viernes, 27 de noviembre de 2015

678, ¿9 ó 10?





Algunas cosas que pensé, respecto a la última semana que tenemos como Gobierno, que querría compartirles:

1- Yo también querría una transición a la luz del día y ordenada. Que los ministros entrantes hablen con los salientes frente a las cámaras y se tomen ciertos compromisos de continuar con políticas públicas de las que depende la comida de muchas personas en el país. Como ejemplo, el "Ellas hacen", las cooperativas, y un montón más de programas que sostienen ollas.

2- Que los ministros entrantes hablen públicamente con los salientes y garanticen que se renuevan los trabajos de miles de compañeros en todos los ministerios, y luego se revisan, pero nadie queda en la calle de buenas a primeras.

3- Que sería bueno que se derogue la ley antiterrorista, esa aberración diplomática que lleva tanto tiempo rodeándonos. Nunca fue buena, en manos de nadie, menos en manos de la derecha neoliberal que va a ajustar "necesariamente", en tanto la necesariedad de cumplir con los objetivos planteados a la luz del día como lo hicieron y lo siguen haciendo.

4- Que si vamos el 9 a Plaza de Mayo, tengamos la garantía de que va a estar Cristina y no seamos un montón de chiflados peleándole al viento: ya pasó tantas veces...

5- Que si vamos el 10 al Congreso (a Cristina no la vamos a dejar sola), garanticen en una conferencia pública todas las fuerzas de seguridad y representantes políticos del gobierno entrante y el saliente, que las personas que van a recibir a Macri lo harán en Plaza de Mayo y que los que vamos a despedir a Cristina lo hacemos en el Congreso. Ordenado, con policías y vallas y cortes para evitar quilombos que pueden salir de ambos lados y con personas que pueden salir lastimadas de ambos lados y no es de buen argentino querer que cualquiera se lastime.

6- Que se clarifique una conducción del movimiento unánime: mucho suelto que no está en una agrupación siente una orfandad de todos lados que puede generar el peor escenario posible, que es el quiebre moral del compañero que luego baja los brazos y luego se retira de la vida política y se convierte en un cordero.
Si no se clarifica en una persona, que se haga un acto público en el que estén todas las personas como muestra de unidad real sobre todas las mezquindades aberrantes y retrógradas que hubo durante todos estos años y en las campañas.

7- Que tenemos que mantener encendida la chispita que se despertó para la campaña, y lograr que los compañeros y compañeras que temieron por su comida sepan que era cierto y que se puede resistir sin tirar piedras, que podemos ser mejor oposición que lo que fueron ellos, que somos actores políticos y no comentaristas con ruleros. Persuadir y conducir a los compañeros y compañeras hacia la liberación debe ser la tarea, para que luego esos compañeros persuadan y conduzcan a otros compañeros y compañeras y podamos estar como nunca lo estuvimos, unidos y organizados, finalmente, detrás de un ideal de país y no de una persona que en nuestro cálculo, es lo menos importante porque primero la patria. El que entienda que lo que importa es una persona, sea un dirigente de base o sea Cristina, sea un referente nacional de cualquier agrupación o sea Perón, no va a servir para construir la patria que nos merecemos. Lo que importa es el sujeto social por el que luchamos. Y nada más.

8- La Batalla Cultural que trabamos durante ésta década, empieza ahora: la dimos como oficialismo, en muchos casos con mucho a favor (medios, recursos, etcétera). Ahora la Batalla Cultural es resistencia, y la cultura no es sólo el arte. La cultura es la comunicación, las tecnologías de gestión, la construcción ciudadana y la búsqueda de una identidad que nos indique como nacionalistas del acervo latinoamericano, con puertas abiertas, amplitud intelectual y emocional, e interpretación de cada reclamo social, grande o pequeño, caiga quien caiga.
Y otra cosa: no volvamos a tropezar con el flagrante error ya cometido de la apropiación cultural.
No forcemos lo que no somos.
No exageremos.
No hace falta.

9- Participar es el único camino. Menospreciar el poder de las redes es menospreciar el rol de los medios: esos medios que construyeron figuras alrededor de todo lo que hicimos, algunas acertadas y otras erróneas, pero el juicio de valor dependía de nosotros y no de "la gente". Y nos equivocamos un montón de veces.

10- La verdad siempre gana. A la larga o a la corta, siempre gana. Se puede hacer mucho sin mentir nada. Pero no se puede mentir mucho sin hacer nada. La historia está siempre un paso adelante nuestro, o la alcanzamos y la hacemos o la alcanza alguien más y la hace por nosotros.

11- Elegir las luchas es madurar.


6 comentarios, viene flojo.:

Gustavo Gliemmo dijo...

Siempre, hasta ahora, me terminas convenciendo, pero sobre todo, calmando.
Abrazo Juan

darío dolci dijo...


lo más ingenuo que puedo pensar es que están en pedo, y lo peor es que es de una perversidad total, van a mandar a un montón de pibes a que los caguen a palos y encima les dan pasto a la derecha que van a utilizar imágenes dejando a la militancia como violenta y autoritaria que marcó a esta década.
locura total. no movieron el orto saliendo a militar a Scioli y ahora hacen demostración.
Crisitina está ajena a esto? que vaya el pibe play, florencia, wado, el cuervo, recalde hijo y todos los funcionarios y dirigentes de alto rango de la cámpora encabezando la marcha.
así, Cristina no vuelve ni con el querido Néstor resucitado.
locura y autismo absoluto o hijaputez al palo. no cuenten conmigo. Voy el 9
y nosotros puteamos cuando la izquierda es funcional a la derecha. Macri se está relamiendo, y los medios de comunicación armando el festín. en vez de empujar a los pibes al precipicio, hagan/hagamos autocrítica de los errores que se cometieron para perder una elección donde enfrente teniamos al adversario perfecto. Le retazearon apoyo al candidato y ahora quieren poronguear. Locura total. El 10 no voy ni que me lo pida Cristina. Voy el 9.

Anónimo dijo...

VP!
Vivan Néstor y Cristina!
Viva la Patria!
(basicamente comento porque no me gusta éso de "0 comentarios")

maruquenia schlo dijo...

Impecable.

Anónimo dijo...

No participé como quería o como podía, es mas creo que fallé. Para empezar y para que sepas desde donde digo lo que digo.
Pero muchas veces sentía o creía entender que es SUELTO que decís en el punto 6 era al que debíamos conquistar o convencer. Al fanatico ya lo teníamos al gorila no lo íbamos a tener nunca ...vamos por lo que queda que es mucho ( es supongo ese 35% que inclinó la balanza ...me gusta pensar)
Se vienen tiempos muy dificiles creo. Dependerá de todos nosotros que sean solo 4 años o que se hagan casi eternos. Ellos tambíen piensan y son maestros en el arte de la estrategia, no creo que se equivoquen dos veces.
Abrazo grande.

Martin el Gaucho Pobre

Anónimo dijo...

El punto 5 les corresponde a ustedes.

Publicar un comentario