viernes, 20 de noviembre de 2015

certezas





Tengo la certeza de saber qué es mejor para mi pueblo y ese es Scioli.

Tengo la certeza de saber cuál es el objetivo de Cambiemos, y no tengo la certeza por memoria o responsabilidad histórica, sino porque lisa y llanamente, ellos lo están diciendo: abrir más el Estado a la cosa Privada, achicando al "nosotros" dándole lugar al "ellos".

Tengo la certeza de saber qué hacer en caso de que perdamos, pero no tengo la certeza de saber qué hacer en caso de que ganemos: puedo llegar a morir de puta felicidad si eso pasa, porque estamos peleando contra lo instalado, lo que quieren los medios, y contra una patria que a veces tiene memoria y a veces tiene intereses creados.
Tengo la certeza de saber quién puede pagar una fiesta VIP que no nos incluye, y sé que quien paga las Nike 2016, es el pueblo que no tiene para la sopa.

Tengo la certeza de saber qué fue lo que hicimos mal, tanto ego, tanta soberbia, tanto cancherito por acá y por allá, y me pongo primero en esa impunidad que nos dieron las mayorías: no fue Cristina, ella hizo mucho, MUCHO más que lo que pudo, somos nosotros los que hicimos las cosas mal, bardeando, carajeando, excediendo en todo a lo que boqueamos, gritamos y dijimos.

Tengo la certeza de que todo lo que odia la mayoría de las personas que no nos votan, es parecido a lo que tampoco me gusta a mí, del mismo modo que tengo la certeza de que hay un montón de personas que eligen a conciencia un país más chico, un país con más cosas privadas y menos estatales.

Tengo la certeza de que hay muchas personas que dicen, creen y hacen, en contra de los pobres o los humildes, esas personas que dicen, creen y hacen así, son las personas que creen que el humilde es delincuente y que el pobre es pobre por culpa del pobre y por eso votan a un rico que no es humilde, con algunas cosas de delincuente, que siempre hizo las cosas en contra de esos humildes.

Tengo la certeza de que quienes no nos votan lo hacen por lo que dijimos o dejamos de decir, más que por lo que hicimos o dejamos de hacer.

Tengo la certeza, también, de que podemos hacer mejor política, siempre, porque nada es perfecto y que muchas concesiones que hicimos o dimos, fueron en contra de lo que creímos correcto, de lo que es correcto, porque creímos que eran necesarias las negociaciones con el enemigo, y no es cierto.

Tengo la certeza de que no hace falta la mentira.
Tengo la certeza de que hace falta trabajar muchísimo más.

Tengo la certeza de que Scioli va a trabajar mucho más por los sectores más humildes que lo que podría hacer Macri.

Tengo la certeza de que Scioli va a hacer un gobierno mejor que el que hizo en la provincia de Buenos Aires, porque propone cosas más profundas y mejores que las que hizo.
Tengo la certeza de que Macri va a hacer un gobierno peor que el que hizo en CABA, porque propone cosas más livianas y peores que las que hizo: su globo de ensayo fue la Capital, para poder hacer lo que siempre quiso, que es ir más por lo privado que por lo público.

Tengo la certeza de que gran parte de la población no entiende que lo público es del pueblo y el Estado somos todos, y que lo público no es de ningún Gobierno ni el Estado los políticos.
Tengo la certeza de que muchas personas que votan a Macri lo hacen desde un aspiracional de ser de esa clase alta rubia de ojos claros, siempre limpia y nunca en batalla.
Tengo la certeza de que mucha gente que vota a Macri lo hace porque odia cosas del kirchnerismo, pero el kirchnerismo no entra en la disputa Presidencial de 2015.

Tengo la certeza de que perdimos mucho tiempo.
Tengo la certeza de que perdimos mucha energía.
Tengo la certeza de que podemos ganar.

Tengo la certeza de que si perdemos, pierde mucho más el pueblo que tiene razón cuando dice que es mentira, que cualquiera de nosotros que leemos acá ésto, que Scioli, que Cristina, que cualquiera de nosotros y nosotras. Si perdemos, pierden los que vienen perdiendo hace 50 años, y si ganamos, tenemos que pelear como siempre para que ellos también ganen: lo venimos intentando, pero tenemos que dejar de intentar para empezar a hacer en verdad.

Tengo la certeza de que Daniel Scioli quiere ganar, ganar y ganar, como muchos de nosotros y nosotras, para poder hacer un Gobierno que entre en la historia grande de todos los argentinos y argentinas.

Tengo la certeza de que Daniel es un compañero como hay pocos y la mayoría de los compañeros y compañeras de esa madera, se murieron.

Tengo la certeza de que a partir del lunes, se viene un cambio profundo en la política argentina, en el modo de hacerla, en los actores que la haremos, en lo que no hay que hacer más y en lo que hay que hacer muchísimo más, gane quien gane y caiga quien caiga.

Tengo la certeza de saber que Daniel Scioli es el mejor candidato que hay, y no sólo desde el peronismo, kirchnerismo o justicialismo, sino que es el mejor candidato que hay en el país.
Siempre tuve esa certeza.



0 comentarios, viene flojo.:

Publicar un comentario en la entrada