martes, 10 de noviembre de 2015

el punto de ebullición del ego y las cosas maravillosas






En los últimos días hablaba con compañeros y compañeras sobre "mamita querida la de cosas que voy a escribir cuando pase el 22".
Hoy mientras pensaba de nuevo en eso, en un posteo "juggernaut" que venía tramando y diagramando en mi cabeza, pensé "¿Por qué después del 22?".
¿Para decir que yo sabía algo que me guardé?
¿Para plantear una estrategia que podría haber sido efectiva pero ya será tarde?
¿Para en la victoria decir que por suerte se aplicó tal o cual cosa en el eterno maremagnum de las coincidencias ideológicas y pragmáticas que devuelven que uno crea que hizo que Cristina diga algo que uno pensó o que Daniel hizo algo que a uno se le ocurrió decir en Twitter?
Pocas cosas odio más que el "telodijismo", esa auténtica voladura de ego de retuitearse, autocitarse o decir "te lo dije".

Pero acá, hoy, es distinta la cosa.

Desde hace algún tiempo a ésta parte preferí, en términos políticos, no mentir, absolutamente nunca.
"Ser honesto es peligroso", me dijo un futuro gran compañero que alguna vez le dijeron a él ciertos macaneros que hoy se acomodan en frescas sillas calentitas en la Provincia de Buenos Aires.
Y sí, fue peligroso, lo es y lo seguirá siendo.
Fue peligroso cuando me junté con los que hoy trabajan de voceros de Mauricio Macri, entre otros tantos, como los periodistas de TN o el director de cine argentino que más Oscar ganó en este país.
Busqué hablarles, mostrarles que el kirchnerismo no es una entelequia en la que sólo flota lo malo.
Traté de explicarles que un movimiento como éste, como es el peronismo, tiene dos millones de filos y aristas, de colores y tonos. Por supuesto que ellos, como tantos otros, eligieron quedarse exclusivamente con todo lo malo de las cosas. Con el mismo criterio, hoy al verlos tan lanzados como están a hacer campaña 24/7 por las recetas más rancias de la entrega del país, podría hacer reduccionismo como lo hacen ellos.

Entonces podría decir que: "Todas las periodistas mujeres de TN prefieren que la pobreza sea más pobre y abonan al recetario de manual del más clásico Fondo Monetario Internacional, escondidas detrás de ciertos rasgos similares a los de Todas Las Personas Buenas del Mundo: causas justas, animalitos y frivolidad sonriente".
Jamás lo diría, porque hay dos millones de variantes en el axioma "periodista mujer de TN".

También podría aplicar que: "Todos los directores de cine, prefieren que el dólar suba y suba y que los que menos tienen, tengan todavía menos para comprar aún menos, amparados en la "confianza".
Jamás lo diría, porque hay miles de variantes en "directores de cine".

O podría ser más filoso y decir: "Todos los periodistas de ciencia están en contra del Arsat-3 que propuso Scioli y en contra de los becarios del CONICET y hacen campaña rabiosa por Macri y su propuesta liberal".
Pero sería un argumento falso, puesto que muchos "periodistas de ciencia" quizás no piensen así.

Yo sé que no miento, ni es mi intención hacerlo desde ahora.
Tampoco oculto nada: quienes me conocen saben que tuve más problemas que soluciones por ir con mis verdades en las manos por ahí, haciendo cosas por allá, militando de determinado modo y negando y renegando un montón de cosas.
Y yo soy el kirchnerismo, yo soy el peronismo, y hoy soy el sciolismo.

Nunca negué que soy ésto, nunca negué que trabajo para el Estado, y nunca dije ni hice nada desde la comodidad de todas esas personas que se dicen probas y que te hablan desde un púlpito que se mensura en RT, premios o valores escasos como es el dinero.
Nunca dejé de decir lo que quise cuando lo creí oportuno, entendiendo que lo que uno hace tiene un sólo objetivo y ese objetivo es que las cosas estén mejores.

Hoy Vidal argumenta que a un muchacho que cuidaba autos, que podía ser arquitecto, o lo que fuera que sea, pero al que le pegaron tres tiros desde la fuerza policial de Cambiemos, le dispararon porque es "un caso de violencia de género". Parecería una ridiculez, una burrada política o una lavada de manos. Pero me parece que te lo están diciendo.
No veo a los militantes de Cambiemos famosos o no, ni contar, ni opinar, ni condenar que a una persona le hayan pegado tres tiros.


También hoy, Tenenbaum, periodista que me cae siempre mal por chicanero al pedo y bastante mentiroso (clase acomodaticia de periodista que mama de todas las tetas posibles y a la vez y levanta o baja el dedo de acuerdo al viento), escribió una nota en la que explica el peligro real de que gane Macri.
Ya que una persona que está tan lejos de mi modo de vivir, diga exactamente lo mismo que yo, es una llamada de atención intensa: también a mí me gustan los gatitos que suben los famosos a sus cuentas en redes sociales y sonrío igual, también a mí me gustaría que ningún chico se muera estando desnutrido y también a mí me gustaría que nadie nunca robe un sólo peso de ningún Estado ni se mande las tropelías que trazan a toda la clase política en cierto lugar, en algún punto, en determinado momento.

¿Y por qué estamos de acuerdo ahora como entidad, ellos, los que vociferan contra el Gobierno actual y nosotros, los que buscamos cambiar lo que haya que cambiar y mantener lo que haya que mantener?
Porque es verdad.

Hablo de esta nota, dale click y leela: te lo están diciendo.
http://www.cronista.com/columnistas/Macri-el-helicoptero-y-los-disparates-20151110-0018.html

Y hablo de la campaña que lanzamos el mismo lunes posterior a la primera vuelta, que es ésta y la sostenemos en todos lados, en todo el país:


¿Por qué coincidimos también en ésto?
Porque es verdad.

