mismo que hicimos nosotros, pero con recursos genuinos sin deberle además a la banca.

No fue magia que se decida aumentar todo ni que queden menos productos en "precios cuidados" y se bajen tantas marcas.

No fue magia que no haya certeza sobre los trabajos atados a lo social, porque hay prórrogas pero nada firme. Y cuando un trabajo está atado a un programa social, no se puede evaluar como un trabajo privado, sabés.

Tampoco fue magia que decidan hacer cortes programados de luz, ni la quita de subsidios que a vos, a vos, a vos y a vos les va a llegar, como a mí, lo hayamos votado o no.

¿Qué tal?

Nunca es magia, compañeros y compañeras.
Siempre es decisión política.

Y nosotros seremos el subsuelo de la patria devaluada y sublevada, o no seremos nada.

0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario en la entrada