miércoles, 24 de mayo de 2017

Si fuera ella

Si fuera ella, mayorías podrían aceptar que antes no hubo que militarla tanto y ahora es el momento de dejar la vida en la calle.
Si fuera ella, decenas de miles de personas en el país tendrían la oportunidad de hacer una campaña no irónica, sin medias tintas, sin peros, a plata o mierda por primera vez.
Si fuera ella, todo sería más fácil y algún día le tendremos que contar a los que vengan que una persona fue exageradamente generosa como para jugarse toda la vida una, otra, otra y todas las veces que sean necesarias para que los y las que vengan, tengan una sonrisa por día más.
Si fuera ella, no nos quedaría otra más que nosotros ser ella y estar a la altura de la historia, comprendernos en la generosidad y la épica, en esa historia escrita a patadas, a llantos, a errores y a baladas y balazos de amor.
"La asombrosa excursión de la militancia en su rol".
Si fuera ella, pondríamos la furia para que ella ponga la paz y entonces sí, habríamos entendido que no alcanzó con nada porque la mesa la paga ella.
Si fuera ella, qué poco dignos fuimos, qué enormemente dignos y dignas vamos a tener que ser.
Vamos a pintarle flores en la cara al tiempo con sangre, sudor y saliva, cantarle canciones y arrorós hasta que el sol se aburra de salir dos, tres, mil veces, y vamos a morir o morir sin habernos corrido ni un cachito, ni un cachitito, de ningún lado.
Por los y las que no aflojaron.
Por los y las que no aflojan.
Y por los y las que no van a aflojar.
Si fuera ella... vamos contra todos los todos, ya que el amor tardando, tropezando, pifiándole grosero, vence al odio.
SIEMPRE.
Poniendo el pecho.

0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario