jueves, 14 de mayo de 2015

la recta semifinal




Desde que empezó a aclarar la situación de elecciones del FPV, y se fue polarizando de a poco hasta la polarización definitiva entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo, muchos compañeros y compañeras se han puesto en cierto tono de belicosidad para tratar de imponer su candidato sobre el candidato del otro, con ofensas, acusaciones y mucho, PERO MUCHO "tirapostismo" en términos cuasi patriarcales, como si uno entendiera algo más que otro o como si otro fuera un profesor de algo tan intangible y dinámico como es la política: ese arte de lo posible.

He leído y escuchado de un lado y del otro términos como que uno u otro, es un traidor, un tonto, un menemista, un facho, un entregador, un buchón y las relaciones de cada candidato con sus respectivos pasados.
Compañeros y compañeras: canibalizar a un candidato de tu mismo signo político, sólo encuentra comparación en que los dos delanteros de tu equipo favorito digan que el otro es un desastre.
El gol es en el arco de enfrente, y cuando se carajearon entre Román y Palermo, las cosas no terminaron del todo bien.
A saber: los dos delanteros goleadores de tu equipo no pueden ni deben no pasarse la pelota porque el otro le cae mal, si el objetivo es el mismo. Y el objetivo hoy, como en este hipótetico partido, es ganar.
Y el equipo de enfrente también es el que te quiere ganar y sacar del medio de la semifinal, porque en la final YA ESTÁ el otro equipo, esperando, con el tenedor y el cuchillo, en silencio y aguardando que las acusaciones que nos tiramos de un lado y del otro, exploten en la opinión pública y nos de una suma cero: fantasmas somos todos, antes o después, y pisarse la capa hace que te conviertas en un cadáver sin nombre.

El enemigo está mirando todo desde un televisor, en una mansión increíble, con todas las comodidades, disfrutando con una sonrisa macabra cómo nosotros hacemos el trabajo que tienen que hacer ellos. Nosotros estamos acá entregando todos los argumentos discursivos para que mañana luego de las PASO, GANE QUIEN GANE dentro del FPV todo lo que se dijo de un lado y del otro se utilice en nuestra propia contra: hemos criado a un monstruo que nadie quiere salvo el enemigo.

Más acá, el juego de relaciones o el purismo del voto me lleva a pensar que el voto calificado es algo que prende lindo entre la sociedad toda, sea gente o pueblo: "si te vota fulano, por algo será", dicen.
Eso también es triste, y un poquito pelotudo: una elección no se gana con el voto honrado, o el voto sincero, o el voto compañero o el voto bueno y nada más. Una elección se gana con el voto de todo el mundo: el garca empresario que quiere ganar un montón de guita y el que vive en un asentamiento que no tiene agua, el voto del facho que quiere que vuelvan los militares y el voto del compañero que sabe que hay banderas que no se bajan. ¿Te puede llegar a doler esto? Bueno, es la realidad. Y también votan los funcionarios, votan los militantes, votan los chorros y votan los asesinos.
No puedo creer tener que escribir esto, y no puedo creer que haya que aclarar esto.
Posta no lo puedo creer.

¿Es uno de los dos candidatos mejor por haber salido de uno u otro lado? Si jugamos al pedigreé político, mejor nos tenemos que poner un centro cultural o una ONG y no seguir jugando a que somos militantes, porque, vaya novedad, no hay candidato a la presidencia con posibilidad real (jamás lo hubo) que no tenga algún muerto en el placard, entendiendo como muerto a un problema, algo roñoso, algo sospechoso, algo con olor a caca. La política también tiene ese no sé qué que en realidad se bien qué es, pero muchos compañeros y compañeras utilizan las propias armas dialécticas que creamos en contra de... nosotros. Y la culpa es toda nuestra.

¿De verdad comprendemos la responsabilidad social que tenemos al decir una cosa absolutamente hiriente y de la que no se puede volver atrás sobre un compañero que dice que va a votar a Randazzo o que va a votar a Scioli?
¿Somos conscientes de que esto es política?
¿Somos en verdad conscientes de que el único objetivo que tenemos que tener, ahora y siempre, es sostener para luego profundizar lo ya adquirido?
¿De verdad creemos que nuestro voto vale tanto más que un avance en políticas sociales o cualquier cambio bueno que haya tenido la Argentina?
¿De verdad, hermano y hermana, crees que es mucho más importante cómo apoyás tu cabeza sobre la almohada en tanto tu conciencia, que cómo apoyás el pie en una calle que puede o no ser de asfalto?
¿De verdad?
¿De verdad te crees que sumás diciendo que el que no es tu candidato es un traidor?
Nótese que todo lo que digo acá, aplica en mayor y menor medida para cada uno de los dos candidatos que tenemos dentro del FPV.
Y no es ningún misterio que mi apoyo personal, no orgánico desde mi agrupación, sino personal, es a la candidatura de Daniel Scioli por un motivo simple: como la elección está hecha de votos y los votos están conformados por el voto de la persona de porquería y de la persona buena (parece que es así la cosa hoy por hoy), creo yo que suma mucho más por afuera Scioli que Randazzo.
Nótese también los livianos términos que elijo usar y que bueno sería que todos usemos: creo yo, es una opinión, la posta no la tiene nadie, absolutamente nadie. Y nadie es nadie.

Pero el voto es por adentro, la interna dirime cuestiones entre dos que sino iguales, tienen que ser muy parecidos. Si así no fuera, estimo, creo, prefiero suponer, que desde lo más alto del Frente Para La Victoria hubieran ya bajado una candidatura que no represente a los ideales del Frente, que no represente al proyecto o que no busque continuar el modelo: no creo que ningún compañero crea que Cristina está loca y que pone a uno de los dos, cualquiera de los dos, al frente de una lista y que cualquiera de esos dos va a atentar contra su propio equipo metiéndose un gol en contra.
Tampoco descarto la opción de que alguno o alguna se crea que entiende más de política que Cristina, pero bueno, prefiero pensar que no, que si Cristina habilita a dos candidatos, es porque gane quien gane, con todos los matices que lo diferencian, van a continuar este asunto que se llama kirchnerismo, y que es mío, tuyo, de aquella y de aquel, y que gobierna para el que nos quiere y para el que no nos quiere.

Sólo esto quería decir acá.

Sostener en la mano el corazón del fuego bueno de Néstor, puede ser una tarea mucho más simple si entendemos que la patria es el otro, y el enemigo, está enfrente: ENFRENTE.


PD: Huelga la aclaración aunque pertinente, porque flota en el aire, acerca de que "Si gana fulano, a mengano, después no lo voto".
Es una interna, hermanos y hermanas. Una interna. El que pierde acompaña.
Y si no acompaña, no participó de la interna y está jugando al "si pierdo no vale", cagándose en vos, en mi, en el puchero de los barrios, y en la democracia y la política toda. Así de breve.

7 comentarios, viene flojo.:

Anónimo dijo...

Los que somos peronistas de siempre y apoyamos y militamos a favor de la Presidenta de la Nación y el campo nacional, popular y democrático nos sabemos de memoria "Las 20 verdades Peronistas". La TERCERA verdad dice: "3º) El peronista trabaja para el MOVIMIENTO. El que en su nombre sirve a un circulo, o a un caudillo; lo es sólo de nombre". La SEXTA dice: "6º) Para un peronista no puede haber nada mejor que otro peronista" y la SEPTIMA dice: "Ningún peronista debe sentirse más de lo que es ni menos de lo que debe ser. Cuando un peronista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en oligarca." Sería bueno que los compañeros no kirchneristas tomaran cuenta de estas tres verdades. Respecto al artículo posteado es NO SOLO EXCELENTE SINO CORRECTO POLITICAMENTE

Diego dijo...

Coincido con mucho de lo que decís.
Prefiero mil veces a Randazzo, y como también decís, es una interna.
Y si bien es obvio que el rival es la derecha, en la interna el rival de Randazzo es Scioli, y viceversa.
Si bien debe haber límites, es inevitable que se remarquen las diferencias con el otro.
También se deben bancar los que apoyan a Scioli, que se remarquen esas diferencias

@estebares dijo...

No soy K, ni siquiera peronista. Desde afuera se ve distinto. Para mí Randazzo es votable, Scioli no.

uno dijo...

En mi diaria militancia tengo la posibilidad de contactar a muchas y muchos compañeros.....De la compulsa de su intención de voto, Saco en limpio: Que Randazzo gana las PASO.....no digo holgadamente pero las gana.

Anónimo dijo...

Excelente. Para leerlo en las reuniones y recordarles a todos los militantes y acompañantes qué significa sumar en política.

Anónimo dijo...

excelente análisis, coincido plenamente.

Politico Aficionado dijo...

Me parece muy importante lo que Ud señala, compañero. Tenemos que discutir nuestras diferencias civilizadamente, y respetar el resultado de las PASO.

Publicar un comentario