Veo mucha gente que desde la mejor de las voluntades hace planteos de máxima y mínima, propuestas y acciones para sumar un voto.
Vaya mi consejo desde aquí:

1- En un país donde las mayorías creen que las cosas que la rodean simplemente suceden, que todo lo que tiene cada quien es por su trabajo y no por las condiciones que generan ese trabajo, es absolutamente ineficaz un beneficio de inventario por lo hecho durante los doce años.

2-En un país enojado por lo que dijimos pero no tanto por lo que hicimos, replicar el modo, la forma y lo dicho, sólo nos dejará dormir felices con nuestras botas puestas, y nadie puede dormir feliz con un par de botas.

3- La variable de ajuste no es cualquiera de nosotros, gorditos clasemedieros.
La variable de ajuste siempre es el humilde, el que menos tiene y el que se queda afuera y la ve pasar y el que tiene razón cuando dice que es mentira. Creer que acá se disputan dos modelos de poder, dos modos de hacer, dos modos de comunicar o dos maneras de hacer política, o se equivoca o es un cínico desgraciado que sabe el daño que está generando. Acá se juega el plato de sopa de los que menos tienen.

Dólar alto + dólar libre + libertad de exportación + quita total de retenciones = 
caída de sueldos + falta de trabajo y despidos + vaciamiento + desabastecimiento para cumplir demanda externa + baja de reservas + deuda con el FMI + protesta social + represión.

4- Todas las acciones son válidas. No pierdas de vista que la batalla cultural es también saber qué es lo que necesitamos para seguir batallándola. Y necesitamos que no venga uno a llevarse puesto y vender al país. Entonces abrazate, amor sí, cantá canciones, bailá un vals, lo que sea, pero no pierdas de vista que la variable de ajuste es el que menos tiene y que el único argumento de probada permeabilidad es el económico. Todo lo demás es decoración para el tanque de guerra: el bolsillo.

5- Casi ningún miembro del gabinete del gobierno nacional continúa en un eventual gabinete de gobierno de Daniel Scioli.

6- Nadie que tiene dudas en su voto se levanta un sábado a la mañana para ir a comprar el pan y al ver una bandera gigantesca de cualquier agrupación y un compañero o compañero con camiseta que le entrega un volante se pone contento. NADIE. No nos hace menos peronistas, menos militantes, menos kirchneristas, menos soldados, hacer más permeable nuestra retórica al mostrarnos como lo que somos durante todos los días, todas las horas de nuestros días menos cuando estamos en territorio: personas normales como cualquier otro que militan un proyecto y que usamos remeras distintivas. Probá no usar remeras ni banderas. Vas a tener la puerta abierta al corazón y la cabeza de "la gente". Después está un poquito en vos y mucho en la persona a la que le querés decir la única verdad, el éxito o el fracaso de tu misión.

7- La verdad es una sola, por más que "ellos y nosotros" construyamos verdades relativas permanentemente. Lo del dólar es una verdad absoluta: no lo decimos nosotros, lo dice Cambiemos.
En lo único que se basan para decir que nada de lo que todos dicen que sucederá habrá de pasar, es en la "confianza". Entelequia maravillosa del mundo astral de la voluntad, pendiente de un enorme desconocimiento de la raza humana: nadie confía en nadie, por eso los dos candidatos tienen menos del 40%. Muchos de los que votamos a Scioli y muchos de los que votan a Macri, irán a comprar dólares a toda velocidad ni bien se libere, "por las dudas".
En el caso de los que votamos a Scioli, porque sabemos que la economía se va al recontra carajo.
En el caso de los que votan a Macri, porque quieren que la economía se vaya al carajo para poder en su especulación, meter una diferencia cambiaria que les devuelva unos ricos mangos en una devaluación brutal comprando dólar hoy a menos de 10 pesos y vendiéndolo a 16 como mínimo.
No lo digo yo, lo dijo Macri: "Espero que el dólar esté a 16 pesos".
Link: http://www.lanacion.com.ar/1843657-macri-promete-reducir-poco-a-poco-los-impuestos-y-espera-que-el-dolar-este-por-debajo-de-los-16
Te lo están diciendo.

"Espera", no sabe cómo. "Espera". Más que "Cambiemos" es "Recemos", "Esperemos" o "Confiemos".

8- Ya habrá tiempo para volver con todo a discutir términos que para ellos son una absoluta locura, como la batalla cultural, los monopolios, las corporaciones, el poder real, la igualdad y el proyecto nacional y popular. Para volver con todo a eso, tenemos que primero ganar la elección. La LOCURA de perder y resistir es efímera, torpe y egoísta: ningún terreno de resistencia es exitoso sin sangre, y no querría ver una sola gota de sangre de ningún hermano o hermana mía en una calle, nunca más.

9- Si propones acciones de movilización o reunión o marcha masiva, tratá de que la convocatoria exceda tu propuesta y no que la propuesta exceda tu convocatoria.
Esto es: proponé cosas en plazas o lugares, no en la 9 de Julio o en Plaza de Mayo o en el Congreso, porque si tu convocatoria no sale como esperabas, le regalaste comidita a los medios.

10- No se puede descansar un sólo día. Todos los días hay que buscar abrirle los ojos a la gente. Todos los días, todo el tiempo. Nadie se puede desmoralizar por noticias construidas y repetidas por los profetas del odio o los profetas del amor asustado.

11- Bajemos el punto de ebullición de nuestro ego y las cosas maravillosas. La historia nos lo demanda de modo urgente. Y hay que ganar.



0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario