miércoles, 1 de abril de 2015

la costumbre


Clarín, totalmente sacado y luego de que le refuten de todos lados que la payasada que dijeron de Máximo era una burrada sólo comparable a "Sacan presos para actos kirchneristas", vuelve al ruedo inventando una noticia encomillando el "nuestra militancia" como si Vatayón hubiera militado eventualmente para ellos.
Lamentablemente fue un día sin firmas en los diarios. ¿Sabés por qué?
Porque no les garpan.

Esta foto no la verás en el tuiti de Pizzi, que le quitó la firma a la nota nada más 
que porque es un gigantesco cobarde.


Entonces decidieron esta medida de fuerza, incluso, pseudoperiodistas como Nicolas Pizzi, que seguramente escribió esta nota plagada de problemas de sintaxis, negritas exageradas y ultra subrayados.
Creo que no la escribió en mayúsculas e inundada de signos de exclamación porque... se iba a notar mucho.
¿Sabés quién es este periodista increíble, por su escasa credibilidad?
Este es, que es como una especie de Feinmann pero sin aire: andá a encontrar un video al menos en youtube de algo que haya hecho este brillante profesional de la infamia en algún canal de tele.
O en algún diario.
O en alguna radio.


Esta captura es de cuando fue como invitado entrevistador (SIC) a un programa de Metro. 


Sigamos.
En la nota, escrita por Pizzi, se arroja sobre el teclado con babeante alegría para poder usar una maravilla de la literatura: que en Vatayón teníamos "por costumbre", llevar presos a actos.
¿Me seguís?
¿Estás leyendo?
Ya lo aclaramos hasta en chino, ya te conté que nunca sacamos nada y menos para "actos", pero se ve que le devuelve la sonrisa a este periodista de la talla de... de... bueh, no sé, de alguien, remachar con el biribiri de lo que nunca sucedió.

Hay más: la "anormalidad" (SIC) a la que se refieren, era un procedimiento legal que deberían responder los jueces, pero tampoco vamos a pedirle a Pizzi que trabaje y que lo haga de manera honrada. Sabemos que en el ADN del Grupo Clarín y este tipo de exótica mascota como es Nico, la normalidad tiene otra interpretación.
Mirá:



Pero sigamos con Pizzi.
Veamos qué dice en su Twitter.
Analicemos a este bichito tan hermoso y tan dócil.

Hay un señor que dijo que lo de Máximo era humo con la noticia ya publicada.
Lo dijo así:


A este mismo señor, el invisible Pizzi lo tiene en su más alta estima, como vemos acá en alguna ocasión que aquel muchacho ganó un premio:


Sería bueno entonces que cuente desde su tuiti que era todo verso, y no que mendigue una nota con tan poca repercusión incluso en esa red social:


O que directamente, le pida el número a Stiuso, ya que como vemos en este tuiti, lo conoce físicamente, lo ha tenido al lado, o lo ve seguido:


¿Viste qué loco?
Nicolás Antonio Pizzi sabe que ahora Jaime Stiusso está más flaco.
No haré hincapié en la carencia de tilde en el más, porque sería ya burlarse de alguien con capacidades periodísticas diferentes.

Pero dejemos ya a este posavasos de Magnetto.
Su hermosa vida, esa que lo hace tener ese aspecto siempre feliz, seguirá su rumbo como hasta ahora: lamiendo botas.
Hablemos de Clarín.
Clarín, que dice que ellos develaron no sé qué cosa... logrando que en aquel entonces, Vatayón pase de ser una agrupación que conocían pocos... a ser considerada de relevancia nacional.
GRACIAS.
Clarín, que no usó más comillas para escribir vatayón.
GRACIAS.
Clarín, que hizo que sumemos tanta gente que pasamos de reunirnos en plazas a reunirnos en una básica, pagando el alquiler hace tres años siempre autosustentándonos.
GRACIAS.

Clarín, que logró que todo el mundo hable de nosotros... lo hace de nuevo.
GRACIAS.
Quizás se sorprendan algún día al enterarse que cada cosa que publicaron, fue orquestada.
Que cada cosa que ellos consideraron noticia, nosotros la habíamos publicado antes, y que jamás tuvimos miedo de contar nada de lo que hacemos, porque a diferencia de Clarín (y de Nicolita Pizzicatto), nosotros no mentimos, pero sabemos manejar a los medios como queremos, cuando queremos y porque queremos.

Podría poner acá alguna capturita de pantalla de cómo les conté a mis compañeros hace cuatro o cinco jornadas, el día exacto en el que saldría la noticia en Clarín, y cómo lo celebramos: la prensa gratuita siempre es bienvenida.
Pero mejor no cancherearla tanto.
Mejor dejarlos seguir atragantándose en ese infierno de verso, enojo, furia.

Vatayón se murió porque nosotros quisimos hacerlo así.
Ya lo aclaramos.

Y ahora somos Pingüinos.
Por último y no menos importante, una pequeña clase de castellano:



El jugo se disuelve.
Una pastillas de redoxón se disuelve.
Las mentiras se disuelven, en el viento.
Nosotros nos unimos más que nunca, en un cuerpo recontra sólido, uniendo más lo que ya estaba unido, ajustando y afirmando los vínculos existentes entre personas, haciendo aparecer una agrupación igual de hermosa que lo que fue Vatayón.

¿Les cuesta entenderlo?
Supongo que sí.
Espero que sí.
NUNCA la alegría fue propiedad de ustedes, mis enemigos.
Y nunca lo va a ser.

Les dejo un besito y ah, si publican de nuevo todo lo que hacemos, les agradecemos por anticipado, y los invitamos a darle "me gusta" a todos los perfiles truchos que tienen en Facebook, en nuestra página:


Acá les dejamos y esto sí es en exclusiva, cómo van a ser nuestras remeras, así la suben a sus páginas:




Besitos, Nico.
Sé que te duele.
;)

0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario