domingo, 10 de mayo de 2015

una vulgar demostración de poder

Podría decirles que el título de este posteo tiene que ver con lo que voy a escribir, o que es el título de un disco de Pantera o que es una cita textual de la película El Exorcista.
Lo re dejo a tu criterio, ;) .



Ricky, uno de los personajes de la gran serie "Trailer Park Boys", es medio bruto.
Bubbles, uno de sus amigos, dice que Ricky es tonto, y que se comprueba en cosas como que escribe y lee, en puntos: 1- Levantarse, 2- Desayunar, 3- Etcétera.



Cuando vi esa humorada me pregunté si yo escribía como Ricky por ser tonto o para ordenar al texto.
También lo dejo a tu criterio.

Y este es Kylo Ren, el nuevo Sith de la nueva Star Wars. (?)

1- SANTORO
La casa no está tan en desorden como para que la tenga que ordenar un radical. Claro.
Tampoco es que pusimos de compañero de fórmula presidencial a Sanz. Ni a Morales. Ni a Ricardico Alfonsín. Pusimos a un tipo que celebramos como cosa buena, cuando CFK fue al cierre de la convención de los RadiKales. También es muy nuestro, saber quién hubiera sumado más votos, quién hubiera conseguido que le ganemos a Larreta, quién tiene la fórmula de la vida eterna y quién tiene la posta de todas las postas del mundo. Ese alguien o ese quién, quizás sea alguno de nosotros, un día, con esfuerzo, trabajo y estudio, o quizás sea el mismo Perro Verbitsky. Claro.
Convengamos que muchos de nosotros, como Verbitsky o D´elía, o cualquiera de los nuestros que dice que la elección de Santoro es mala, son (palabras más o menos) (jua), somos los que con el diario del lunes sabíamos que esto era una mala selección, e incluso somos capaces de usar el "yalodijeísmo" hasta retuiteando tuits nuestros de hace mucho tiempo.
¿Cómo se llama eso? Querer llamar la atención. Ser una miserable "Attention Whore", como le dicen en Estados Unidos. Reclamar, mostrar que lo sabíamos, para en el pináculo de nuestro orgullo, reclinarnos en nuestros sillones, sonreir y tamborilear con las manos sobre nuestras barrigas (más grandes, más chicas, qué más da)  y luego sacarnos una pelusa del ombligo.
PERO LO SABÍAMOS LO DIJIMOS. Congratulaciones, imbécil. Ahora volvé a tu trabajo.
El tirapostismo a veces toma ribetes insospechados cuando quien dice semejante realidad, es un pezzonovante como Verbitsky, que ya sabemos que le tiene bronca a unos cuántos que nosotros le tenemos bronca, y le tiene bronca a unos cuántos que nosotros no le tenemos bronca.
Entonces va, este buen señor, escribe una columna que habla de lo malo, satánico, peligroso y temible de que Santoro sea candidato, y eso suma... para que pienso, dame un toque... eso suma... eso suma, sí, un montón, porque ahora cualquier peludo pelado que esté enojado con la elección de Santoro ("Prueba, cornudo", decía Bukowski), siente como relevante también el peso de sus palabras en las redes sociales.
Pero, compañeros y compañeras, el peronismo emerge como un ave de fuego, como siempre, para demostrarles que lo que venimos haciendo, es eso, peronismo, y no kirchnerisno. Y en plena elección, considerar algo grave a Santoro, o considerarlo hasta.. sapo, es un error de interpretación y una zoncera de gordito con pullover. Santoro no es el enemigo, no está en contra del proyecto y tenemos mucho, PERO MUCHO peores, en cualquier partido político, de cualquier fuerza, esté o no gobernando, que pueden haber dicho peores cosas que las que dijo este muchacho.
¿Me cae mal a mí lo que escribió Santoro? DESDE LUEGO.
¿Voy a decirle algo el día que lo tenga cerca? SIN DUDAS.
Y LISTO. Adonde vamos es la cosa, no de dónde venimos, y si cuando decimos "vamos para allá" aparece cualquier escriba o el escriba de los escribas a decir "Bueno, vamos para allá pero me molesta", problema de él, o de cada uno de nosotros que nos enojamos tanto como para... decirlo.
¿Está mal plantear disconformidad con lo de Santoro? Ni ahí.
Lo que está mal es sugerir, como sugiere el Perro, que alguien va a votar a Lousteau: no sugiera que vaya a suceder, invita a que eso suceda para pegarle a la elección. Es un llamado directo.
Y eso, compañeros... no se hace.
El menotismo dejalo para el fóbal.
Y si me la vas a maniquear con Cobos, tomate un litro y medio de realidad y una cucharada de aceite, porque lo que se viene va a ofender a tu alma progre, blanca y suave.
Este país es peronismo o copia negativa de peronismo.
El que no lo entienda, Ezeiza.


2- LAS MASITAS
Giustozzi, Cariglino, y gran elenco que desfiló en las luces amables del massismo cuando jugaban a "Somos el kirchnerismo pero sin todo lo que Clarín dice que es malo", hasta que se convirtió en "Lo único que queremos es echar a trabajadores que sean kirchneristas y meterlos presos", pueden volver al FPV. Te guste a vos o no, pueden volver. Participar en internas. Levantar las banderas del kirchnerismo. Decir "Yo me equivoqué y pagué pero la pelota no se mancha". No participar en internas y ser elegidos candidatos únicos. Jugar por adentro hasta que pierdan una elección y dedicarse a la ebanistería fina (?). Y todas esas cosas. Porque esto es política.
Ya sé: te la pasas viendo House Of Cards, relacionás a todos los personajes con políticos vernáculos, y mirás Game Of Thrones y ves las roscas políticas y decís "¡Claro! Esto es lo que hay que hacer".
Guardás en tu corazón una pureza, maestro, una buena leche, una honradez que hacen que tu madre siente mucho orgullo por vos.
PERO: esto es política real. En castellano. En argentino.
Y lo que no podemos ser es un manojo de cobardicas que amainen su dulce y calentito plumaje ante el primer ruido de pejotismo: yo no quiero a eso, vos creo que lo sabés, pero hoy hay que ganar una elección.
Ya sé, me vas a hablar de que necesitamos que Massa sigue vivo porque el voto de la derecha que votaba a Massa, va a Macri sin Massa vivo.
La novedad: el voto grueso de ese 15% (Massa no mide más que eso te digan lo que te digan), es del kirchnerismo nestorista, de la gansada esa de que antes eramos buenos y ahora malos, y el voto del que piensa que CFK está haciendo algo apenitas diferente a lo que Néstor trazó hace más de diez años.
El voto de derecha de esta nación, siempre fue de Macri, no es de otro y la polarización entre Macri y cualquier candidato del FPV, es entre esos dos modelos, esos dos proyectos.
El resto es elenco estable. Si hasta Mussa no se la perdió (nunca lo hace).
Preocupémonos por no quedarnos en publicar cositas en el fei sobre los talleres clandestinos, y empezar a mover el culito para que ese delito tenga relevancia, que no tengamos que esperar a que salga otra noticia, y que no se muera más nadie ni nadie siga laburando en esas condiciones.
La Alameda y Gustavo Vera vienen haciendo un laburo impecable, tienen la lista, hacen lo que pueden, marchas, presentaciones y denuncias formales.
Y esa bandera es de todos.
¿Y si vamos?


3- BAILANDO
Llega Showmatch, vuelve el bailando.
Podemos hablar mucho y muy fuerte sobre la cosificación, la pelotudización, AFA, el sistema de eliminación a personas que están bailando en tanga por un acto de bien y podemos hablar de Canal 13, y otros tantos ingredientes que supimos construir.
Y Alica-Alicate.
Dicen que al Bailando va a ir Scioli, Macri y Massa.
Nos guste o no nos guste, es el programa que más mide.
Es un programa que nos guste o no nos guste, mide y condiciona al pulso popular.
No es un detalle ni un dato menor, que muchas veces ganan ahí los que "deberían bailar mal", los que tienen algún problema físico o los más descastados. Muchas veces.
Eso, nos guste o no nos guste, nos debería devolver algo relacionado a lo popular, lo querramos o no.
Sí, ya se, Canal 13 y todo eso.
Bueno.
Mientras tanto en el Planeta Buenos Aires, Tinelli sale a decir que CFK tiene una imagen de más del 40% y todos estos inesperados halagos:
http://www.lanacion.com.ar/1791624-marcelo-tinelli-cristina-es-una-muy-buena-presidenta
ESTO SIRVE, PURISTA.
SIRVE.

Néstor, el señor que sí, se las sabía todas

4- FAYT


5- FINALMENTE
El enemigo está AFUERA del FPV.
Esto debería ser un dogma hasta las elecciones.


6- BONUS TRACK
Recuerda, joven padawan:


2 comentarios, viene flojo.:

Comandante Cansado dijo...

Me gustó. Sobre el punto 4, a quien corresponda: viva el humor, viva la joda, todo lo que quieran, pero... ¡si van escribir una canción, parodia o no, aprendan a versificar por el amor de Curbelo (http://www.nacionalfolklorica.com.ar/?tag=jose-curbelo)!

Lucas Efektor dijo...

1- Santoro: El kirchnerismo ya tiene al menos un antecedente de vice radical. Por lo que la elección de otro vice radical, no debería generarle escozor a ningún kirchnerista que se precie de tal.
Ok, “ESE” vice fue un tiro por la culata. ¿Seguro? ¿O fue la demostración que en política hay mucho jugador con máscara? Y que como dice Dolina: cuando la política toca las fibras íntimas de cada uno, las máscaras caen.
Si querés otra referencia (de líneas mucho más peludas) a alianzas entre gente que hoy está dentro del kirchnerismo con radicales, está justamente esa, la nunca bien ponderada “Alianza”. Analizar que era ese rejunte, es harina de otro costal, pero los puntos: que el kirchnerismo (el peronismo, en definitiva) es transversal y puede coincidir ampliamente y con gusto, con otras fuerzas; y que el enemigo está afuera (no solo del kirchnerismo, sino de las fuerzas populares), no pueden esquivarse en ese análisis. Lo de las máscaras y las fibras íntimas tampoco.
Por otro lado, la tela de un aliado la ves cuando las papas queman, en la cancha con pingos. Y me parece que Santoro mostro algo de su hechura, cuando referencio a Alfonsín en eso de “mejor dejar de militar que aliarse con la derecha”, con el valiosísimo detalle que en ese movimiento no dejó su partido

Publicar un comentario