domingo, 29 de marzo de 2015

PINGÜINOS




Los compañeros y compañeras de Vatayón, hemos decidido darle un vuelco a nuestra militancia, para seguir mirando hacia adelante y seguir construyendo del modo que siempre consideramos correcto: vamos a cambiar nuestro nombre, y vamos a cambiar nuestra forma de comunicar. 

No, nuestra manera de militar va a seguir siendo la misma, porque así es como nos gusta.
A partir de hoy nuestra agrupación se llama “Pingüinos”, aunque no nos vamos ofender si nos dicen “La Pingüinos” o “Los Pingüinos” o “Agrupación Pingüinos”: ese trabajo se los dejamos a todos y todas ustedes, como sucedió con Vatayón.
¿Y qué fue lo que sucedió con Vatayón?
Simple y claro: se convirtió en viento.
Se convirtió en rumor.
Se convirtió en una palabra que se usa como si fuera correcta, con la V y la Y.
Se convirtió en un nuevo término y se convirtió en un concepto, una forma, y hasta un adjetivo.
Quizás nunca fue la intención esa, porque tal vez nos hubiera gustado que nos relacionen con todo el trabajo que hicimos en el Borda, el trabajo de urbanización en La Carbonilla o la intensa militancia en el Barrio Juan Domingo Perón, donde hemos logrado cosas, unidos y organizados, y muchas veces uniendo y organizando, que ni nosotros ni el barrio creyeron que podría haber sucedido.
Claro, siempre en nombre del Proyecto, y siempre en nombre de Néstor, Evita, Cristina y Perón.
Y así seguimos y seguiremos, en la senda de lo que creemos correcto, con las quejas que consideramos pertinentes, peleando con quien sea necesario pelear para lograr al menos la mitad de un objetivo mucho más grande.
Sabemos que nuestro capital simbólico es considerable e importante, y a ese capital simbólico, a este hito y símbolo de un momento como lo fue Vatayón, lo queremos regalar.
Queremos que le cuentes a alguien, dentro de muchos años, que hubo un grupo de chiflados que se metieron en lugares donde no muchos se meten.
Que hubo un grupo de mujeres con más agallas que muchos hombres.
Que hubo un grupo de hombres mucho más sensibles que muchas mujeres.
Que hubo una agrupación peronista, y por añadidura kirchnerista, de menos de 30 personas que recibió el embate animal y monstruoso de los aberrantes del Grupo Clarín y todos sus loros repetidores, mintiendo sobre cosas que no sucedieron, y que esa agrupación, nunca encontró el modo o la manera de poder contestar esos embates, salvo por sus propios medios, por su boca a boca, por su hacer y luego su decir, y nunca al revés.
Nos pone un poco triste todo esto, como nos pone triste cuando un hijo se va a vivir sólo.
Pero sabemos que es para mejor.
Sumate a Pingüinos.
Interactuá con nosotros y nosotras, todos los días en nuestras redes.
Participá con nosotros en nuestras actividades, y vení a conocer a los barrios de los acostados, donde estuvimos, estamos y vamos a seguir estando.
Seguimos siendo algunos jovenes, otros viejos, algunos hombres, otras mujeres, algunos venimos de no haber militado nunca, otros de haber resistido en Montoneros, otras de haber resistido los noventa, tenemos todas las edades y tenemos fundamentalmente, el valor de la memoria, la verdad y la justicia que se construye todos los días. La memoria de lo que se hizo y de lo que hacemos, la verdad de lo logrado y de lo que queremos lograr y la justicia brindada e impartida y la que se sigue buscando.
Esto es para siempre.
Y acaba de empezar.
Dale "me gusta" a la nueva página.

















¡Ayudanos a invitar!




https://www.facebook.com/agrupacionpoliticapinguinos



PD: Esta, fue nuestra hermosa despedida (lee la descripción abajito):

2 comentarios, viene flojo.:

oskar ledesma dijo...

El amor militante tiene un nombre kirchnerista para siempre ,nunca menos, el otro me importa, la patria grande,Argentina no termina en la General Paz...

Anónimo dijo...

Soriano ya se puso la naranja, hace meses que se pone como loco cuando atacan al manco,y ahora esto, me pregunto, sera que VATAYON era un nombre muy quemado para jugar dentro de las filas de Daniel???

Publicar un comentario en la entrada